Cómo eliminar la congestión nasal en menos de un minuto

Según la causa de la congestión nasal, debemos empezar a buscar la forma adecuada para combatirla y acabar por completo con el síntoma. Gracias a una técnica de acupresión conseguiremos aliviar la congestión nasal en tan solo un minuto.

La congestión nasal es una molestia que ocasiona gran incomodidad y que se caracteriza por la sensación de que el aire no circula por una o ambas fosas nasales y, por ende, dificulta la respiración. Se desencadena por diversos factores y, por lo general, indica presencia de gérmenes o bien, de alergia a algún elemento.

En pocas palabras, la congestión nasal se produce cuando las mucosas dentro de la nariz se inflaman. Ahora bien, en conjunto con otros síntomas, como el dolor de cabeza, el hormigueo en la nariz, entre otros, puede llegar a resultar tan incómoda que a muchos les impide realizar sus actividades diarias con normalidad. 

Principales causas de la congestión nasal

1. Resfriado común

El resfriado común es una de las principales causas de la congestión nasal en la mayoría de los casos. Cuando sufrimos de resfriados empezamos a sentir irritación en la nariz y es común que haya estornudos en lapsos de 5 minutos.

evitar resfriarse

2. Alergias

Muchas personas tienen diferentes tipos de alergias que les producen, con frecuencia, congestión nasal. Este tipo de congestión se produce porque los pulmones tratan de cerrarse, como un método de defensa, ante los agentes que considera peligrosos. En este caso, también podemos tener en cuenta los estornudos para saber si se trata de una alergia o un malestar.

Algunas de las alergias más comunes que causan congestión nasal son: alergia a la tiza, al humo del cigarrillo, al smog, al polen, al polvo, a la humedad, al pelo de las mascotas, entre otras.

3. Cambios de temperatura

Un cambio de temperatura drástico puede ocasionar desde un simple malestar pasajero hasta una faringitis. Por ejemplo, cuando la temperatura desciende de pronto, puede hacer que el cuerpo se sienta ‘destemplado’ y con ello, propiciar una congestión nasal. De allí parte de la importancia de vestirse de acuerdo a las condiciones climáticas y de tomar las previsiones necesarias.

Te puede interesar: Cómo alimentarnos cuando estamos resfriados

¿Por qué es importante conocer la causa?

Conocer la causa que ocasiona la congestión nasal ayuda a aplicar el tratamiento y otras medidas para aliviarla. Tal y como se mencionó anteriormente, aunque la congestión no es una enfermedad en sí, conviene prestarle atención; en especial, en caso de que se intensifique o persista por más de lo normal.

En caso de que la causa de la congestión nasal venga a ser de poca importancia y no requiera una atención médica continua y especializada, se pueden tomar ciertas medidas para aliviarla, fuera del ámbito farmacológico. 

Además de los vahos, las infusiones, una buena hidratación y descanso, hay técnicas que permiten deshacerse de la molesta congestión nasal en lapsos de tiempo muy cortos. A continuación te comentaremos con mayor detalle una de las opciones de las cuales puedes disponer.

Es importante señalar que, de ninguna forma se recomienda sustituir con este método un tratamiento pautado por el médico. Asimismo, en caso de que la causa de la congestión nasal sea una faringitis, por ejemplo, no se debe desestimar las indicaciones del médico bajo ninguna circunstancia. 

Descubre: Senos paranasales: 5 cosas que deberíamos saber

¿Cómo combatir la secreción nasal en un minuto?

Congestion nasal

Para aliviar la congestión nasal, se puede recurrir a la siguiente técnica de la medicina tradicional china cuya aplicación, en total, dura apenas un minuto. Y si bien su alcance no viene a constituir una cura para este síntoma, sí puede conseguir disminuir la molestia al mínimo.

La acupresión (Shiatsu) es una técnica muy efectiva que consiste en ejercer cierta presión, con la yema de los dedos pulgar e índice, en puntos estratégicos del cuerpo, durante un tiempo determinado. Se presiona y luego se libera el punto varias veces.

Para aliviar la congestión nasal, se debe hacer presión en:

  • Lóbulo de la oreja: se presiona suavemente y luego se masajea. Se debe repetir esta acción un total de 10 veces (1 por segundo).
  • Detrás del  lóbulo de la oreja, en la parte inferior, debajo del cartílago: se presiona y se suelta 10 veces, sin presionar directamente sobre el cartílago.
  • Encima del puente de la nariz, entre las cejas: realice una leve presión durante un minuto. Este punto es ideal para evitar que los senos paranasales se sequen y se inflamen.
  • Bajo las mejillas, directamente debajo de la pupila del ojo: en esta área del rostro se presiona hacia arriba y se suelta. Ayuda a liberar los senos paranasales para combatir la congestión.
  • Parte inferior de las fosas nasales: ubicando las yemas de los dedos en este punto se empuja suavemente con un movimiento de rotación, y se repite 10 veces.

Dado que resulta muy agradable, muchas personas optan por disponer de un lapso de tiempo de 2 a 5 minutos para realizar su ‘sesión’ de acupresión. En este sentido, siempre y cuando se ejecute de la manera adecuada, el tiempo no viene a ser ningún inconveniente. Puedes permitirte disfrutar con tranquilidad, sobre todo, si tienes malestar.