Embarazada en verano, ¿cómo sobrellevar las altas temperaturas?

12 julio, 2019
Este artículo fue redactado y avalado por la matrona Sara Cañamero
Las altas temperaturas hacen que la rutina se vuelva mucho más pesada, y más si cabe en el caso de las embarazadas. ¿Qué pueden hacer para sobrellevar mejor estos meses? 

Estamos en pleno verano, ola de calor en gran parte del país. La mayoría lo pasamos como podemos, pero es cierto que en el embarazo las altas temperaturas se llevan peor. ¿Qué puede hacer una embarazada en verano para aguantar mejor el calor?

A continuación, vamos a dar algunos trucos y consejos para que las embarazadas puedan sobrellevar los meses en los que el termómetro está en máximos:

¿Cómo aguantar el calor si estás embarazada en verano?

Hidrátate bien

Bebe mucho líquido de manera frecuente. Al contrario de lo que podría parecer, si bebes de manera frecuente, podrás eliminar mejor las toxinas. Además, vas a evitar mejor la retención de líquidos.

Si estás embarazada en verano, recuerda que debes beber mucha agua para mantenerte bien hidratada

Protección solar

Debido a los cambios hormonales es frecuente que aparezcan manchas en la piel (cloasma, línea alba…), es importante que evites las horas centrales del día y uses crema solar con factor de protección alto, aunque el sol no incida directamente sobre ti.

Embarazada echándose crema solar.

Sumérgete en el agua

Si tienes la suerte de tener cerca el mar o la piscina, permanece en remojo todo el tiempo que puedas. Puedes nadar y aprovechar para hacer algo de ejercicio, o simplemente permanecer dentro del agua y realizar algún movimiento. En inmersión las articulaciones se mueven libremente, y el peso del abdomen debido al crecimiento del útero y del bebé se llevarán mejor.

Te puede interesar: Cómo combatir el dolor articular durante el embarazo

También sentirás alivio si tienes molestias o dolores lumbares. Además, seguro que al salir del agua notarás las piernas menos hinchadas. Eso sí, no permanezcas mucho tiempo con el bañador húmedo, ya que puede haber riesgo de infección vaginal o urinaria.

Drenaje linfático

Si notas las piernas cansadas o hinchadas, acude a un fisioterapeuta para que te realice un masaje de drenaje linfático. Seguro que sentirás las piernas mucho más ligeras y podrás volver a ponerte los zapatos.

¿Qué hacer si salgo de viaje?

Si estás embarazada en verano y tienes previsto viajar e irte de vacaciones, estos son los consejos que debes tener en cuenta:

  • Pregunta en la compañía aérea hasta qué semana te permiten viajar. A veces te piden un documento por parte de la matrona o el ginecólogo en el que especifiquen que el tuyo es un embarazo de bajo riesgo y las semanas de gestación. Si lo haces en coche, para cada dos horas máximo y sal del coche para moverte un poco.
  • Lleva contigo tus informes del embarazo a tu lugar de vacaciones.
  • Ten precaución si comes en un chiringuito o te llevas un picnic al campo o a la playa. Es importante la prevención de una posible toxiinfección alimentaria.

Lee también: Intoxicación alimentaria: qué es y cómo reacciona nuestro cuerpo

  • Realiza ejercicio moderado, ya que es importante que te mantengas en forma durante todo el embarazo. El ejercicio ayuda a drenar la retención de líquidos y a mantener la movilidad de la pelvis. Sin embargo, necesitas algunas precauciones, como son evitar las horas máximas de calor, mantenerte bien hidratada y escuchar tu cuerpo. Por último, un consejo, evita todos los deportes de impacto en suelo pélvico.
Embarazada preparada para viajar en verano.

Y, ante todo, ten presente que, aunque sean unos meses complicados, merecerán la pena. Realiza las actividades que te hagan sentir mejor, siempre con precaución, y pon en práctica los consejos que te hemos dado. ¡Mucho ánimo!