Elige tu champú casero según tu tipo de cabello

Adaptar los ingredientes de nuestro champú a nuestro tipo de cabello nos asegurará que este es adecuado y que no perjudica la estructura capilar ni el cuero cabelludo

El champú se ha convertido en un producto esencial para el cuidado del pelo. Se emplea para limpiar la suciedad y eliminar la grasa producida por las glándulas sebáceas.

Sin embargo, algunas de las sustancias que se encuentran en ellos, como la dietanolamina de cocamida (DEA), dietanolamina, o parabenosdañan a largo plazo el cabello.

Por eso es importante emplear champús con ingredientes de origen natural y ecológicos.

Tipos de cuero cabelludo

Para elegir el mejor tipo de champú, es fundamental conocer factores esenciales como tu tipo de cabello, los ingredientes y composición del champú.

Cabello graso

Cabello Graso

En este tipo de cabello hay mayor actividad de las glándulas sebáceas y, como consecuencia, mayor producción de sebo.

El pelo tiene un aspecto graso, lacio y sin vida. Por esta razón, lo recomendable es lavar el cabello con champús que no retiren la humedad y los nutrientes esenciales.

Asimismo, se recomienda que el champú contenga ingredientes capaces de equilibrar la producción de sebo y restaurar el cuero cabelludo.

No obstante, la segregación de los aceites de las glándulas sebáceas no es malo del todo, ya que el sebo protege de daños a la estructura proteínica del cabello.

Por lo tanto, hay que tener presente que los champús naturales eliminarán solo el exceso de grasa, lo que a su vez, nos ayudará a tener un cabello más sano.

Si tienes cabello graso, te recomendamos leer el siguiente artículo: Los 5 mejores remedios caseros para el cabello graso.

Champú de bicarbonato con agua

Este champú es muy sencillo de elaborar ya que el bicarbonato de sodio contribuye en la eliminación del exceso de grasa del cuero cabelludo.

Por su parte, el vinagre ayuda a restablecer el manto acídico del pelo. Además proporciona brillo y suavidad.

Se recomienda utilizar un acondicionador natural después de la aplicación del primero.

Ingredientes

  • ½ taza de bicarbonato (80 g)
  • 1 ½ tazas de agua (375 ml)

¿Qué debes hacer?

  • Añade el bicarbonato y el agua en un recipiente y mezcla bien.
  • Una vez disuelto el bicarbonato, aplica en el cuero cabelludo y cabello.
  • Deja reposar por 5 minutos y enjuaga.

Acondicionador de vinagre con aceite de almendra

Aceite de almendras y aceite aguacate

Ingredientes

  • ¼ de taza de vinagre de manzana (63 ml)
  • 2 cucharadas de aceite de almendra (30 g)
  • ½ taza de agua (125 ml)

¿Qué debes hacer?

  • En un recipiente mezcla el vinagre de manzana junto con el aceite de almendras y el agua para rebajar la concentración.

Nota: El acondicionador puede usarse sin enjuague.

Champú de aloe vera y aceite de jojoba

Otra buena alternativa de champú casero para cabello graso es el de aloe vera y aceite de jojoba.

Por una parte, el aloe vera ayuda a regular el exceso de grasa y sebo, hidrata y fortalece. Además, es útil en el caso de caspa o dermatitis seborreica debido a sus propiedades antibacterianas.

Por otra, el aceite de jojoba desbloquea los folículos pilosos, combate el frizz, limpia e hidrata el cuero cabelludo, regula el exceso de sebo, entre otros beneficios.

Ingredientes

  • 4 cucharadas de agua mineral (40 ml)
  • 4 cucharadas de aloe vera (60 g)
  • 4 cucharadas de aceite de jojoba (60 g)

¿Qué debes hacer?

  • Mezcla el aloe vera y el agua mineral en un recipiente.
  • Incorpora el aceite de jojoba hasta que los ingredientes se hayan mezclado completamente.

Nota: Se recomienda masajear el cabello con el champú y dejarlo actuar por 5 minutos.

Te recomendamos leer: Mascarillas de aloe vera para cada tipo de piel

Cabello seco

El cabello secotiene mayor predisposición al quiebre y a las puntas abiertas, con un aspecto apagado y sin vida.

La causa más común es, principalmente, la deshidratación y mala nutrición.

Para brindar un extra de hidratación en este tipo de cabello, los ingredientes suavizantes y los aceites, como jojoba o argán, miel, aceite de vitamina E son ideales.

Champú de aguacate y huevo

Ingredientes

  • 6 cucharadas de champú neutro (90 ml)
  • 4 cucharaditasde aceite de aguacate (20 g)
  • 1 huevo

¿Qué debes hacer?

  • En un recipiente, agrega el champú neutro y el aceite de aguacate.
  • Mezcla muy bien hasta obtener una pasta homogénea.
  • Aplica la mezcla en el cabello y deja reposar por unos 15 minutos. Enjuaga al final.

Champú de aloe vera y miel

Aplicar aloe vera

Ingredientes

  • 1 taza de champú neutro (250 ml)
  • 1 taza de gel de aloe vera (200 g)
  • 4 cucharadas de miel (100 g)

¿Qué debes hacer?

  • Vierte el aloe vera y la miel en la licuadora para que los ingredientes se mezclen perfectamente.
  • Una vez mezclados, integra el champú neutro y licua de nuevo hasta obtener un líquido homogéneo.
  • De igual manera, el champú debe dejarse actuar durante 10 o 15 minutos y después enjuagar con agua fría.

No te pierdas  ¿Tienes cabello seco? 3 productos naturales que te ayudarán.

Cuero cabelludo sensible

Los síntomas de este tipo de cabello son irritaciones, así como sensación de prurito o ardor en la cabeza.

Por lo tanto, los ingredientes más recomendados son aquellos que no irriten el cuero cabelludo. Entre estas sustancias encontramos el pantenol, bisabolol o el aloe vera, entre otros.

Champú de manzanilla con aceite de oliva

Ingredientes

  • 2 ½ vasos de agua mineral (300 ml)
  • 2 cucharadas de hierbas secas de manzanilla o lavanda (20 g)
  • 5 cucharadas de jabón neutro rallado (75 g)
  • 1 cucharadita de aceite de oliva (5 g)
  • 15 gotas de aceite esencial

¿Qué debes hacer?

  • Calienta el agua y, una vez que haya hervido, retira del fuego e incorpora las hierbas secas para hacer una infusión.
  • Después de 20 minutos, cuela y añade el jabón rallado.
  • Combina los ingredientes y, tras obtener una mezcla homogénea, añade el aceite.
  • Guarda el champú en un recipiente opaco y agítalo antes de cada uso.

Conclusión

No podemos olvidar que el cabello refleja nuestro estado de salud pues absorbe minerales y vitaminas para poder crecer. Asimismo, absorbe y asimila las radiaciones del sol además de proteger la piel.

Si no cuidamos de nuestro cabello y no lo mantenemos limpio y sano, podría desarrollar un problema como la alopecia, hasta ahora irreversible, lo cual podría afectar seriamente nuestra imagen y autoestima.

Te recomendamos probar la receta de champú casero que se adapte a tus necesidades para lucir un pelo sensacional.

Te puede gustar