En nuestra relación hace falta amor - Mejor con Salud

En nuestra relación hace falta amor

Cuando el amor ha acabado y ya no estamos a gusto con la otra persona es importante que tengamos el valor de decírselo para no hacerle más daño
pareja dejando de serlo

Es duro abrir los ojos ante una realidad que somete a muchas parejas a una relación donde hace falta amor. Un amor que en un principio estaba presente pero que, sin saber cómo, ha desaparecido con el tiempo, paulatinamente.

Te recomendamos: 5 cosas que no debes permitir en tu relación de pareja

Las experiencias, la convivencia, las vivencias compartidas, los problemas… Absolutamente todo influye de manera positiva o negativa en nuestra relación de pareja.

Pero, ¿qué ocurre cuando te das cuenta de que en tu relación hace falta amor? ¿Cuándo empezó a estar ausente este sentimiento?

Ahora ya no estoy ciego

En las primeras etapas de una relación, nos sentimos tan enamorados que estamos ciegos. Todo nos parece bien, no vemos defectos y estamos como en una nube.

Tan solo con el paso del tiempo, estas barreras que nublan nuestros ojos empiezan a caer. Es entonces cuando empezamos a descubrir defectos que nos disgustan.

mujer-triste-por-desamor

Cuando esto sucede, podemos pensar que no sabemos de quién nos hemos enamorado, o que la otra persona ha cambiado. Nada más lejos de la realidad: los que hemos cambiado somos nosotros; bueno, más bien, nuestra percepción de lo que era real.

Es en este momento cuando quizás empiece el proceso de desenamoramiento. Hay muchas cosas que nos disgustan y empezamos a tener ciertos comportamientos que minarán nuestra relación de pareja.

Uno de ellos, por ejemplo, es la sensación de incomodidad que empieza a existir ante los defectos del otro. En ocasiones, incluso tu reacción puede ser demasiado “exagerada”.

Tienes que leer: Indicadores para saber si mi relación de pareja no funciona

También, empezaremos a realizar críticas destructivas hacia nuestra pareja, algo que no habíamos hecho antes pero que, a causa de todos esos defectos que odiamos, no podemos evitar decir.

Esto provocará heridas, daños irreparables y discusiones que no terminarán nada bien.

La falta de comunicación hace acto de presencia

Quizás alguna vez te hayas preguntado cómo ciertas parejas pueden no hablar entre ellos de intimidades más profundas. Es decir, parece que mantienen una relación muy superficial, como si no compartiesen cama cada noche, como si ya no se quisieran, pero así lo aparentan.

pareja que no se habla

Esto también mina la pareja, ya que sin comunicación es imposible que una relación siga adelante. Según la edad que tengan los cónyuges, quizás decidan continuar juntos, pero esto los dotará de una increíble infelicidad.

La comunicación es muy importante y sin ella la relación se ve frustrada. Además, somos nosotros quienes decidimos no abrirnos con nuestra pareja. Nos aislamos de una manera sutil, encerrándonos en nosotros mismos y siendo completamente superficiales.

Destacamos: 4 errores frecuentes en nuestras relaciones de pareja

Esta realidad se presenta en las parejas que llevan muchos años juntos y que, lejos de estar enamorados, mantienen una cierta amistad y cariño. Pero, ¿es esto suficiente para estar en una relación? ¿Realmente el amor se acaba?

Lo que sí sabemos con certeza es que estas parejas no son felices y, aun así, deciden seguir juntas por determinados motivos.

Ya no estoy enamorado de ti

Las apariencias no lo son todo, aunque cada pareja tiene sus propios motivos para mantenerse unida a pesar de que ambos ya no se aman. Eso sí… ¿Hasta qué punto merece esto la pena?

No eres plenamente feliz, el amor se ha acabado y os estáis impidiendo conocer a otras personas porque quizás no veis posibilidades.

Hombre-se-va-dejando-a-su-pareja

No sabemos en qué momento se produce este desamor. Quizás el amor tenga fecha de caducidad y tras él solo quede cariño.

Lo que sí es importante es saber detectar cuando en nuestras relaciones falta el amor para evitar vivir con alguien con el que no nos comunicamos, para evitar criticarlo y despreciarlo. Para evitar hacerle daño…

Nadie merece ser dañado en una relación, así que, ¿por qué no ser sinceros? El miedo, la vergüenza, provocan que nos callemos pero, ¿cuándo nos hemos vuelto tan cerrados?

Hay que empezar a derrumbar las barreras que nos ponemos. Quizás aún haya algo que salvar en nuestra relación.

No te puedes perder: ¿Cómo saber si estoy viviendo una “relación tóxica” de pareja?

¿Piensas que el amor es una fase que se termina acabando? La realidad es que la rutina, las experiencias y descubrir que esa persona de la que nos habíamos enamorado tiene más defectos de los que creíamos provocan que nos sintamos a disgusto.

En definitiva, provocan que el amor se vaya por donde ha venido.