¿Cómo eliminar malos olores en lugares cerrados con estos 2 ingredientes?

Con estos dos ingredientes naturales y cotidianos, la humedad y los aromas desagradables se irán de tu hogar rápidamente. ¡Su efectividad es asombrosa!

Entrar a tu casa o a alguna habitación y encontrarte con un aroma desagradable resulta totalmente incómodo. Esto presenta desventajas no solo desde el punto de vista estético, sino que también es nocivo para la salud. Sin embargo, existen dos ingredientes naturales que pueden ayudarte a eliminar malos olores en lugares cerrados.

La ecuación es sencilla:

  • Los malos olores en el interior de los hogares son causados, por lo general, por la humedad en el ambiente o almacenada en objetos del interior.
  • Esto, lógicamente, favorece la proliferación de ácaros y bacterias. Además, estos microorganismos son los mayores enemigos de las personas alérgicas y asmáticas. Hasta ahí el motivo relacionado con la salud.
  • Pero podríamos agregar uno más lógico: entrar en una casa y que haya mal olor es sencillamente una mala experiencia.

¡Para sentirte cómodo tú mismo y también a la hora de recibir visitas, te presentamos dos ingredientes mágicos! Con ellos, eliminar los malos olores en lugares cerrados ya no será un problema.

2 Ingredientes para eliminar malos olores en lugares cerrados

Si te vas de vacaciones o pasas mucho tiempo fuera de casa, es probable que esta adquiera mal olor. También ocurrirá si no la ventilas durante el día o si, simplemente, no recibe la cantidad de luz solar apropiada.

Lo que pasa es que la humedad se acumula e infesta todo lo que está a su alcance; pueden verse afectadas tus paredes, como también las prendas —especialmente la ropa sucia—, los zapatos sucios o las cortinas.

Por lo tanto, la primera medida que deberemos tomar para eliminar malos olores en lugares cerrados es ventilar y lavar bien el ambiente correspondiente.

  • Los ambientadores y los desinfectantes para pisos no pueden faltar.

Lee también: Mantén tu casa aromatizada con estos decorativos ambientadores naturales.

Una vez cumplido este paso, podemos recurrir a dos elementos totalmente naturales para evitar la reaparición de los malos olores.

Carbón natural

cuchara con carbon

Es el elemento perfecto para eliminar los malos olores. No solamente es natural, sino que no produce contaminación alguna y nos permite no recurrir a productos industrializados.

El carbón natural, que puedes conseguir en cualquier supermercado, puede ser utilizado fácilmente tanto en habitaciones de la casa como en el refrigerador, los armarios y cualquier otro compartimento que despida un aroma desagradable.

  • Se dice que un gramo de carbón natural equivale a unos 250 metros cuadrados en cuanto a capacidad de absorción. Aquí no solo se incluyen los malos olores, sino también otras sustancias nocivas para nuestra salud que ni siquiera percibimos. Todo se va con este sencillo elemento de origen natural.
  • Se obtiene de un roble llamado Quercus phillyraeoides. Este atraviesa un proceso de carbonización moderada y se mezcla con arena, tierra y cenizas; esto le otorga su tono blanquecino.

Ahora bien, seguro que te estarás preguntando qué hacer una vez que los olores desaparezcan. La “renovación” del carbón consiste en un proceso tan fácil como dejarlo unas horas al sol. Allí se secará, expulsará la humedad y las sustancias absorbidas y estará listo para un nuevo uso ¿No es fascinante?

Alcanfor

Las características del alcanfor son muchas y muy variadas.

El alcanfor es una sustancia blanquecina, parecida a la sal. Proviene de una planta científicamente llamada Laurus camphora, aunque más conocida como alcanforero.

Se trata de una sustancia con una gran cantidad de usos; es utilizada, además de como elemento para eliminar olores, como analgésico, antiinflamatorio y preventor de muchas enfermedades, entre otras cosas. Si deseas saber más sobre sus cualidades, consulta este artículo. 

¿Cómo usar el alcanfor para eliminar olores en lugares cerrados?

  1.  Primero, debes contar con él en cualquier de sus presentaciones: como aceite esencial, líquido o en estado sólido, ya sea en polvo o en bolitas.
  2. Una primera opción es mezclarlo con el agua y el desinfectante que utilices para limpiar tus suelos. El alcanfor otorgará un aroma exquisito y relajante a tus ambientes después de una buena limpieza.
  3. Por otra parte, también es aconsejable su uso mediante un pulverizador para rociar en los ambientes. Para esto, tan solo combínalo con un poco de agua y aceite esencial de cualquier aroma.
  4. Es fundamental la moderación, ya que inhalarlo en grandes cantidades puede ser dañino para la salud; por eso, añade solo unas gotas.

Finalmente, también puedes valerte de las bolitas de alcanfor para el armario. Simplemente colócalas adentro y dile adiós a los malos olores causados por el encierro y la humedad.

pareja discutiendo mientras limpian la casa

Eliminar malos olores en lugares cerrados ya no será una tarea que te quite el sueño. De ahora en adelante, en cuestión de minutos, tus ambientes olerán muy bien y tu llegada a casa tendrá una sensación mucho más placentera.

Ver también:

  • Rutala, W. (1996). Desinfectantes de uso hospitalario. In Mayhall Hospital Epidemiology and Infection Control. Maryland: G. Baltimore.
  • Carrasco, S. (2017). 5 objetos en casa que acumulan millones de bacterias : Su Médico.
  • Adams, H. S. (1956). UN PROYECTO DE PROGRAMA DE PROTECCION DE LOS ALIMENTOS PARA LOS PAISES QUE NO LO TIENEN. PSP.
  • Analiza Calidad. (2006). Microorganismos indicadores. Microbiología de Los Alimentos.