Elimina para siempre los chinches de tu cama con estos remedios caseros

Katherine Flórez 18 agosto, 2015
Dado que los chinches no aguantan las altas temperaturas podemos poner el colchón o la ropa de cama al sol o aplicar vapor caliente en los lugares afectados

Los chinches son pequeños insectos que se alimentan de sangre, bien humana o de animales domésticos, y suelen ser muy difíciles de apreciar a simple vista. Uno de sus lugares preferidos dentro del hogar son las camas, ya que encuentran allí un ambiente cálido y el alimento que necesitan para sobrevivir.

Por supuesto, tener que lidiar con ellos es todo un problema pues, además provocar picaduras en la piel, también aumentan el riesgo de padecer diferentes enfermedades.

Tirar los colchones sería la opción más efectiva para erradicarlos pero, por obvias razones, no es lo ideal. La buena noticia es que existen varios remedios caseros para terminar con este problema y volver a tener una cama limpia y saludable. ¿Quieres conocerlos?

Vapor

Las vaporizaciones son uno de los remedios caseros más sencillos y efectivos que se pueden realizar para eliminar por completo esta plaga, puesto que los chinches no tienen la capacidad de soportar las altas temperaturas.

Por ello, una buena opción es aplicar vapor caliente (120 ºF  o más / 48,8 ºC) sobre el colchón, así como en sábanas, ropa, cortinas y otros elementos de la habitación.

Cúrcuma-en-polvo

Cúrcuma en polvo

Por su alto contenido de curcumina, su compuesto activo, la cúrcuma en polvo es un e gran enemigo de los chinches. El principio activo de esta especia tan utilizada en la cocina oriental es un potente antimicrobiano, por lo que funciona a la perfección para acabar con estos molestos insectos.

Visita este artículo: Una cucharada de cúrcuma cada día para mejorar la salud

El sol

Las altas temperaturas también pueden ayudar a eliminar estos insectos escondidos en el colchón, las sábanas, los cojines o las mantas. Una exposición prolongada al sol puede dar lugar a altas temperaturas que erradicarán el problema de raíz, puesto que estos insectos son muy sensibles a las altas temperaturas.

Menta

El aceite de menta es conocido como un potente repelente de insectos pequeños. Esto se debe a la liberación de olores que resultan muy molestos a estos pequeños organismos, por lo que migrarán para evitarlos. Por ello, este remedio casero resulta ideal para mantener los chinches alejados de la habitación, el jardín y las mascotas. Otra buena opción es el aceite de lavanda, por tener un efecto similar al anterior.

Clavo de olor

El clavo de olor es una especia con un aroma fuerte que puede repeler casi todo tipo de insectos. Por lo general, se utiliza en el jardín para ahuyentar las hormigas, pero también se puede utilizar para eliminar los molestos y peligrosos chinches.

Alcohol isopropílico

Estos insectos no soportan los ambientes ácidos, y por ello el alcohol isopropílico también conocido como isopropanol) es un remedio efectivo.

Para utilizarlo, basta con poner este producto en una botella con atomizador y rociarlo por todas las áreas de la cama donde se crea que están ocultos. Eso sí, es muy importante aclarar que se trata de un proceso constante, ya que se requiere repetir el tratamiento cada 6 o 7 días. Una vez se rocíe el producto, se debe dejar ventilar el colchón para evitar que el olor del alcohol se quede impregnado.

Aspiradora

Aspiradora

Aspirar es uno de los métodos más populares para erradicar todo tipo de insectos y ácaros, en especial porque ayuda a acceder a aquellas grietas o espacios donde se ocultan los chinches.

Lee también: Spray contra los ácaros

Recomendaciones finales para acabar con los chinches

  • No se debe poner la cama contra las paredes o al lado de otros muebles. Además, bajo ningún motivo se deben dejar en el suelo edredones, colchas o sábanas.
  • En caso de tener mascotas se debe evitar que entren en la habitación y tratar de asearlas a menudo.
  • Observar con regularidad las patas de la cama y de otros muebles ya que justo allí también suelen esconderse estos insectos.
  • La limpieza y desinfección regular de toda la habitación es esencial para evitar la presencia de todo tipo de plagas. Por ello, es muy importante limpiar con frecuencia cada espacio y cambiar por lo menos dos veces al mes las sábanas.
Te puede gustar