Elimina las verrugas de tu cuerpo con estos 6 eficaces remedios

06 Mayo, 2020
Este artículo ha sido escrito y verificado por la médica Karla Henríquez
La verrugas son protuberancias que aparecen debido a ciertas infecciones de la piel. Aunque estas no ocasionan problemas de salud, si no se cuidan o eliminan, podrían propagarse por todo el cuerpo. Te contamos cómo podrías eliminarlas con algunos trucos caseros.
 

Las verrugas son unas pequeñas protuberancias que se producen por la infección del virus del papiloma humano (VPH), del cual se desprenden una amplia variedad de subtipos.

Su presencia en el cuerpo estimula el crecimiento anormal de las células y da origen a unas alteraciones benignas e indoloras que se contagian con facilidad.

Cabe aclarar que las verrugas no ocasionan efectos directos en la salud, pero indican que el sistema inmunitario no está lo suficientemente fuerte para hacerle frente a los virus.

Por fortuna, hay soluciones naturales complementarias que, gracias a las propiedades de sus ingredientes, podrían contribuir a controlar la propagación de los microorganismos y eliminar estas imperfecciones de la piel. ¡Pruébalos!

1. Aceite de ricino y bicarbonato de sodio para las verrugas

Aceite de ricino para eliminar las verrugas

La combinación de aceite de ricino con bicarbonato de sodio, da como resultado un producto antimicrobiano y antiviral que podría facilitar la eliminación de las incómodas verrugas. Al parecer, su aplicación directa controla la infección y evita que se propague hacia otras partes del cuerpo.

Si bien no elimina el pequeño abultamiento de forma inmediata, se cree que es una buena solución para acelerar la recuperación de la piel. Recuerda que no se debe aplicar en la cara porque el bicarbonato puede resultar irritante.

 

Ingredientes

  • 1 cucharada de bicarbonato de sodio (10 g)
  • 2 cucharadas de aceite de ricino (30 g)

Preparación

  • Humedece el bicarbonato de sodio con las cucharadas de aceite de ricino y frota la mezcla sobre las zonas afectadas con un suave masaje.
  • Deja que actúe durante 30 minutos y enjuaga.
  • Repite el tratamiento tres veces al día, todos los días, hasta curar esta condición.

Ver también: 10 usos del aceite de ricino que te gustará conocer

2. Remueve las verrugas con jugo de cebolla y limón

En la cultura popular, la cebolla se ha utilizado por años debido a sus propiedades y beneficios. En este caso, los ácidos y compuestos sulfurosos presenten en este alimento, podrían regular el pH natural de la piel y promover su recuperación ante la presencia de verrugas. Por su parte, la vitamina C del limón representaría beneficios antivirales y antibacterianos.

Ingredientes

  • 3 cucharadas de jugo de cebolla (30 ml).
  • 1 cucharada de jugo de limón (10 ml).

Preparación

  • Combina el jugo natural de cebolla con el jugo de limón fresco y frótalo sobre la verruga con la ayuda de un trozo de algodón.
  • Puedes fijarlo con un vendaje para dejar actuar sus componentes durante toda la noche. De lo contrario, procura aplicarlo tres veces al día.

3. Atenúa las verrugas con aloe vera y miel

Jugo de aloe vera
 

El gel de aloe vera también podría ser una solución contra las protuberancias causadas por el VPH. Se cree que su efecto antiviral, hidratante y antiinflamatorio, ayudaría a eliminar estas pequeñas protuberancias y mejorar el aspecto de la piel.

Ingredientes

  • 1 cucharada de gel de aloe vera (15 g).
  • 1 cucharada de miel (25 g).

Preparación

  • Incorpora los dos ingredientes en un recipiente y mézclalos hasta obtener una crema espesa.
  • Humedece un trozo de algodón con el preparado y frótalo sobre la verruga.
  • Deja que seque y repite su uso tres veces al día.

4. Aspirina y limón contra las verrugas

Se cree que la pasta elaborada con aspirina y limón tendría componentes beneficiosos contra las verrugas que se forman en varias partes del cuerpo. Ambos ingredientes podría facilitar la eliminación de las células muertas y ejercer un efecto antimicrobiano y antiviral.

Ingredientes

  • 2 aspirinas.
  • 2 cucharadas de jugo de limón (20 ml).

Preparación

  • Tritura las aspirinas hasta obtener un polvo y mézclalo con el jugo de limón.
  • Tras formar una pasta, frótala sobre las zonas afectadas.
  • Espera que los ingredientes actúen 30 minutos y enjuaga.
  • Úsala una vez al día, hasta eliminar el problema.

5. Aceite de vitamina E para suavizar las verrugas

Cápsulas de vitamina E
 

El efecto antioxidante y reparador del aceite de vitamina E hace que sea una buena solución contra los crecimientos ocasionados por esta infección, ya que este ingrediente penetra con facilidad en la piel y ablanda la verruga, para facilitar su eliminación.

Ingredientes

  • 1 cucharada de aceite de vitamina E (15 g).
  • ½ cucharadita de jugo de limón (2 ml) (opcional).

Preparación

  • Sumerge un trozo de algodón en una cucharada de vitamina E y frótalo sobre la verruga.
  • Si lo deseas, puedes agregar un poco de jugo de limón para conseguir mejores resultados.
  • Cúbrelo con una venda adhesiva para que actúe mientras duermes.
  • Repite su uso cada noche hasta eliminar las verrugas por completo.

Te recomendamos leer: Vitamina E contra las enfermedades crónicas y el envejecimiento

6. Raíz de regaliz para eliminar las verrugas

La raíz de regaliz tiene un efecto antiinflamatorio que ayuda a reducir el tamaño de las verrugas para que no afecten la belleza de la piel.

Ingredientes

  • 1 cucharada de raíz de regaliz rallada (10 g).
  • 1 cucharadita de aceite de oliva (5 g).

Preparación

  • Combina los dos ingredientes y frótalos sobre las áreas afectadas durante un par de minutos.
  • Deja que los componentes actúen 30 minutos y enjuaga.
  • Úsalo dos veces al día, todos los días.

¿Se pueden prevenir las verrugas?

Prevenir las verrugas o evitar que se propaguen a otras partes del cuerpo, puede ser posible si se siguen estos consejos: 

  • Lavarse las manos de forma regular.
 
  • No tocar las verrugas.
  • Cubrirlas con una venda.
  • Mantener secos manos y pies.
  • Usar zapatos de baño cuando te bañes en una ducha pública.

Por último, es importante tener en cuenta que no hay evidencia científica que avale los efectos de estos tratamientos. Sin embargo, su uso, en las dosis recomendadas, resulta seguro para la salud. Si notas algún síntoma o tienes dudas sobre estos ingredientes, no dudes en consultar con el dermatólogo.