Elimina los callos de los pies con este remedio efectivo

Dado que no contiene químicos, para eliminar los callos es muy importante ser constante con el tratamiento para conseguir buenos resultados. Asimismo, es fundamental hidratar los pies y extremar la higiene

Los callos de los pies son un problema estético que se produce debido a la fricción repetida, presión o irritaciones. Estos se caracterizan por formar una capa gruesa de piel, casi siempre en las plantas de los pies y la parte inferior del dedo gordo.

La mayor parte de las veces no son un problema para la salud, pero es importante prestarles atención porque en algunos casos causa agrietamiento e infecciones.

El uso continuo de zapatos de tacón y la falta de hidratación son dos de las principales causas de esta condición. Sin embargo, también también se ha asociado con la diabetes y los problemas de circulación en la zona inferior del cuerpo.

Como solución a esto, las farmacéuticas han desarrollado cremas de uso tópico y productos que ablandan la piel. No obstante, muchos siguen prefiriendo las alternativas naturales, más económicas y que suelen dar excelentes resultados.

Aunque el catálogo es bastante amplio, queremos compartir un remedio que puedes hacer con ingredientes que tienes en casa. ¡Apunta!

Tratamiento de cebolla para eliminar los callos de los pies

cebolla-pies

La cebolla es una hortaliza de naturaleza ácida que, gracias a sus agentes antibacterianos y antioxidantes, sirve como tratamiento contra las callosidades. Aunque su olor fuerte resulta un poco desagradable, se trata de un vegetal prodigioso y rico en nutrientes.

Contiene una buena cantidad de vitamina C, potasio, manganeso y ácido fólico, beneficiosos para el organismo y la salud de la piel.

De hecho, se usa como base para la preparación de varios productos estéticos caseros. Pues sus sustancias azufradas apoyan la regeneración celular y detienen el daño causado por los radicales libres.

El jugo que contiene ayuda a reducir las manchas de la edad y las cicatrices dejadas por el acné. A su vez, disminuye esa piel dura que se forma en los pies como consecuencia del calzado y los sobreesfuerzos.

Su ventaja sobre otros productos es que minimiza la presencia de hongos y bacterias, evitando que causen problemas mayores.

Estos efectos los potenciamos con las propiedades del limón y la sal. Dichos compuestos nos sirven para exfoliar y remover el exceso de piel muerta.

Lee más: 6 maneras de limpiar tu hogar con cebolla

¿Cómo preparar este remedio para eliminar los callos?

Cómo preparar jugo de cebolla para combatir la caída del cabello

La preparación de este sencillo remedio para combatir los callos no te llevará mucho tiempo. Eso sí, debes hacerla de forma repetida para conseguir buenos resultados.

Por tratarse de un producto natural, ten en cuenta que tarda más en hacer efecto que los productos químicos.

Ingredientes

  • Jugo de ½ limón
  • ½ cucharadita de sal marina (2 g)
  • 1 rebanada de cebolla
  • Cinta adhesiva
  • ¼ de taza de vinagre (62 ml)
  • Agua (la necesaria)
  • 1 piedra pómez

¿Qué debes hacer?

  • En primer lugar, corta una rebanada de cebolla gruesa y aplícale un poco de jugo de limón y media cucharadita de sal.
  • A continuación, coloca el producto sobre las zonas afectadas y fíjalo con un poco de cinta adhesiva para que actúe toda la noche.
  • Después, colócate unos calcetines con el fin de evitar derrames.
  • Al día siguiente, vierte el vinagre en un recipiente con agua caliente y sumerge los pies durante 20 minutos.
  • Luego, frótalo con una piedra pómez para quitar las células muertas.
  • Finalmente, repite el tratamiento durante una semana.

No te olvides de leer: Reduce las asperezas de los pies con 7 remedios caseros

Consejos finales

Combatir-hongos-en-los-pies-y-las-uñas

  • Con el fin de evitar que los callos aparezcan de nuevo es bueno tener en cuenta algunas medidas de prevención.
  • Por ninguna razón intentes remover los callos cortándolos, ya que esto incrementa el riesgo de infección.
  • A su vez, evita el uso de tacones y opta por zapatos planos, cómodos y ventilados.
  • Utiliza calzado de cuero u otros materiales naturales.
  • Para evitar la humedad y proliferación de hongos, espolvorea un poco de fécula de maíz en el interior de tus zapatos.
  • Tras jordanas con mucha actividad física, sumerge los pies en un recipiente con agua y un poco de sal marina.
  • Por otro lado, no olvides utilizar una crema hidratante todos los días o un poco de vaselina.
  • Si los callos empeoran y no responden a ninguno de estos tratamientos, lo mejor es consultar al médico.

Como puedes notar, existen métodos muy interesantes para eliminar esas callosidades que hacen lucir mal tus pies.

Sigue todas las recomendaciones dadas, y en cuestión de días podrás lucir unos pies más saludables y bonitos.

  • Guillermo Lisandro BL. Estudio de factibilidad para diversificar la piedra pómez al campo industrial y su exportación. Universidad de Guayaquil. Ecuador. (2003)