Cómo eliminar los rollitos de la espalda

Además de seguir una dieta sana y de hacer ejercicios localizados regularmente, para evitar la aparición de los pliegues en la espalda, también es importante que cuidemos nuestra postura.

Cuando llega el verano, nos apetece ponernos el traje de baño. Entonces, nos damos cuenta de que necesitamos bajar los kilos que hemos ganado el resto del año. A menudo, el exceso de peso toma la forma de pliegues. Hablaremos aquí sobre cómo eliminar los que se dibujan en la espalda.

En este artículo, abordaremos cómo eliminar esos indeseados “rollitos”. A estos antiestéticos pliegues, se les conoce también como “flotadores”, “michelines” o “llantitas”, etc. Y, se forman o acentúan según la postura que adoptemos.

Di adiós a los pliegues en la espalda

Solemos acumular grasa también en la espalda. Sin embargo, muchas veces no somos consciente de ello. En efecto, la espalda no es una parte de nuestro cuerpo que veamos con frecuencia. No es de extrañar, así, que no advirtamos siquiera la presencia de los pliegues a que da lugar su acumulación.

Un buen día, al pasar al interior de un probador en una tienda o a un ascensor con espejos, entramos en pánico. No es para menos. Impacta ver los rollitos que, a la altura de las axilas, aparecen a cada lado de la espalda. En el caso de las mujeres, son todavía más acentuados por la presión que ejerce el sujetador en esa zona.

Si fuera tu caso, no te preocupes. Hay formas de solucionarlo. Podrías empezar a realizar una rutina de ejercicios que te ayuden a reducirlos. No solo te verás espléndida, sino que para entonces serás probablemente una persona mucho más saludable.

Ejercicios para eliminar la grasa de la espalda

Ejercicio espalda

Hacer ejercicios para reducir la grasa de la espalda, no te llevará más de 15 minutos diarios. Si nunca has hecho este tipo de ejercicios, comienza haciendo la mitad de repeticiones. Podrás ir aumentándolas progresivamente, conforme vayan corriendo los días.

Ejercicio 1, para fortalecer lumbares

  • Acuéstate boca abajo en la colchoneta.
  • Estira los brazos hacia adelante y trata de tocar las orejas con los hombros.
  • Dejando las piernas estiradas y firmes en el suelo, intenta arquear la espalda sin que tus manos toquen el piso.
  • Vuelve a la posición inicial.

¡Acabas de hacer la primera  repetición! Completa, al menos, 1 serie de 10 repeticiones al principio. Haz, luego, otras 2 tandas, de 10 repeticiones cada una.

Ejercicio 2, para eliminar grasa de la espalda

Partiendo de la misma posición (este ejercicio podría seguir al anterior),

  • coloca las palmas de las manos en la nuca.
  • Levanta el torso como antes.
  • Vuelve a la posición inicial.

Realiza 2 series de 15 repeticiones cada una.

Ejercicio 3, para reducir grasa en las lumbares

  • Coloca las manos también detrás de la cabeza.
  • En lugar de arquear la espalda hacia atrás, hazlo hacia los laterales. Primero, hacia la izquierda y, luego, hacia la derecha, o al revés.

Puedes hacer 2 series de 10 repeticiones para cada lado.

Ejercicio 4, para decirle adiós a los “michelines” en la espalda

  • Apoya tanto las palmas de las manos como las rodillas en la colchoneta (en posición cuadrúpeda) y relaja la espalda.
  • Arquéala hacia arriba, como lo hacen los gatos.
  • Y, luego, hacia abajo, tratando de tocar el suelo con el vientre.
  • Con  mucho cuidado, sube y baja 10 veces.

Dieta para eliminar los rollitos de la espalda

dieta-mediterránea

Además de hacer ejercicios, es bueno que lleves a cabo una dieta adecuada que te ayude a bajar de peso.

Debes seguir, pues, un plan de alimentación que evite, en primer lugar, el consumo de alimentos que contienen grasas saturadas. Para ello, deberías eliminar de tu dieta diaria las carnes rojas, los embutidos, los lácteos y los alimentos procesados.

Recuerda que el azúcar blanco está presente no solo en los refrescos, que deberías eliminar por completo. También lo está en muchos otros alimentos. Si no lo haces aún, lee la tabla de información nutricional de cada alimento que compras. Es útil para llevar un control de la cantidad de azúcar que consumes diariamente.

Todos estos alimentos, en su conjunto, son los causantes de que la grasa se acumule en tu cuerpo.

Si solo haces ejercicios, no conseguirás el objetivo de eliminar la grasa en la espalda. Debes tener, además, una buena alimentación. Conviene insistir en la idea de que una dieta balanceada es esencial para gozar de buena salud.

También podrías incorporar a tu dieta alimentos naturales, que te ayuden a eliminar grasa. He aquí algunos ejemplos:

  • té verde
  • toronja
  • zumo de zanahorias con apio
  • licuado de tomate con aloe vera y zumo de limón

En ayunas, también puedes tomar alguna de estas bebidas depuradoras de grasa:

  • Leche de alpiste
  • zumo de arándanos
  • zumo de limón recién exprimido
  • té de marrubio con zumo de limón

Otros consejos

Todavía puedes conseguir mejores resultados si, a la par de los ejercicios diarios y la dieta balanceada, sigues estos consejos:

Date masajesmasaje marketing deluxe

Una sesión de masaje en un instituto o centro de belleza, te será de ayuda para reducir la grasa. Y, de paso, te relajarás. El drenaje linfático es otra forma de cuidar de nuestra salud y belleza. Ayuda a eliminar los líquidos acumulados en el organismo.

Ponte arcilla en la espalda

La arcilla es un excelente eliminador de grasas.

Una vez a la semana, coloca arcilla en tu espalda y frota con movimientos circulares. Si no alcanzas, puedes auxiliarte, por ejemplo, de una esponja de baño con mango.

Cuida tu postura

Mantente bien derecha y te notarás a ti misma más delgada y atractiva.

Tener la espalda encorvada hace que aumente la flacidez de la piel de la espalda cuando nos erguimos completamente. Esto, sin duda, da pie a que se formen los pliegues de los que venimos hablando.

Practica natación

La natación es un deporte muy completo que te ayudará a fortalecer los músculos de la espalda. Así, evitarás que se siga acumulando grasa en tu cuerpo, y mejorará, además, tu capacidad aerobia.

  • Metabolism, 43 (7), July 1994: 814-818.
  • Obesity, 23 (2), February 2015: 461–467.
  • Research Quarterly. American Association for Health, Physical Education and Recreation, 33 (2), 1962.