Cómo emplear arcilla verde en el tratamiento de las varices

Para reducir la apariencia de las varices, además de recurrir a este tratamiento natural, debemos acompañarlo de una dieta saludable y de ejercicio físico moderado para favorecer la circulación

Las varices son venas retorcidas y dilatadas que se originan cuando las válvulas unidireccionales que hay en estas presentan algún tipo de alteración que impide el retorno de la sangre hacia el corazón.

Tienen un aspecto rojo o amoratado, que se nota a simple vista sobre la piel, convirtiéndolas en uno de los principales problemas estéticos.

Sin embargo, más allá de su aspecto, pueden ser una señal de un trastorno circulatorio, acumulación de líquidos o dificultades en el sistema linfático.

De hecho, cuando no se intervienen, generan sensación de pesadez, hormigueo y otras complicaciones que pueden afectar la calidad de vida.

Por fortuna, aún continúan vigentes varios remedios de origen natural que, por sus propiedades, restablecen la circulación mientras reducen la hinchazón.

Este es el caso de la prodigiosa arcilla verde, un ingrediente ampliamente conocido en la práctica de terapias alternativas contra diferentes dolencias.

En esta ocasión queremos repasar sus principales propiedades y un sencillo tratamiento que puede reducir de forma significativa las varices.

¡Apunta!

Tratamiento con arcilla verde para las venas varices

varices (2)

La arcilla verde es un ingrediente de origen natural que, desde la antigüedad, ha hecho parte de la medicina y cosmética alternativa.

Se reconoce por su potencial terapéutico, ya que tiene propiedades antiinflamatorias, calmantes y emolientes que pueden contribuir a solucionar varios problemas externos.

  • Es cicatrizante y antiséptica, lo que contribuye a tratar heridas externas, infecciones y quemaduras.
  • Actúa como un exfoliante y astringente, disminuyendo la presencia de células muertas y residuos de sebo en la piel.
  • Aplicado sobre las piernas produce un efecto relajante que, además de aliviar el cansancio, activa la circulación de la sangre.
  • Acelera el alivio de traumatismos musculares y articulares, por lo que ayuda a controlar los procesos inflamatorios del cuerpo.
  • Es un desintoxicante que, en poco tiempo, mejora de manera notoria el estado de la piel.
  • Contiene grandes cantidades de minerales esenciales, nutrientes que ayudan a equilibrar los líquidos del organismo y la actividad del sistema linfático.

Lee también: Tratamiento tópico y oral para prevenir y tratar las varices

¿Por qué utilizar arcilla verde para tratar las varices?

Si bien no se trata de un remedio milagroso para desaparecer las varices, la aplicación tópica de arcilla verde se ha convertido en un buen tratamiento alternativo contra este trastorno de la circulación.

  • Su poder antiinflamatorio disminuye el tamaño de las venas dilatadas y contribuye a restablecer el flujo de la sangre en las zonas estancadas.
  • Calma la sensación de dolor y rigidez asociado a la presencia de varices.
  • Su aporte de minerales como el potasio, sílice y magnesio reduce el hormigueo de las piernas y los calambres.
  • Tiene una acción reafirmante que, a su vez, permite darle a la piel un aspecto más liso y tonificado.

¿Cómo preparar este tratamiento con arcilla verde?

arcilla-verde

La terapia con arcilla verde para disminuir las varices se puede realizar 2 o 3 veces a la semana.

No se aconseja su uso diario ya que, por sus características, el ingrediente puede resultar contraproducente para la piel si se emplea en cantidades excesivas.

Lo ideal es aplicarlo cuando, por ejemplo, se produce una ligera tensión o sensación de cansancio por la inflamación de las venas.

Su uso reduce estas molestias y, de paso, actúa de forma directa sobre el problema, favoreciendo su proceso de recuperación.

Por supuesto, para óptimos resultados, es necesario poner en práctica otros hábitos saludables que, de algún modo, interfieren sobre la salud circulatoria.

Ver también: 6 consejos que debes atender si quieres evitar las varices

Ingredientes

  • 5 cucharadas de arcilla verde (75 g)
  • ½ taza de agua de rosas (125 ml)

Preparación

  • Vierte la arcilla verde en un bol y, en seguida, agrégale el agua de rosas.
  • Mezcla los ingredientes hasta formar una pasta cremosa (ni muy sólida, ni muy líquida).
  • Si lo consideras necesario, añade un poco más de agua.

Modo de aplicación

aplicar-arcilla

  • Extiende el tratamiento sobre las zonas afectadas por las venas varices.
  • Cúbrelas por completo y déjalo actuar entre 30 y 40 minutos.
  • Cuando esté seco, enjuaga con agua tibia y jabón neutro.
  • Masajea mientras retiras el producto para aumentar su efecto relajante.
  • Repite su uso según lo consideres conveniente.

¿Estás tratando de minimizar las varices? Prueba este remedio natural con arcilla verde y aprovecha sus interesantes beneficios contra esta condición.

De forma complementaria, asegúrate de consumir suficiente agua y una alimentación saludable. Esto y la práctica de ejercicios son claves tanto para la prevención como para el tratamiento de este problema.

Categorías: Belleza Etiquetas:
Te puede gustar