Enfermedad de Crohn - Mejor con Salud

Enfermedad de Crohn

La enfermedad de Crohn es una patología inflamatoria intestinal crónica que afecta al tracto gastrointestinal y que se manifiesta de forma intermitente a lo largo de la vida del individuo.
Dolor abdominal en la enfermedad de Crohn

La enfermedad de Crohn es una patología que consiste en la inflamación crónica del espesor de la pared de diversos tramos del tracto digestivo, generalmente en el intestino. Esto da lugar a síntomas como diarrea, dolor abdominal, fiebre, etc.

Enfermedad inflamatoria intestinal

La enfermedad Inflamatoria Intestinal (EII) se caracteriza por la inflamación crónica de la pared intestinal de etiología no específica y que presenta cursos recidivantes. Dentro de la EII encontramos dos grandes patologías, la colitis ulcerosa y la enfermedad de Crohn.

Anatomía patológica de la enfermedad de Crohn

Mientras que la colitis ulcerosa sólo afecta a la mucosa de la pared del colon, la enfermedad de Crohn afecta a todo el espesor de la pared intestinal y a todos los segmentos intestinales, aunque habitualmente lo hace de forma segmentaria y asimétrica.

No se sabe con certeza cuál es la etiología de la enfermedad, por lo que la teoría más aceptada hasta ahora es la multifactorialidad, es decir, la enfermedad de Crohn sería consecuencia de factores genéticos, ambientales, microbiológicos e inmunológicos.

Síntomas de la enfermedad de Crohn

  • Diarrea, normalmente sanguinolienta.
  • Dolor abdominal.
  • Masa abdominal.
  • Pérdida de peso.
  • Cansancio.
  • Tenesmo fecal.
  • Fiebre.

La enfermedad de Crohn puede dar lugar a complicaciones como:

  • Abscesos.
  • Fístulas.
  • Obstrucción intestinal.
  • Estenosis.
  • Enfermedad perianal.
  • Megacolon tóxico.

Además, se ha relacionado la enfermedad de Crohn con una mayor predisposición al cáncer de colon, aunque los estudios no han sido concluyentes por el desconocimiento de la etiología de la enfermedad.

Manifestaciones extraintestinales

Relacionadas con el grado de actividad:

  • Arteriopatía periférica.
  • Eritema nodoso.
  • Epiescleritis.
  • Estomatitis aftosa.
  • Hígado graso.

Aterosclerosis periférica

Independientes del grado de actividad:

  • Pioderma gangrenoso.
  • Psoriasis.
  • Espondilitis anquilosante.
  • Uveítis y sacroileítis.

Diagnóstico de la enfermedad de Crohn

El diagnóstico de la enfermedad inflamatoria intestinal se realiza mediante los datos clínicos, de laboratorio e histológicos, y las pruebas endoscópicas y radiológicas, pues no hay ninguna prueba específica para detectar la enfermedad.

Es necesario descartar siempre la enteropatía celíaca y las infecciones intestinales, pues ambas patologías pueden estar inflamando la mucosa.

La falta de una prueba efectiva para la detección de la enfermedad inflamatoria intestinal da lugar a un importante retraso en el diagnóstico.

Endoscopia

La endoscopia se utiliza para el diagnóstico inicial y diferencial, para determinar el grado de extensión y de severidad de las lesiones, así como la presencia o no de neoplasias, para valorar la respuesta al tratamiento, y como método terapéutico en algunos casos.
Intestino grueso afectado por la enfermedad de Crohn

La ileocolonoscopia es la prueba de elección en la evaluación inicial de la enfermedad de Crohn.

Radiología

Se llevan a cabo diversos estudios radiológicos, entre los cuales incluimos los estudios baritados, las ecografías, el TAC y la resonancia magnética. Los estudios radiológicos nos ayudan a la detección de edema, úlceras, estenosis, fístulas y afectaciones extraintestinales.

Histología

La biopsia en la enfermedad de Crohn es una prueba muy importante para el diagnóstico diferencial con otras posibles patologías. Las principales características antomopatológicas de la enfermedad de Crohn son:

  • Afectación discontinua de la pared.
  • Presencia de granulomas.
  • Presencia de linfocitos y células plasmáticas.
  • Irregularidad de las criptas intestinales.

Pruebas de laboratorio

Se realizará la prueba de la calprotectina, la cual determinará si hay inflamación intestinal o no según exista la presencia de esta proteína en heces o no.

Además, se realizará una analítica general para evaluar el estado del paciente.

Clasificación de la enfermedad de Crohn

Se distingue a los pacientes según la edad de comienzo, según la localización de la patología y según el tipo de patrón de la enfermedad, según la Clasificación de Montreal.

  • Edad.
    • A1: Menos de 16 años.
    • A2: De 16 a 40 años.
    • A3: A partir de los 40 años.

El índice de actividad de Harvey permite conocer el estado de la enfermedad de Crohn según unos criterios clínicos.

  • Localización.
    • L1: Íleon.
    • L2: Colon.
    • L3: Íleon y colon.
    • + L4: Si existe afectación del tubo digestivo superior.
  • Tipo de afectación.
    • B1: Tipo inflamatorio.
    • B2: Tipo estenosante.
    • B3: Tipo fistulizante.
    • + P: Si existe afectación perianal.

Índice de actividad de la enfermedad de Crohn

El índice de actividad de Harvey permite conocer el estado de la enfermedad de Crohn según unos criterios clínicos.

Se evalúa el bienestar general del paciente, el dolor abdominal, el número de deposiciones líquidas al día, es decir, número de diarreas y la presencia de masas abdominales y de complicaciones.

La puntuación total del índice nos puede indicar que la enfermedad está en remisión, moderadamente activa o marcadamente activa, lo cual establecerá la gravedad y el tratamiento de la enfermedad de Crohn.