Empanadillas de espinacas y queso

Preparar empanadillas caseras nos proporciona un alimento saludable, a la par que delicioso. Las de espinacas y queso pueden una opción estupenda para comenzar gracias a su fácil elaboración.

Por lo general, optamos por comprarlas ya elaboradas porque tenemos la falsa creencia de que son complicadas de hacer. Todo lo contrario, las empanadillas de espinacas y queso son fáciles y además no ocupan mucho tiempo en su preparación.

Lo hemos ya puesto a prueba y una tanda de empanadillas para la semana refrigeradas son lo mejor para asegurar a tu familia y a ti un desayuno saludable y económico.

Receta de empanadillas de espinacas y queso

Las empanadillas suelen realizarse con masa de hojaldre o quebrada, masa de pizza y también las más tradicionales y que te enseñaremos a realizar en esta ocasión, la masa de pasteles que es sencilla requiere pocos ingredientes y es de larga duración.

empanadillas de espinacas y queso

Sin más preámbulos, aquí la receta de las empanadillas de espinacas y queso.

Ingredientes

Para la masa:

  • 250 g de harina
  • 100 ml de agua fría
  • 85 ml de aceite de oliva
  • Sal

Para el relleno:

  • Hojas de espinacas frescas y limpias
  • Una cebolla mediana
  • Cuatro cucharadas de aceite de oliva
  • Una cucharada de harina de trigo
  • ½ taza de leche
  • 200 g de queso (cabra, mozarella, ricotta, feta)
  • Un toque de nuez moscada, sal y pimienta molida

Utensilios:

  • Cuchillo de cocina
  • Un recipiente pequeño
  • Bandeja para hornear
  • Una sartén
Espinacas

Preparación

  • Lo primero que debes hacer es disponer los ingredientes ya preparados en distintos recipientes, para que tengas mayor organización y puedas preparar las empanadillas de espinacas y queso más rápido.
  • Para la preparación de la masa de las empanadillas, tamiza la harina y colócala en una superficie plana en forma de volcán. En el centro añade el agua, el aceite y la sal. Amasa por 10 minutos hasta que tenga consistencia lisa y no se pegue en los dedos. Deja reposar 20 minutos en la nevera.
  • Mientras esperas que la masa gane consistencia, corta la cebolla en brunoise.
  • Corta las espinacas de forma muy fina.
  • Ahora toma una sartén y ponla al fuego. Añade las cucharadas de aceite y una vez caliente, agrega la cebolla hasta que cristalice.
  • Pon las espinacas y deja sofreír. Agrega la cucharada de harina de trigo.
  • Incorpora la ½ taza de leche y comienza a remover hasta que se forme una mezcla pastosa.
  • Ahora suma a esta mezcla el queso blanco desmenuzado que has escogido y distribúyelo en el guiso.
  • Recomendamos hacerlo con ricotta o queso de cabra.
  • Condimenta con sal, pimienta y nuez moscada. Retira del fuego.
  • Toma la masa para empanadillas y extiéndela con un rodillo y comienza a hacer los discos de masa.
  • Sobre cada disco de masa coloca una cucharada del guiso de espinacas y queso.
  • Dobla las empanadas por la mitad para darle forma de media luna. Repuja los bordes.
  • Bate una yema de huevo y barniza cada empanadilla para que doren.
  • Lleva al horno precalentado a 180 ºC por 25 minutos.
  • Retira del fuego y sirve calientes.

Datos de interés

empanadas pollo

  • Dificultad: Baja
  • Porciones: 18 empanadillas de espinacas y queso
  • Tiempo de preparación: 50 minutos
  • La masa la puedes hacer un día antes y conservarla en el refrigerador.
  • Puedes también realizar estas empanadillas con masa quebrada o de hojaldre.
  • Otra manera de presentar las empanadillas de espinacas y queso es en forma circular. Sobre un disco coloca el relleno y cubre con otro disco. Repuja los bordes.
  • También en forma de diamante o rombo. Aquí haces cuatro cortes en el disco desde el centro hacia afuera de forma que queden cuatro especies de triángulos, donde encerrarás el relleno. Es una presentación muy vistosa.
  • En Mejor con Salud nos encantan estas empanadillas por su facilidad y porque el guiso de espinaca, siempre puede perfeccionarse. Añade champiñones, tomates secos, pimientos, acelga, calabacines y el resultado será una delicia.
  • Siempre ten en cuenta que horneadas saben mejor y son más sanas.
  • También podrías agregar a estas empanadillas un trozo de huevo duro. En ese caso sí toca comerlas al momento.
  • Este es un plato económico que además puedes hacer con lo sobrante del día anterior. El pollo, la carne o guisos que hayan quedado pueden rellenar vuestras empanadillas.
  • En el sur de América este es un platillo tradicional que se consume en las mañanas como desayuno. Te hemos ya dado algunas de esas versiones regionales: empanadas caseras argentinas y empanadas chilenas.
  • Roberts, J. L., & Moreau, R. (2016). Functional properties of spinach (Spinacia oleracea L.) phytochemicals and bioactives. Food and Function. https://doi.org/10.1039/c6fo00051g
  • Almena-Aliste, M., & Mietton, B. (2014). Cheese Classification, Characterization, and Categorization: A Global Perspective. Microbiology Spectrum. https://doi.org/10.1128/microbiolspec.CM-0003-2012
  • Johnson, M. E. (2017). A 100-Year Review: Cheese production and quality. Journal of Dairy Science. https://doi.org/10.3168/jds.2017-12979