En que consiste y cómo funciona el blanqueamiento anal

El blanqueamiento de la zona anal es una práctica con fines estéticos que se ha popularizado enormemente en los últimos años, surgiendo inicialmente en el mundo de la pornografía.

El blanqueamiento anal es un procedimiento médico con fines estéticos,  que tiene como objetivo blanquear la piel que rodea al ano.

Oscurecimiento de la zona anal

El oscurecimiento de la zona anal y genital es un fenómeno muy común. Se trata de un proceso ligado al envejecimiento de dichas zonas, que inicialmente tienen un color más claro y rosado y con el paso del tiempo se vuelven más violáceas y oscuras.

Sin embargo, dicho fenómeno nada tiene que ver con la higiene, sus causas son fisiológicas. Factores como el tipo de piel y su pigmentación influyen en la coloración de dichas zonas, que varían de una persona a otra.

Existen otra serie de razones, como son ciertos cambios hormonales, el embarazo o el uso de ropa ajustada que pueden influir en el oscurecimiento de la zona. No obstante, lo más común es que las zonas que revisten el ano o los genitales sean más oscuras ya que tienen una mayor cantidad de melanina.

La melanina es el pigmento responsable de dar coloración a la piel. La piel que rodea el ano y los genitales adquieren una mayor cantidad de dicho pigmento y por tanto se oscurecen. Este aumento de pigmentación es un fenómeno natural que, como se ha mencionado, este estrechamente relacionado con el envejecimiento.

Blanqueamiento anal

El blanqueamiento anal tiene como objetivo aclarar estas zonas oscurecidas. Disminuyendo la pigmentación de la zona y haciendo que adquiera un tono más rosado, que variará según el tipo de piel.

Este tipo de tratamiento estético se ha ido popularizando en los últimos años, surgiendo inicialmente en el mundo de la pornografía, al ser muchas las actrices del sector las que reconocieron haberse realizado un blanqueamiento anal.

La gran demanda del blanqueamiento anal se relaciona también con la moda de la depilación integral ya que de esta forma se hacen más visibles áreas que normalmente estaban ocultas, mostrando el oscurecimiento de las mismas. En cuanto a la intervención, existen diferentes métodos, entre los cuales encontramos:

Criocirugía

En este tipo de intervención, las capas de piel más superficiales de la zona del ano se destruyen mediante temperaturas extremas. El objetivo es eliminar las células superficiales de la piel, con una mayor pigmentación, dejando sanar la zona con piel nueva, menos oscurecida.

Sin embargo, este tipo de tratamiento entraña ciertos riesgos asociados a la sensibilidad de la zona. La zona anal es una zona delicada que puede no sanar correctamente.

Una de las complicaciones más comunes que puede darse tras este tratamiento de blanqueamiento anal es la estenosis anal. La estenosis anal se da por una mala cicatrización de la zona, que hace que el canal se estreche, ocasionando dolor y otros problemas asociados.

Quizá te interese: 5 hábitos de higiene íntima que no son tan buenos como pensabas

Láser

Esta variante es una de las más utilizadas para el blanqueamiento anal. En este caso, se utiliza un láser para eliminar las capas superficiales de la piel del ano, con una mayor pigmentación.

El objetivo vuelve a ser permitir que se forme piel nueva con una menor pigmentación (más clara). Sin embargo, muchos especialistas creen que el láser es una mejor opción ya que puede ser calibrado para no penetrar ni dañar las capas más profundas de la piel.

Este tipo de intervención suele requerir varias sesiones y al igual que la criocirugía tiene un periodo de alrededor de dos semanas. Ambos tratamientos (laser y criocirugía) pueden ser dolorosos y presentan las mismas posibles complicaciones, asociadas al proceso de cicatrización de la zona.

Descubre: 8 tips para depilar la zona bikini en casa

Cremas

Cremas antibióticas.

Otra de las formas de blanqueamiento anal, muy utilizado por su sencillez y bajo coste, es el uso de cremas blanqueadoras. Sin embargo, la seguridad de estas cremas blanqueadoras es motivo de controversia.

Muchas de estas cremas tienen como principio activo la hidroquinona, un compuesto despigmentante capaz de bloquear la producción de melanina por parte de las células. Sin embargo, cada vez son más las evidencias que demuestran que la hidroquinona es un compuesto cancerígeno. Se cree que está implicada en el desarrollo de cáncer de hígado y riñón y por ello ha sido prohibida en diversos países.

Otras cremas pueden utilizar ácidos destinados a eliminar las capas superficiales más pigmentadas. En muchas ocasiones, estos ácidos causan reacciones alérgicas, así como efectos secundarios no deseados, como una hiperpigmentación, provocando el efecto contrario al deseado.

Por todo esto, el blanqueamiento anal es un tratamiento estético cuyos métodos deben ser cuidadosamente evaluados y valorados, asegurándose siempre de estar sometiéndose a un procedimiento seguro.