Endometriosis y embarazo: todo lo que necesitas saber

01 Julio, 2020
Este artículo ha sido escrito y verificado por la médica Elisa Martin Cano
Endometriosis y embarazo es una combinación posible, aunque encierra algunos riesgos. Es clave la consulta médica para la planificación y los controles estrictos posteriores.
 

La endometriosis es una patología bastante frecuente, y por lo tanto puede estar presente durante un embarazo. Esta asociación, en general, proviene de antes que la mujer quede encinta y hasta puede ser un motivo de infertilidad.

La enfermedad de la endometriosis afecta casi a un 15 % de las mujeres. Consiste en la presencia de tejido endometrial fuera del útero. Este tejido es el que reviste la cavidad uterina de manera normal y permite la implantación del embrión.

Lo más frecuente en la endometriosis es que se encuentre en la pelvis, en torno a las trompas de Falopio o cerca de ellas. No deja de ser funcional, por lo que es sensible a todos los cambios hormonales que sufre la mujer, incluidos los del embarazo.

¿En qué consiste la endometriosis?

El útero es una cavidad hueca revestida por un tejido que se denomina endometrial. Este tejido es sensible a los cambios hormonales que tienen lugar durante el ciclo menstrual como preparación a una posible gesta.

 

De allí proviene la relación íntima entre endometriosis y embarazo. Estamos hablando de las células que forman la capa protectora para el embrión durante los primeros días de vida, permitiendo el agarre al órgano uterino y evitando el desprendimiento.

De esta manera, en cada ciclo, al igual que el endometrio normal presente en el útero se prepara para un posible embarazo, el tejido que se encuentra de manera anormal fuera de la cavidad también lo hace. Esto supone que, durante la menstruación, se produzca sangrado también en estas zonas.

Existen mujeres que padecen endometriosis y lo desconocen. Sin embargo, la mayoría sí presentan síntomas. El más frecuente es el dolor pélvico, que sigue el ciclo menstrual.

Por otra parte, es importante destacar que, según donde se encuentre el tejido anómalo, tendrá unas repercusiones u otras. Muchas veces la endometriosis afecta a los ovarios. En este caso, se pueden formar quistes que contienen tejido y se denominan endometriomas.

 
Dolor en la mujer con endometriosis
El dolor pélvico es uno de los signos primordiales de la endometriosis, ya sea en el embarazo o no

Sigue leyendo: Dolor de ovarios en la menopausia

¿Qué relación existe entre endometriosis, embarazo e infertilidad?

Según diferentes estudios, casi un 10 % de los casos de infertilidad se deben a endometriosis. Esto parece relacionarse al hecho de que el tejido endometrial que está en el ovario o en las trompas de Falopio irrita los órganos.

Inclusive, se postula la teoría de un daño a estas partes del aparato reproductor por las constantes inflamaciones cíclicas que suceden cada mes con el período menstrual. Recordemos que se trata de un tejido ubicado en una zona que no le corresponde.

Es frecuente que se formen cicatrices y adherencias alrededor de las regiones anatómicas donde hay endometriosis. De esta manera, el tejido fibroso altera el proceso de la fecundación. El óvulo no puede circular de manera normal hacia el útero para recibir el espermatozoide primero, y anidar luego.

 

Complicaciones durante el embarazo

Una mujer con endometriosis puede quedar embarazada, aunque aumentan las alarmas. Esta patología también se asocia a una serie de complicaciones durante la gestación, como un mayor riesgo de aborto, de placenta previa o de parto prematuro.

De hecho, según estudios, el riesgo de aborto parece ser muy elevado, sobre todo si se combina con otros factores. Las mujeres embarazadas con endometriosis que son obesas, mayores de 35 años o fumadoras, tienen mucha probabilidad de una pérdida con hemorragias durante las 12 primeras semanas.

Un bebé se considera prematuro cuando nace antes de las 37 semanas de gestación. Esto supone una situación crítica y estresante para el niño, ya que no está desarrollado por completo y posee deficiencias en sus órganos.

No se conoce muy bien cuál es el mecanismo por el que la endometriosis se asocia a la prematuridad y a la placenta previa. Esta última patología consiste en la implantación de la placenta en una zona atípica, más cercana al cuello del útero. Por ello, antes o durante el parto puede romperse, con una hemorragia que pone en riesgo tanto al bebé como a la madre.

 
Consula de ginecología
La consulta es clave cuando una mujer con endometriosis planifica un embarazo

Quizá te interese: Mononucleosis en el embarazo

¿Existe algún tratamiento para la endometriosis durante el embarazo?

La endometriosis como tal tiene diferentes opciones de tratamiento. Sin embargo, no se recomienda utilizar ninguna de ellas durante el embarazo. Cuando la mujer ya está gestando, lo mejor es llevar un control más estricto. También están indicadas medidas para aliviar el dolor, como tomar baños calientes.

Si la endometriosis se detecta en una mujer que desea quedarse embarazada, se puede realizar cirugía conservadora previa. Con ella se pretende eliminar el tejido endometrial ectópico y conservar el útero y los ovarios. Esta cirugía se hace por laparoscopia.

La otra opción es evaluar la posibilidad de una fertilización in vitro si se quiere evitar lo quirúrgico. Hay mujeres que tienen contraindicada la cirugía, ya sea por condiciones patológicas asociadas o por la ubicación inaccesible del tejido endometrial. También puede ser una decisión personal de no someterse al riesgo.

 

Lo que debemos recordar es que, si una mujer desea quedarse embarazada, lo mejor es consultar siempre con un médico. En el caso de tener endometriosis, es aún más importante la evaluación previa para reducir los riesgos futuros.

 
  • Manejo de la endometriosis e infertilidad. (n.d.). Retrieved June 28, 2020, from http://www.scielo.org.pe/scielo.php?pid=S2304-51322012000200006&script=sci_arttext
  • Harada, T., Taniguchi, F., Onishi, K., Kurozawa, Y., Hayashi, K., Harada, T., … Katoh, T. (2016). Obstetrical complications in women with endometriosis: A cohort study in Japan. PLoS ONE, 11(12). https://doi.org/10.1371/journal.pone.0168476
  • Fadhlaoui, A., Bouquet de la Jolinière, J., & Feki, A. (2014, July 2). Endometriosis and Infertility: How and When to Treat? Frontiers in Surgery. Frontiers Media S.A. https://doi.org/10.3389/fsurg.2014.00024
  • Increased rate of spontaneous miscarriages in endometriosis-affected women | Human Reproduction | Oxford Academic. (n.d.). Retrieved June 28, 2020, from https://academic.oup.com/humrep/article/31/5/1014/1749865
  • Fuldeore, Mahesh J., and Ahmed M. Soliman. "Prevalence and symptomatic burden of diagnosed endometriosis in the United States: national estimates from a cross-sectional survey of 59,411 women." Gynecologic and obstetric investigation 82.5 (2017): 453-461.
  • Bedaiwy, Mohamed A., et al. "New developments in the medical treatment of endometriosis." Fertility and sterility 107.3 (2017): 555-565.
  • Leone Roberti Maggiore, Umberto, et al. "A systematic review on endometriosis during pregnancy: diagnosis, misdiagnosis, complications and outcomes." Human reproduction update 22.1 (2016): 70-103.
  • Leeners, Brigitte, et al. "The effect of pregnancy on endometriosis—facts or fiction?." Human reproduction update 24.3 (2018): 290-299.
  • Clachar Hernández, Glenda. "Hemorragia postmenopáusica." Revista Médica de Costa Rica y Centroamérica 72.615 (2016): 483-486.
  • Prefumo, Federico, and A. Cristina Rossi. "Endometriosis, endometrioma, and ART results: current understanding and recommended practices." Best Practice & Research Clinical Obstetrics & Gynaecology 51 (2018): 34-40.