Embolia durante el embarazo

30 Julio, 2020
Este artículo ha sido escrito y verificado por el médico Leonardo Biolatto
La embolia durante el embarazo se conoce también como embolismo de líquido amniótico. Es una condición rara y poco frecuente entre las gestantes, pero reviste gravedad extrema para la madre y el feto.

Cuando hablamos de un embolismo, siempre se nos viene a la mente la imagen de un coágulo sanguíneo circulando por las arterias o las venas. Pero en el caso de la embolia durante el embarazo, el objeto que genera el problema es el líquido amniótico.

Se trata de una enfermedad con muy poca prevalencia entre las embarazadas, pero no por eso puede descartarse. Aunque menos de una mujer por cada 60 000 lo presente, su aparición obliga a tomar medidas rápidas y certeras para salvar las dos vidas.

¿Qué es la embolia durante el embarazo?

La condición de la embolia en el embarazo, también conocida como «embolismo de líquido amniótico»  o «síndrome anafiláctico del embarazo», es la aparición de líquido amniótico dentro de la sangre de la madre. No siempre es el fluido en sí lo que se introduce en el torrente, sino que a veces se genera por células del feto.

La condición que debe darse es el punto de contacto entre la sangre materna y el líquido amniótico. Esto puede suceder en un parto vaginal normal o en una cesárea también. Es menos común que surja por una amniocentesis, pero se encuentra dentro de las complicaciones derivadas del procedimiento.

En la amniocentesis, un médico introduce un dispositivo tipo aguja en el vientre de la mujer embarazada para tomar una biopsia del líquido amniótico. Esto sucede in vivo, es decir que la gestación sigue su curso normal. Si no se toman los recaudos suficientes, parte de los fluidos pueden entrar en contacto.

En realidad, hasta el momento no se sabe cuál es la fisiopatología del trastorno. Esto quiere decir que la ciencia no ha descifrado por qué la madre reacciona de manera tan grave al líquido amniótico que le es propio. Tampoco sucede en todas las mujeres, lo que complica más el panorama.

¿Qué es la embolia durante el embarazo?
La embolia durante el embarazo es una complicación grave con riesgos para la madre y el feto. Su intervención oportuna es determinante.

Sigue leyendo: Técnicas para detectar complicaciones en el embarazo

Síntomas de embolia durante el embarazo

El embolismo de líquido amniótico lleva a desenlaces fatales si no se trata a tiempo. El último estadio de la patología es el paro cardiorrespiratorio motivado por una reacción alérgica de la madre. Es como si se tratara de una anafilaxia de proporciones desmedidas.

Antes de llegar a ese punto, los signos de inicio son los siguientes:

  • Náuseas y vómitos de la madre
  • Convulsiones: esto puede confundir a los médicos con una pre-eclampsia o una eclampsia. Suele ser diferencial el hecho de que los valores de tensión arterial no tienden a subir.
  • Sufrimiento fetal: esta es la situación donde el feto manifiesta signos de encontrarse bajo estrés vital. Puede acelerarse o enlentecerse el latido cardíaco, así como la respiración, con relajación de esfínteres dentro del vientre. Los movimientos esperables también cambian y el niño suele quedarse más quieto de lo habitual para la edad gestacional.

La severidad es tal que se calcula que casi la mitad de las afectadas fallece. Las que no lo hacen tienen la posibilidad de complicarse con hemorragias asociadas al parto y a la placenta. A largo plazo, las pérdidas sanguíneas acarrean anemia.

Tratamiento

El tratamiento de inicio para la embolia durante el embarazo, cuando se detecta, consiste en otorgar soporte a la mujer que cursa la anafilaxia. Esto se logra con medidas que son comunes a otras reacciones alérgicas gigantes.

El suministro de oxígeno es clave para alimentar la dinámica respiratoria que suele incrementarse al principio para ingresar a una etapa de depresión después. Esto requiere de internación en terapia intensiva, ante la posibilidad de llegar al uso de un respirador artificial.

En segundo lugar, el control de líquidos es crítico. No solo se colocan vías intravenosas para inyectar el fluido que sostenga el bombeo del corazón, sino que también se monitorean los parámetros cardiovasculares y se administran medicamentos que estimulen el músculo cardíaco para no ingresar al estado de shock.

El uso de los fármacos en estas embarazadas se guía más por la relación riesgo/beneficios que por los posibles efectos teratogénicos de los mismos. En general, la embolia del embarazo aparece sobre el final del mismo y los niños ya se encuentran completamente formados en sus órganos.

Tratamiento de la embolia
Para atender la embolia en el embarazo es imprescindible el uso de oxígeno, la colocación de líquidos y algunos fármacos.

Descubre más: Taquicardia en el embarazo: todo lo que debes saber

¿Qué pasa con el niño al nacer en estas condiciones?

La situación de los bebés al nacer de madres con embolismo de líquido amniótico es complicada. Si han atravesado etapas de sufrimiento fetal, los neonatólogos se encuentran urgidos por recuperar los signos vitales.

Puede ser necesaria una reanimación al momento del parto o cesárea, administración de fluidos corporales y soporte de oxígeno. Algunos bebés nacen en paro cardiorrespiratorio y otros con una severa depresión de sus mecánicas ventilatorias.

El monitoreo posterior se impone por largos días. Al haber atravesado una situación tan traumática, se requieren seguimientos especializados para evaluar las complicaciones a largo plazo. Muchas veces no se sabe cuánto tiempo estuvo sin aporte de oxígeno dentro del vientre y en qué estado ha quedado el sistema nervioso.

¿Cómo prevenir el embolismo del embarazo?

Es casi imposible prevenir esta patología. No hay elementos que reduzcan el riesgo ni medidas que se puedan tomar que disminuyan la posibilidad de enfermar de la madre.

Lo que sí es fundamental es el seguimiento especializado por parte de obstetras. Los controles rutinarios del embarazo son la única vía de bajo coste y segura para contener las posibles complicaciones, de cualquier índole, que se puedan presentar.

  • Jimérez, Narciso Argelio, et al. "Embolismo del líquido amniótico. Trabajo de revisión." MediCiego 2.2 (2002).
  • Durón González, Rodrigo, Pamela Bolaños Morera, and Laura Munkel Ramírez. "Embolismo de líquido amniótico." Medicina Legal de Costa Rica 35.1 (2018): 11-22.
  • Clark, Steven L. "Embolia de líquido amniótico." Obstet Gynecol 123 (2014): 337-48.
  • Méndez, Danilo Nápoles. "New interpretations in the classification and diagnosis of pre-eclampsia." Medisan 20.04 (2016): 517-531.
  • Villegas, Harvey Ararat. "Embolismo en obstetricia." Revista Colombiana de Anestesiología 28.1 (2000).
  • García Galán, Rocío Esperanza, Yolanda Ojeda Iglesias, and Carmen María Cárdenas de Cos. "EL EMBOLISMO DEL LÍQUIDO AMNIÓTICO. ESE GRAN DESCONOCIDO." Ciberrevista Enfermeriadeurgencias. com 51 (2016).
  • Paz, Eva Díez, and Ylenia Vigil González. "Embolia de líquido amníotico: revisión bibliográfica." ICUE. Investigación y CUidados de Enfermería 1.1 (2016).
  • Garabedian, C., L. Storme, and P. Deruelle. "Hemodinámica fetal prenatal y durante el parto." EMC-Ginecología-Obstetricia 54.4 (2018): 1-9.