La clave está en encontrar a alguien con quien aburrirse sea divertido

Valeria Sabater · 27 junio, 2016
En nuestra pareja debemos encontrar esa complicidad y compenetración que haga que con una sola mirada nos entendamos. Ambos tenemos que ser capaces de aportar luz a los días oscuros del otro

Quien se obsesione con encontrar una pareja ideal caerá en un estado de sufrimiento realmente inútil. Para empezar, no hay personas ideales: hay personas reales con las que aprender a construir nuestra felicidad.

Puesto que tampoco nosotros mismos somos perfectos ni ideales, la clave de las relaciones exitosas y duraderas se encierra en un aspecto tan sencillo como maravilloso: disfrutar juntos, reírse, ser cómplices ante cada dificultad, ante cada reto.

El hecho poder ser siempre nosotros mismos durante la relación, el no sentirnos juzgados, ni manipulados y conseguir que incluso los instantes de aburrimiento sean maravillosamente entretenidos ya es, de por sí, un gran logro.

Hoy en nuestro espacio te hablamos de este aspecto. De la importancia de cultivar el buen humor en nuestras relaciones afectivas.

Encontrar a alguien con quien los días siempre merezcan la pena

Nuestro camino en materia relacional y emocional experimenta muchos cambios. Amar requiere algo de sabiduría, una dosis de mágica causalidad y una buena proporción de amor propio, ese que nos indique quién sí y quién no.

Descubre 10 cosas que las parejas felices hacen juntas

Te proponemos reflexionar en estas dimensiones durante un momento para comprender mejor esa magia esencial que nutre las relaciones más maduras, conscientes y que, a su vez, hacen de la alegría su hilo conductor.

pareja-abrazada-mirando-al-horizonte

Si mi alma está hecha de colores la otra persona no puede traerme oscuridades

Hay personalidades extrovertidas, hechas para el entusiasmo, la diversión, para compartir instantes y dar lo mejor de sí mismos a los demás. Sin embargo, algo que ocurre en ocasiones es que no siempre escogen a la pareja “más adecuada”.

Hay perfiles que no ven con buenos ojos que sus parejas sean tan abiertos con los demás y que se muestren como esa chispa en toda reunión, la alegría en todo evento, cuando ellos mismos se sienten “reprimidos”.

  • Las personas desconfiadas y con baja autoestima tienden, por lo general, a establecer relaciones de pareja algo complicadas.
  • La razón de ello se debe a que buscan ante todo “controlar” al ser amado. “Apagan”, por así decirlo, ese entusiasmo vital y esa energía porque temen que en cualquier momento vayan a ser abandonados.
  • Cuando las relaciones de pareja se viven a muy distinto nivel de personalidad, aparecen los problemas.
  • A veces el amor no es suficiente, y menos cuando está presente ese tercer componente llamado desconfianza: “es que tú siempre muestras más interés por los demás”, “siempre estás alegre y parece que no te preocupes por mí”.

Lee también cuando el alma es sincera se convierte en una unión entre dos puentes

Debemos tener cuidado con este tipo de situaciones. Cuando percibamos que nuestro carácter cambia, cuando nuestra alma ya no tenga “tanto color”, y vivamos con temor a hacer ciertas cosas por miedo a cómo reaccione nuestra pareja, estaremos dejando de ser nosotros mismos.

pareja-hindú

Cuando dejamos de serlo, cuando ya no nos reconocemos porque somos el simple reflejo de las alegrías del ayer, será el momento de tomar una decisión.

Ser pareja es, ante todo, construir una felicidad en común. Si lo que se construye son tristezas y perdemos nuestra integridad, poco a poco podremos derivar en una depresión. No hay que permitirlo.

Quien bien te quiere te hará reír

No importa que a él le vaya la música moderna y a ti la clásica, que él sea de quedarse más en casa y que tú adores hacer cosas al aire libre.

  • Dos personas no deben ser semejantes para ser pareja. Lo importante es compartir unos mismos valores y, ante todo, hacer de instantes aburridos grandes momentos de complicidad, de distensión, de risas, placer…
  • A menudo, se dice aquello de que la mejor pareja debe ser nuestro mejor amigo y, además, nuestro cómplice en la cama. Los dichos populares en ocasiones esconden una gran verdad y esta lo es.
  • La intimidad, el deseo, el respeto y el compromiso son pilares básicos en una relación de pareja, ahí donde cada uno de ellos debe estar satinado por una dimensión excepcional: la alegría.

Lee también “si el amor aprieta no es tu talla”

A la hora de hablar de la importancia del sentido del humor en una relación de pareja, conviene también aclarar algunos puntos esenciales:

  • El humor no significa hacer uso de él para atacar, como se hace, por ejemplo, mediante la ironía.
  • Hay quien a través del lenguaje ejerce un maltrato sutil y destructivo mediante las ironías, ahí donde el sentido del humor se disfraza de agresión. Jamás permitas que las bromas te ridiculicen, que te hagan sentir mal.
pareja encontrar amor

Una pareja feliz se ríe en conjunto, y el sentido del humor es constructivo y hasta terapéutico.

Por ello, hemos de considerar siempre la alegría como el mejor ingrediente de las relaciones de pareja felices, esas donde, aun en instantes complicados, somos capaces de buscarnos con las sonrisas para hallar una solución.