Empieza a confiar en ti mismo de forma práctica

El hecho de tropezar y cometer errores no es excusa para dejar de confiar en ti mismo, ya que todos tenemos ese derecho pero, tras caer, hemos de levantarnos

Confiar en ti mismo puede ser algo que no sepas muy bien cómo llevar a la práctica. Sin embargo, solo con acciones que puedes realizar cada día conseguirás aumentar tu autoconfianza.

En el caso de algunos conceptos como la asertividad, subir la autoestima o confiar en uno mismo, sabemos muy bien a nivel teórico a qué se refieren. Sin embargo, nos falta su puesta en práctica.

Lee: 8 hábitos que mejoran tu autoestima

¿Puedes empezar a confiar en ti mismo introduciendo pequeños cambios en tus hábitos? La respuesta es “sí”, y hoy te vamos a enseñar cómo hacerlo.

Cada mañana, al mirarte en el espejo, sonríe

Mujer sonriéndose frente a un espejo

El primero de los consejos que vamos a brindarte para que empieces a confiar en ti mismo a partir de ya es que cada mañana, cuando te mires en el espejo, te sonrías.

Tendemos a hacer esto siempre que vemos a los demás: a un amigo, a un familiar, a un vecino… Sin embargo, a nosotros mismos siempre nos dedicamos una mueca seria, a veces acompañada de un “pff, menuda cara que tienes hoy”.

Es importante que nos sonriamos, que nos miremos en el espejo y nos fijemos en aquello que más nos gusta de nosotros. Puede ser nuestro rostro en sí, nuestro cabello, nuestros ojos, la nariz…

Si nos fijamos en aquello que no nos gusta, será muy difícil que nos sonriamos, por eso, ¡hagamos un esfuerzo! Centrémonos en aquello que nos encanta.

Descubre: Cuida de ti mismo para cambiar tu vida

Esta es una manera de empezar de forma positiva el día, de también aprovechar para brindarnos algún tipo de aliento “mira qué bien vas a hacer hoy el examen”, “hoy va a ser un día muy productivo”…

Si empezamos el día así de positivos es muy probable que todo transcurra de maravilla. Es un pequeño esfuerzo que dará grandes resultados a lo largo de nuestra jornada.

Acepta el pasado y céntrate en lo que has conseguido

mujer-soltando-el-pasado

A veces pasamos demasiado tiempo en el pasado. Momentos que ya han quedado atrás, pero cuyas experiencias, que aún recordamos, mantienen unas emociones muy vívidas.

En vez de centrarnos en el presente, de estar aquí y ahora, nos dedicamos a perder, literalmente, el tiempo en un pasado que ya no va a volver.

Lo peor es que recordamos todo aquello que hemos hecho mal, los momentos en los que más avergonzados nos hemos sentido, todos los errores que hemos cometido…

¿Crees que esta sería una buena manera de confiar en ti mismo? Seguro que no, por eso es muy importante que dejes el pasado atrás.

Si quieres recordar algo, que sea lo positivo. Recuerda tus logros, lo mucho que has madurado, los cambios que has experimentado durante todos estos años.

Lee: Cuando superas el pasado, algo bueno llega a tu vida

Cada vez que una imagen negativa de tu pasado pase por tu mente, dirígela hacia un momento exitoso. Es una buena manera de sentirte bien y de aumentar tu autoconfianza.

Porque de nada sirve retorcerse en el dolor y en los fracasos. Hay que mirar por el aprendizaje que hemos sacado de todo ello.

Lo más importante, ¡ponte a prueba!

mujer-saliendo-zona-de-confort

Si quieres confiar en ti mismo, además de dejar el pasado atrás y de sonreírte cada día en el espejo, tienes que ponerte a prueba.

Salir de tu zona de confort, atreverte a hacer aquello que te causa tanta incertidumbre. Deja de dudar, confía en tus habilidades y hazlo.

Si tienes miedo a perder, piensa que esto es un aprendizaje más. Es mejor perder que no haberlo intentado. Quedarte con ese pensamiento de “¿y si lo hubiese hecho?”. Es algo que siempre recordarás.

No te mereces arrepentirte de no haber hecho algo y menos aún de no ponerte a prueba. Vivimos solo una vida, recuérdalo. Mereces experimentarla de manera intensa.

No pasa nada por fracasar, perder, tropezar. No pasa nada porque, al menos, de todo esto aprenderás algo. Es mucho mejor esto que limitarse solo por tener miedo.

Miedo en realidad, ¿a qué?

Antes de irte no te pierdas: Atrévete a vivir la vida que deseas contar

Confiar en ti mismo empieza por poner en práctica estos 3 primeros pasos. Son sencillos, puedes modificarlos a tu gusto, introducir variaciones e incluso añadir alguno más que te pueda ayudar.

Lo importante es que se conviertan en hábitos. Porque, solo así, podrás volver a confiar en ti mismo.

Te puede gustar