En el subconsciente se encuentran las respuestas que buscas

Muchas veces no somos capaces de escuchar lo que nuestro subconsciente tiene que decirnos porque nos rodeamos de ruido y de pensamientos que lo silencian

¿Cuántos problemas te han abordado últimamente? A veces, en el propio subconsciente puedes hallar la solución a los mismos.

Tan solo es necesario que aprendas a escucharlo, a interpretarlo. Sin embargo, acceder a él no es tan fácil y requiere de una gran capacidad de introspección.

Descubre: Aprende a escuchar tu cuerpo

Muchas personas acuden a un psicólogo con conocimientos en hipnosis para poder acceder a esta parte de su psique. Otras intentan hacerlo por su propia cuenta, con técnicas más de “andar por casa”.

Tu subconsciente te habla

mujer-con-ansiedad

¿Alguna vez has tenido un ataque de ansiedad? Esto no es más que una llamada de atención que tu mente te está enviando.

Es posible que no sepas por qué se está produciendo esta ansiedad tan inoportuna. También es probable que hayas estado arrastrando problemas desde mucho tiempo atrás.

Cuando esperamos demasiado para resolver una dificultad, esta acaba convirtiéndose en un obstáculo.

Sabemos que ignorar los problemas no es lo mejor que podemos hacer pero, aún así, lo intentamos esperando que sea el remedio definitivo.

Si tu cuerpo se está pronunciando de alguna manera, escúchalo.

El motor del pensamiento

mujer-con-nubes-en-la-cabeza

Como afirma Bruce Lipton, doctor en medicina e investigador:

“el subconsciente es millones de veces más poderoso y más importante que la mente consciente. Utilizamos el subconsciente el 95 % del tiempo, pero no lo podemos controlar”.

Lee: Libros para colorear: arte terapéutico para adultos

Todo esto sucede así porque es una parte de nuestra mente que goza de una gran importancia en los procesos de pensamiento.

Piensa en algunas respuestas a preguntas que, automáticamente, te vienen a la mente. Por ejemplo, “¿dónde se encuentra la Torre Eiffel? En París”.

Lo dices sin pensar porque ha sido interiorizado por tu subconsciente.

De igual manera sucede cuando movemos los dedos de una mano o caminamos. No es necesario que seas consciente del movimiento.

Curiosamente, sucede también todo lo contrario.

Hay muchas cuestiones de las que no somos plenamente conscientes. Quizás, porque no les prestamos la debida atención o porque deseamos que se arreglen solas.

Subconsciente e instinto

mujer-escuchando-su-instinto

Nuestro instinto tiene mucho que ver con el subconsciente. ¿Alguna vez has retrocedido en una decisión porque tu intuición te decía que no era la mejor?

Aunque lo denominemos “corazonada”, la verdad es que es un reflejo de nuestro subconsciente.

Desde su silencio, te anima a tomar el mejor de los caminos, aquello que sabe que te va a beneficiar.

Es por eso por lo que es necesario que nos preparemos para escucharlo. El partido que podemos sacarle nos ayudaría en varios aspectos de nuestra vida.

No te pierdas: Descubre si eres una persona racional o intuitiva

¿Cómo podemos hacer esto?

  • Atiende a tus emociones: Reprimir lo que sientes es un intento vano de silenciar tu subconsciente.
  • No tengas miedo a descubrirte: Cuando bucees en tu subconsciente es posible que te encuentres con partes de ti que no te gustan.
  • Acepta la situación: No ha sido mala suerte, no es que todo lo negativo se dirija hacia ti. Las fatalidades no eligen hacia quien encaminarse.
  • Pasa tiempo solo: El miedo a estar solos nos invita a buscar lugares bulliciosos para evitar prestarnos atención a nosotros mismos.

Conecta con tu “yo” más profundo

Mujer-escribiendo-una-carta-al-aire-libre

El mindfulness, también conocido como conciencia plena, es una práctica que te ayudará a conectar con tu interior.

La meditación, una de sus técnicas, te permitirá hacerlo.

No obstante, si quieres empezar por ti mismo, es necesario que, desde un primer momento, empieces a prestarle atención a tus sueños.

Aunque creas que no tienen mucho sentido, escribirlos para analizarlos posteriormente será un paso esencial para crear comunicación con tu subconsciente.

Sin embargo, una vez suceda esto, es importante cambiar. Modificar aquello que nos está machacando, que nos hace daño y que no estamos enmendando.

Continuar en la misma línea, significará que le continúas dando la espalda a tu instinto.

Antes de irte lee: Si no lo solucionas pasando página, cambia el libro

Mudar conductas cuesta, resolver problemas también pero, aunque tú no hagas nada, tu subconsciente sí.

Él no se cansará de enviarte las señales necesarias para que cambies tu ruta y hagas caso a las respuestas que te pone sobre la mesa.

¿No te encuentras motivado? ¿Tus relaciones son dañinas? ¿Te sientes solo? ¿Tienes miedo? ¿A qué?

Examina, explora, tantea en lo más profundo de tu subconsciencia. Ahí se encuentran las respuestas que estás buscando.