Enfermedades asociadas al síndrome metabólico

Las alteraciones en el correcto funcionamiento del metabolismo repercuten en gran medida en muchas otras funciones corporales.

¿Qué es el síndrome metabólico? El síndrome metabólico es un conjunto de alteraciones del metabolismo que supone uno de los principales problemas de salud en la actualidad. Hoy descubriremos algunas enfermedades asociadas al síndrome metabólico.

Es importante señalar que este síndrome no es una enfermedad nueva. Sin embargo, sí es bastante desconocida por este nombre. Las personas que la sufren suelen tener un exceso de grasa en la zona abdominal, es decir, padecen algún tipo de obesidad.

Las enfermedades que se asocian a este síndrome

El síndrome metabólico tiene una serie de factores de riesgo que son necesarios tener en cuenta. Por ejemplo, uno de ellos sería la obesidad (como ya hemos mencionado), pero también presión arterial alta o elevación de glucosa en sangre.

Veamos de una forma más detenida las enfermedades asociadas al síndrome metabólico:

Lee: 7 consejos para prevenir la obesidad

1. Hipertensión arterial

Hipertensión arterial

La hipertersión arterial, o presión arterial alta, se podría definir de la siguiente manera: es la fuerza o presión que la sangre hace contra las arterias. Esto podría no ser un problema, sin embargo tener la presión alta puede derivar en:

  • Derrames cerebrales.
  • Insuficiencia cardiorespiratoria.
  • Infarto.
  • Insuficiencia renal.

Por estos motivos, es muy importante tener la presión arterial controlada. Con ejercicio, dieta y, en algunos casos, medicamentos, puede mantenerse en sus niveles adecuados.

2. Obesidad central

Esta es una de las enfermedades del síndrome metabólico que ya hemos mencionado, pero que es necesario tratar en profundidad. La obesidad en este síndrome suele estar relacionada con un exceso de grasa en la zona de la cintura (abdominal).

La obesidad central tiene una característica y es que suele favorecer el desarrollo de la diabetes, otra enfermedad que debemos tener muy en cuenta. Además, pueden darse enfermedades cardiovasculares y la hipertensión arterial que tratamos anteriormente.

3. Diabetes

Diabetes

Como no podría ser de otra manera, la diabetes es un problema que muchas personas sufren y que puede formar parte de las enfermedades asociadas al síndrome metabólico.

Cuando una persona tiene diabetes, quiere decir que hay unos niveles de glucosa (azúcar) demasiado elevados en la sangre. ¿Qué problemas puede tener una persona con diabetes?

  • Problemas en el aparato digestivo, dientes y encías.
  • Problemas en la piel.
  • Trastornos relacionados con los huesos y las articulaciones.
  • Enfermedades cardíacas.
  • Puede afectar a los riñones y a los ojos.

Para tratar los casos de diabetes se suelen utilizar medicinas, sin embargo es imprescindible tener un amplio conocimiento de cómo actuar en diversos casos para evitar los problemas expuestos.

Lee: 5 zumos naturales para regular los niveles de azúcar en sangre

4. Enfermedades cardíacas

La última de las enfermedades asociadas al síndrome metabólico abarca las enfermedades cardíacas. Estas tienen que ver con la sangre que se suministra al corazón y que puede verse bloqueada o disminuida.

Por ejemplo, si nuestras arterias se estrechan debido al colesterol, es importante que tengamos en cuenta que podemos sufrir un infarto o una insuficiencia cardíaca.

Por este motivo, es importante que controlemos los triglicéridos que son la grasa que se encuentra en la sangre y nuestros niveles de colesterol bueno. Pues el colesterol no es negativo en sí. Hay colesterol malo y colesterol bueno.

¿Qué podemos hacer con las enfermedades asociadas?

Vida sana

Las enfermedades asociadas al síndrome metabólico pueden controlarse, sin embargo aunque en algunos casos creamos que se han ido y no van a volver (como el colesterol) siempre tenemos que mantenernos alerta.

Por eso, recomendamos llevar una dieta saludable sin excesos y donde las grasas buenas estén presentes. También, es importante hacer ejercicio. Con esto no queremos decir que haya que apuntarse a un gimnasio. Pero caminar media hora o una hora al día puede suponer un gran cambio.

De igual manera, deberíamos dejar de lado determinados hábitos nocivos como fumar o consumir de manera excesiva alcohol.

Aunque en algunos casos no habrá otra opción que medicarse, siempre será positivo que podamos controlar las enfermedades asociadas al síndrome metabólico de manera natural. Así, además, estaremos adoptando hábitos más saludables que repercutirán sobre nuestro bienestar.

¿Has sufrido alguna de estas enfermedades asociadas al síndrome metabólico? ¿Introduces hábitos saludables en tu vida o prefieres siempre los medicamentos?

Categorías: Enfermedades Etiquetas:
Te puede gustar