5 consejos para eliminar los vellos encarnados sin dolor

La aparición de vellos encarnados en la piel no solo es antiestético, sino también doloroso. Por suerte, existen varias recomendaciones para facilitar su extracción sin causar agresiones en la zona afectada

Hay algunos métodos eficaces para eliminar los vellos encarnados sin sufrir dolor. Aunque este problema puede ser bastante recurrente, sobre todo después del afeitado, existen soluciones sencillas que ayudan a acelerar su recuperación para que no afecten la salud de la piel.

Su aparición ocurre porque los vellitos crecen por debajo de la dermis cuando hay una obstrucción de los folículos pilosos. Dado que se acumulan células muertas y restos de grasa en la superficie, estos no encuentran cómo salir al exterior.

La mayoría de las personas los padecen por lo menos una vez en su vida. Sin embargo, son más frecuentes en aquellos que no tienen cuidados antes y después de la depilación, o cuyo pelo es rizado y rebelde. ¿Cuáles son las formas de removerlos?

Si bien se consideran inofensivos, y muchos desaparecen por sí solos, es mejor utilizar algunas soluciones para reducir la inflamación y enrojecimiento que ocasionan. A continuación queremos repasar algunas de sus causas y 5 consejos prácticos para tratarlos.

Depilar la zona del bikini en casa.

Ver también: ¿Cómo puede ayudar el yoga a mejorar la salud articular?

¿Por qué se producen los vellos encarnados?

 

La aparición de vellos encarnados se origina cuando los pelitos crecen en la dirección equivocada. Debido a la obstrucción que se genera en algunos folículos de la piel, el vello crece por debajo del tejido cutáneo sin encontrar la manera de salir a la parte exterior.

Factores relacionados

Hay varios posibles desencadenantes de los vellitos encarnados en la piel. No obstante, no siempre afectan a todas las personas. Al parecer hay algunos tipos de piel y vellos que son más susceptibles a este problema. Algunas causas pueden ser:

  • Uso frecuente de máquinas y cuchillas de afeitar.
  • Depilado de la piel en seco.
  • Tensar la piel durante el afeitado.
  • Depilar con pinzas.
  • No hidratar la piel al finalizar el depilado.

¿Cuáles son los síntomas de los vellos encarnados?

Los vellos encarnados pueden aparecer casi en cualquier zona de continua depilación: el área del pubis, las piernas, las axilas o la barba. Su síntoma principal es una pequeña protuberancia o grano que suele contener grasa y células muertas en su interior. Otras molestias relacionadas con este problema pueden incluir:

  • Enrojecimiento y picazón de la piel.
  • Lesiones con pus, similares a una ampolla.
  • Dolor y sensibilidad en la región afectada.
  • Aparición de manchas oscuras en la piel.

Los mejores 5 consejos para eliminar los vellos encarnados

La primera medida para eliminar los vellos encarnados de forma eficaz es identificar si el método de depilación actual tiene que ver con su aparición. Con el fin de evitar que el problema empeore, lo mejor es suspender el afeitado durante algunos días.

Si efectivamente la depilación está influyendo en esta condición, lo más conveniente es empezar a probar otros métodos alternativos. Además, para facilitar su eliminación sin sufrir dolor, se pueden aplicar unos sencillos consejos.

1. Utilizar un antiséptico

Cuidados después de la depilación

La primera medida para tratar un vello encarnado es aplicarle una loción antiséptica para que no se generen infecciones. De hecho, se recomienda su uso justo después de la depilación, ya que ayuda a proteger la piel antes que sufra los efectos del afeitado.

Quizá te interese: ¿Nos atraen más los hombres con pelos?

2. Aplicar un exfoliante

El uso frecuente de productos exfoliantes es uno de los mejores métodos para eliminar los vellos encarnados sin dolor. Este producto remueve las impurezas que obstruyen los folículos pilosos, permitiendo que el vello salga sin dificultades.

3. Usar compresas calientes

La aplicación directa de una compresa caliente sobre la zona afectada puede ayudar a suavizar los tejidos para disminuir la inflamación y enrojecimiento causado por el vello incrustado. El calor permite dilatar los poros para extraer los residuos que generan el bloqueo.

4. Frotar agua de hamamelis

El agua de hamamelis es uno de los productos por excelencia para cuidar la piel cuando está sensible. Dado que es antiséptica y calmante, resulta idónea para limpiar la zona afectada por los vellos encarnados. Así, su uso directo humecta el tejido y facilita la extracción del pelo.

5. Evitar la ropa ajustada

Problemas-de-salud-por-el-uso-de-ropa-ajustada

Muchas personas llegan a pensar que la ropa no tiene nada que ver con este problema. No obstante, usar prendas demasiado ajustadas, especialmente después del rasurado, puede influir en las dificultades del crecimiento del vello.

Esto se debe a que la piel disminuye su capacidad para “respirar” con normalidad, lo cual interfiere sobre el estado de los folículos capilares. Al generarse una obstrucción por la falta de oxigenación, los pelitos tienden a crecer de la forma equivocada.

¿Temes sentir dolor al tratar de eliminar los vellos encarnados? No dudes en aplicar todos estos consejos. Evita utilizar pinzas o cualquier herramienta que pueda lastimar la piel. Si no consigues removerlos al aplicar lo recomendado, consulta al dermatólogo.