¿Qué hacer en caso de una emergencia por crisis de asma bronquial?

Durante una crisis de asma bronquial las vías respiratorias se estrechan y dificultan la respiración. Dado que esta situación es bastante peligrosa, es importante saber cómo actuar para evitar complicaciones.

Durante una crisis de asma bronquial, las vías respiratorias se estrechan y aumenta la mucosidad. Esta situación dificulta la respiración y puede provocar silbidos de pecho, sensación de ahogo y un aumento de ritmo cardíaco y frecuencia respiratoria.

Aunque muchos consiguen controlarlo sin dificultad, otros lo experimentan de forma severa, siendo necesaria la intervención médica. Pero en vista de que la atención profesional no siempre puede ser inmediata, es primordial saber cómo reaccionar ante la emergencia.

Identificar los síntomas de alerta y aprender algunas pautas de primeros auxilios es determinante para evitar cualquier complicación. Por eso, tanto pacientes como familiares deben conocer un plan de acción que permita manejarlo de forma correcta.

¿Qué es el asma bronquial?

El asma bronquial es una enfermedad inflamatoria de las vías aéreas que se caracteriza por el estrechamiento de los bronquios. Esto puede ocurrir por la irritación de sus paredes o como consecuencia de la contracción de los músculos que los rodean (broncoespasmo).

El bloqueo que sufren las vías respiratorias puede interferir en la capacidad respiratoria, llegando a generar ataques que ponen en riesgo la vida. Sin embargo, casi siempre es una condición reversible que se puede superar si se atiende oportunamente.

La enfermedad como tal no tiene cura, pero se puede controlar con algunas terapias y medicamentos. Es importante vigilar de forma continua su evolución, pues tiende a tener distintas manifestaciones con el paso del tiempo.

¿Cómo identificar una crisis de asma bronquial?

Las crisis de asma bronquial se producen cuando las vías respiratorias reaccionan a ciertos estímulos ambientales que empeoran la irritación y mucosidad. El reconocimiento de sus señales ayuda a iniciar un tratamiento rápido para evitar malestares peores. Los síntomas incluyen:

  • Falta de aire o sensación de ahogo
  • Dolor u opresión en el pecho
  • Sonidos agudos al respirar o sibilancias
  • Tos irritativa, con pocas flemas
  • Dificultades para dormir debido a la falta de aire y tos
  • Cambios en la coloración, como labios y uñas azuladas
  • Necesidad de usar el inhalador con más frecuencia

Descubre: El papel del cromoglicato en los niños asmáticos

¿Cómo actuar ante una emergencia por crisis de asma bronquial?

La primera medida para actuar durante una emergencia por crisis de asma bronquial es mantener la calma. Aunque la situación es alarmante hay que procurar estar tranquilos para no empeorar los síntomas. Seguidamente se debe poner en marcha el plan de acción.

  • Es probable que el médico sugiera medicamentos de alivio rápido como los inhaladores. Si es así, estos se deben usar lo antes posible.
  • Si la ropa está demasiado ajustada, lo mejor es aflojarla para disminuir la sensación de asfixia.
  • Lo ideal es que la persona permanezca sentada para que sus músculos respiratorios no trabajen de manera forzada.
  • Si después de unos minutos no hay mejoría, se aplica una segunda dosis de inhalador.
  • También se debe administrar un medicamento con cortisona si el médico lo ha recetado con anterioridad.

¿Qué no se debe hacer durante una crisis de asma?

Actuar de forma incorrecta durante una crisis de asma bronquial puede tener graves consecuencias. Por lo tanto, además de considerar las medidas anteriores, es bueno saber qué acciones se deben evitar en el momento:

  • No se debe obligar a la persona afectada a recostarse.
  • Tampoco hay que forzarla a caminar.
  • Se debe evitar el uso de paños húmedos o cremas sobre el pecho del afectado.

¿Cuándo acudir al médico?

Una crisis de asma bronquial puede llegar a ser mortal cuando el cuerpo no responde a los tratamientos. Entonces, si el paciente no mejora con los consejos anteriores, hay que acudir cuanto antes a urgencias. De ser necesario, se debe avisar a una ambulancia.

El abuso de medicamentos para el asma puede producir efectos secundarios. Por ende, si los síntomas no mejoran o empeoran, se debe consultar con el profesional antes de aumentar sus dosis o buscar otras opciones.

Quizá te interese: Tipos de inhaladores para el tratamiento del asma

¿Cómo prevenir las crisis de asma bronquial?

La exposición a algunos irritantes y partículas ambientales puede desencadenar las crisis de asma bronquial. Debido a eso, es conveniente adoptar algunas medidas preventivas para reducir su recurrencia. Estas comprenden lo siguiente:

  • Identificar y evitar los desencadenantes (moho, contaminación, polen, pelo de mascotas, etc.)
  • Evitar el consumo de tabaco
  • Solicitar las vacunas contra la neumonía y la gripe
  • Aprender ejercicios para controlar la respiración
  • Tomar los medicamentos de acuerdo a sus indicaciones

Conclusión

Para manejar una crisis de asma bronquial de forma correcta es importante diseñar un plan de acción con antelación, de la mano de un médico. Atender la situación con calma y contar con los medicamentos de emergencia permite sobrellevar el problema antes de sufrir otras complicaciones.

  • Sveum R, Bergstrom J, Brottman G, et al. Institute for Clinical Systems Improvement. Diagnosis and management of asthma. Updated July 2012. icsi.org/_asset/rsjvnd/Asthma-Interactive0712.pdf.
  • Brozek JL, Bousquet J, Agache I, et al. Allergic rhinitis and its impact on asthma (ARIA) guidelines-2016 revision. J Allergy Clin Immunol. 2017;140(4):950-958. PMID: 28602936 ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/28602936.
  • Durrani SR, Busse WW. Management of asthma in adolescents and adults. In: Adkinson NF, Bochner BS, Burks AW, et al, eds. Middleton's Allergy: Principles and Practice. 8th ed. Philadelphia, PA: Elsevier Saunders; 2014:chap 55.