Elimina los uñeros con estos 8 tratamientos naturales

¿Sabes que la aplicación regular de infusión de tomillo ayuda a prevenir y acelerar la recuperación de los uñeros? Además, también hidrata la piel y la protege frente a infecciones

Los uñeros son pequeñas inflamaciones que aparecen en la piel. Estos cubren el contorno de las uñas cuando estas se encarnan o sufren un mal corte.

Es un síntoma bastante molesto que puede provocar dolor en los dedos de los pies o las manos y, algunas veces, pus e infecciones.

Aunque no están considerados como un problema grave de salud, es necesario prestarles atención para evitar irritaciones en la piel y dolores más fuertes. Si no mejoran con el tiempo, se recomienda acudir al médico para que nos dé un tratamiento más fuerte.

Por fortuna, gracias a las propiedades de algunos ingredientes naturales, podemos preparar varios tratamientos caseros que pueden acelerar su recuperación.

Estos cuentan con propiedades antibacterianas e hidratantes que, tras ser aplicadas, facilitan la reparación de la zona afectada. ¡No dejes de probarlos!

1. Aceite de vitamina E

cápsulas de aceite de vitamina e

El aceite de vitamina E es uno de los productos naturales más recomendados para el tratamiento de los uñeros y las uñas encarnadas.

Sus propiedades hidratantes favorecen la cicatrización de la piel lesionada. Además, a su vez, ayuda a ablandar las áreas duras para facilitar la extracción de las uñas.

¿Cómo utilizarlo?

  • Pincha una cápsula de aceite de vitamina E y luego frótalo sobre las áreas afectadas hasta que absorba bien.
  • A continuación, déjalo actuar sin enjuagar.
  • Se recomienda su uso hasta 2 veces al día.

Ver también: Vitamina E contra las enfermedades crónicas y el envejecimiento

2. Aceite de ricino

El aceite de ricino contiene nutrientes que fortalecen las uñas. Además, también es una gran solución para reparar la piel delicada de sus alrededores.

Asimismo, sus aportes de vitamina E y minerales ayudan a disminuir la inflamación y prevenir la aparición de infecciones.

¿Cómo utilizarlo?

  • Frota un poco de aceite de ricino sobre los uñeros y luego déjalo actuar 20 minutos.
  • A continuación, enjuaga para quitar la sensación pegajosa.
  • Se recomienda repetir su uso 3 veces al día.

3. Miel de abejas

tarro de miel

La prodigiosa miel de abejas es uno de los productos naturales que ayudan a mantener unas uñas hidratadas y fuertes.

Sus enzimas y antioxidantes ayudan a reparar las cutículas débiles y crear una barrera protectora contra uñeros e infecciones.

¿Cómo utilizarla?

  • Frota una cantidad generosa de miel sobre las áreas que deseas tratar y luego déjala actuar, por lo menos, 30 minutos.
  • A continuación, enjuaga con agua fría.
  • Se recomienda repetir su uso todos los días.

4. Infusión de tomillo

Las propiedades antiinflamatorias y antibióticas del tomillo ayudan a acelerar la recuperación de los uñeros. Además, al mismo tiempo protegen la piel frente a las infecciones.

Asimismo, su uso regular puede ayudar a fortalecer las cutículas y a mantener la zona hidratada para evitar la incrustación de la uña.

¿Cómo utilizarla?

  • Prepara una infusión concentrada de tomillo y espera a que esté tibia.
  • Luego, sumerge las uñas durante 10 minutos.
  • Se recomienda repetir el tratamiento todos los días.

5. Harina de almendras

almendra y almendra molida

Los ácidos grasos y proteínas que contiene la harina de almendras actúan en conjunto para hidratar y reparar la piel afectada por los uñeros.

Además, gracias a su textura granulosa, puede actuar como exfoliante para reducir la presencia de células muertas. Esto puede facilitar la desinflamación para evitar el dolor.

¿Cómo utilizarla?

  • Humedece un poco de harina de almendras con agua y luego frota la mezcla sobre las uñas y dedos con suaves masajes circulares.
  • A continuación, deja que actúe 15 minutos y después enjuaga.
  • Se recomienda su uso 2 o 3 veces a la semana.

6. Zanahoria

La mascarilla de zanahoria le brinda nutrientes a las cutículas. Además, ayuda a eliminar la piel muerta para evitar los uñeros y callos.

Además, contiene altos niveles de betacaroteno y minerales esenciales cuya absorción puede acelerar la cicatrización y regeneración de la piel.

¿Cómo utilizarla?

  • Pon a hervir una zanahoria y, cuando se ablande, tritúrala con un tenedor hasta obtener un puré.
  • Luego, aplica la mascarilla sobre los dedos y déjala actuar 20 minutos.
  • Por último, enjuaga bien.
  • Se recomienda repetir el tratamiento 3 veces a la semana.

Te recomendamos leer: Cómo cultivar zanahorias en casa: ¿Te animas?

7. Limón

limones

El limón contiene sustancias ácidas que pueden provocar un incómodo ardor cuando se aplica sobre la piel.

No obstante, dado que es antibiótico y antioxidante, es un buen tratamiento para el alivio de los uñeros y las infecciones.

Sus propiedades ayudan a reparar la piel afectada y controlar la inflamación y el dolor.

¿Cómo utilizarlo?

  • Corta un limón por la mitad y luego frótalo sobre las áreas afectadas. Atención, seguramente escueza.
  • A continuación, deja que actúe 10 minutos y después enjuaga.
  • Se recomienda su uso en horas de la noche, 3 veces a la semana.

8. Sal marina

El poder antiinflamatorio y antibiótico de la sal marina se puede emplear para disminuir la presencia de uñeros y uñas incrustadas.

Este ingrediente es ideal para ablandar las durezas y eliminar la piel muerta que se acumula en las cutículas.

¿Cómo utilizarlo?

  • Vierte media taza de sal marina en un recipiente con agua tibia y luego sumerge los pies o las manos durante 20 minutos.
  • Se recomienda repetir el procedimiento 3 veces a la semana.

¿Te molestan esos uñeros y pellejitos? Anímate a preparar estos sencillos tratamientos y hazlos parte de tu rutina de belleza.