Empezar una nueva relación sin terminar la anterior

24 Julio, 2020
Este artículo ha sido escrito y verificado por la filósofa y sexóloga Isbelia Esther Farías López
Empezar una relación paralela por temor a romper con una pareja que nos hace infelices denota una serie de carencias y problemas muy importantes. Te lo contamos a continuación.

Empezar una nueva relación sin terminar la anterior (o cerrar una puerta para abrir inmediatamente otra) no es nada positivo. Está claro que existen personas a las que les va bien así, pero no pasa siempre.

¿Se trata de un nuevo amor que ha llegado o más bien se trata de miedo a la soledad? Hay personas que repiten este patrón de conducta y no se atreven a soltar sin tener una nueva compañía. 

En este artículo hablaremos de lo perjudicial que puede ser este comportamiento. Profundicemos.

¿Es posible empezar una nueva relación sin terminar antes con una pareja?

Hay quienes en una crisis de pareja no tienen la facultad de tomar la iniciativa para separarse. Se mantienen en un vínculo infeliz y creen que la única salida es que aparezca otro amor.

Conocer a alguien más y poner sus energías en ese nuevo enamoramiento resulta, momentáneamente, la salida ideal. Las emociones se entremezclan en ambas relaciones y es probable que haya varias confusiones.

De manera inconsciente, lo que sucede es que se intenta saldar el “fracaso” previo con los cambios que se suceden al empezar una nueva relación. En este contexto, las expectativas se bifurcan y la realidad emocional queda tapada y escondida.

Lee también: Los sitios más románticos en España para escapar con tu pareja

Esconder algunos miedos personales

Sin poder asumir los verdaderos sentimientos, el mecanismo de defensa es concentrarse en una nueva relación sin terminar la otra. Hay que tener en cuenta que una separación implica pasar por diferentes etapas, y lo preferible es hacerlo solos.

En primera instancia, se produce una separación física, pero equilibrar nuevamente las emociones lleva un tiempo. En especial, un período de duelo para sanar las heridas y prepararse nuevamente para una interacción.

El miedo a la soledad provoca que este tipo de personas no transiten ese tiempo y oculten sus sentimientos anteriores con un nuevo amor. No obstante, lo más común es que llegue un momento en que se produzca un crisis interna necesaria para sanar.

Algunas consecuencias

Iniciar una nueva relación sin antes terminar con la anterior puede perjudicar a todas las partes y, en muchos casos, impedir que las relaciones entre ellos puedan continuar.

1. Convertirse en infieles

Empezar una nueva relación sin terminar la anterior puede convertirse en una infidelidad

Si no hay un acuerdo entre ambos sobre la posibilidad de tener otras aventuras paralelas, se cae en la infidelidad. Una traición a la confianza de ese ser al que se ha amado durante mucho tiempo y con el que se tiene un contrato de exclusividad bien delimitado.

Cuando están a solas con la nueva pareja, se sienten felices porque están disfrutando del momento. Sin embargo, cuando vuelven a casa con su pareja base, aparecen los sentimientos de culpa.

Ser infiel es empezar a vivir escondidas, comenzar a mentir y no valorizar a nadie de la manera en que lo merece.

2. Dificultades con la autoestima

Si bien se sienten más tranquilos y queridos cuando reciben las expresiones de afecto de su amante, también tienen dudas. La vida actual que llevan modifica sus prioridades y el cambio puede resultar fatal.

Sienten que se han convertido en una persona que nunca quisieron ser, desleales e inseguras. Sus valores se ven tocados profundamente y no están cómodos con la idea de lastimar a terceros.

Asimismo, es muy probable que asuman la responsabilidad del sufrimiento de ambas parejas por compartir su amor.

3. El estrés aumenta

Empezar una nueva relación sin terminar la anterior puede causar estrés

A veces es difícil llevar una vida tranquila en una relación, así que puedes imaginar con el hecho de tener dos.

Lo cierto es que en alguna ocasión el nuevo romance también planteará sus dificultades. Esto se traduce en más enfrentamientos, lágrimas y presiones que se añaden a las ya presentes.

Lejos de estar felices, el estrés de una vida paralela afectará de forma cruel a todo su ser. También, es posible que todas las interacciones sociales y laborales se vean perjudicadas.

Te puede interesar: Estrés, móvil y horarios: los tres culpables de las crisis de pareja

¿Toda nueva relación que se inicie sin terminar la anterior será un fracaso?

Empezar una relación nueva sin terminar la anterior puede suponer un fracaso

Cada situación es particular y diferente. De igual modo, lo aconsejable es transitar una ruptura saludablemente y dedicarse un tiempo para uno mismo. Volver a conocerse, darse algunos gustos y disfrutar el espacio y tiempo propios.

Calmar poco a poco esa angustia que genera una separación para estar bien preparados a una futura historia de amor es la manera más sencilla de superar una ruptura y prepararse de nuevo para el amor. Enfrentar los propios miedos permite un crecimiento emocional interesante para otros desafíos.

Además, es una forma de demostrar que uno es una persona íntegra que elige la verdad como escudo. Así, se le otorga a cada persona el valor que tiene.

Las relaciones de pareja pueden ser difíciles y complicadas. Las rupturas y la soledad puede ser muy hirientes, pero empezar una nueva relación sin terminar la anterior puede causar aun más dolor y angustia. Lo mejor es darse tiempo para sanar antes de encontrar a alguien más.

  • Sánchez Aragón, Rozzana;  Martínez Cruz, Rebeca. (2014).Causas y Caracterización de las Etapas del Duelo Romántico. https://www.sciencedirect.com/science/article/pii/S2007471914703783