Enfermedades cardíacas: todo lo que debes saber

14 Octubre, 2020
Este artículo ha sido escrito y verificado por el médico Leonardo Biolatto
Las enfermedades cardíacas pueden ser congénitas o adquiridas, aunque estas últimas son mucho más frecuentes. Te explicamos todo sobre ellas y sobre los factores de riesgo que favorecen su aparición.

Las enfermedades cardíacas son aquellas que afectan al corazón. Muchas veces se utiliza este término y el de patología cardiovascular, aunque en realidad, las últimas son las que hacen referencia también a la afectación de los vasos sanguíneos.

Todas ellas suponen las principales causas de muerte a nivel mundial. Sin embargo, gran parte son prevenibles. Por ello, en este artículo te explicamos todo lo que debes saber sobre las enfermedades cardíacas y cómo evitarlas.

¿Qué son las enfermedades cardíacas?

Las enfermedades cardíacas son un grupo heterogéneo de patologías que afectan al corazón, ya sea de manera estructural o en su funcionamiento. También pueden incluir ciertas patologías vasculares, como el estrechamiento de los vasos sanguíneos.

De manera general, se suelen dividir en una serie de grupos. En primer lugar encontramos aquellas que consisten en una alteración del ritmo cardíaco: arritmias. Por otra parte están los defectos cardíacos congénitos, que son aquellos presentes desde el nacimiento.

Dentro de las enfermedades cardíacas también se engloban las anomalías estructurales. Por ejemplo, las valvulopatías (relacionadas con las válvulas del corazón) o las miocardiopatías (alteración del músculo cardíaco). A continuación vamos a hacer una explicación básica de tres de las más relevantes.

Arterias con arterioesclerosis.
La presencia de placas de ateroma es un factor de riesgo para anginas de pecho e infartos.

Arteriosclerosis

La arteriosclerosis es uno de los factores de riesgo más relevantes para sufrir enfermedad cardíaca. En realidad, está dentro de las patologías cardiovasculares, pero es importante destacarla, debido a que suele causar complicaciones graves.

Este trastorno consiste en que las arterias se vuelven rígidas y gruesas. De esta manera, el flujo sanguíneo que se dirige hacia los tejidos del cuerpo se altera. La aterosclerosis, por su parte, es un tipo específico de arteriosclerosis, aunque no son lo mismo. En este caso nos referimos a un endurecimiento de la pared distinto al formado por las placas de ateroma.

Lo que suele suceder es que la aterosclerosis afecta a las arterias coronarias. Así, el corazón deja de recibir suficiente oxígeno y nutrientes para funcionar de manera correcta, debido a placas de grasa y colesterol que obstruyen.

Angina de pecho e infarto de miocardio

Tanto la angina de pecho como el infarto o ataque cardíaco son patologías íntimamente relacionadas con la aterosclerosis. Se producen cuando ya existe una obstrucción notable en las arterias coronarias.

Cuando la obstrucción es parcial suele suceder la angina de pecho. Aparece un dolor intenso que no llega al infarto, el que se localiza en el pecho y desaparece al poco tiempo cuando la persona realiza reposo.

En contraposición, el infarto agudo de miocardio es un dolor potente que no calma con el reposo y que denota la falta de llegada de oxígeno al tejido cardíaco. Al final, el resultado es la necrosis celular. El infarto supone una de las principales causas de muerte en la actualidad.

¿Cómo se desarrollan las enfermedades cardíacas?

El desarrollo de las enfermedades cardíacas depende de muchos factores. Podemos distinguir, de forma general, entre patologías congénitas y adquiridas. Las congénitas son aquellas que están presentes desde el nacimiento.

Los defectos congénitos, a menudo, son causa de arritmias y valvulopatías. Por otra parte, las adquiridas suelen estar relacionadas con una serie de factores de riesgo y hábitos nocivos.

Por ejemplo, tal y como explican en la Revista de medicina clínica, el tabaco, la presión arterial alta y la diabetes son determinantes en su desarrollo. Lo mismo sucede con otras drogas, como el alcohol o la cocaína, al igual que con el estrés o la falta de ejercicio.

Hay factores que incrementan el riesgo de sufrir enfermedades cardíacas y no son modificables, como el envejecimiento y el paso de los años. Las infecciones u otras enfermedades metabólicas (como la hemocromatosis) pueden estar relacionadas.

Podría interesarte: ¿Cómo proteger la salud cardiovascular ante una situación estresante?

¿Cuáles son los signos de las enfermedades cardíacas?

Los síntomas de las enfermedades cardíacas son variables. No es lo mismo que la patología afecte a un vaso sanguíneo, como la aterosclerosis en una arteria coronaria, a que se altere el ritmo cardíaco. Por eso, vamos a explicar en líneas generales qué signos suelen aparecer en cada situación.

En primer lugar, cuando hablamos de aterosclerosis, debemos pensar en que los síntomas van a ser derivados de la angina de pecho o de un infarto. En estos casos lo que predomina es un intenso dolor en el tórax y dificultad para respirar.

Además, el dolor puede irradiarse a la mandíbula o el brazo. No obstante, es importante señalar que los síntomas no son iguales en hombres que en mujeres. Según explica la Clínica Mayo, las mujeres son más propensas a sufrir signos infrecuentes como náuseas, vómitos o indigestión.

Las arritmias se caracterizan por una sensación de palpitaciones o de aleteo en el pecho y malestar general. En muchos casos suceden mareos y desmayos, además de aturdimiento.

Los defectos cardíacos congénitos, por su parte, tienden a producir dificultad para respirar y para realizar actividades físicas. Es usual que estas personas presenten edemas en las piernas o incluso en el abdomen. En los casos más graves puede haber cianosis.

Descubre más: ¿Cómo afecta el verano a la salud cardiovascular?

¿Cómo se pueden detectar las enfermedades cardíacas?

Gracias a los avances de la ciencia y de la medicina, cada día existen más formas de detectar las enfermedades cardíacas. De hecho, en algunos casos se puede incluso realizar un diagnóstico prenatal. De esta forma, se instaura el tratamiento de forma precoz y se evitan las complicaciones.

Las pruebas que más se utilizan en las consultas de cardiología son el electrocardiograma, el ecocardiograma y el cateterismo cardíaco. No obstante, no son las únicas. También se puede emplear la tomografía computarizada, la resonancia magnética y la prueba de esfuerzo.

Electrocardiograma

El electrocardiograma suele ser la prueba inicial ante cualquier posible patología cardíaca. Esto se debe a que es un procedimiento poco invasivo y con bajo coste.

Permite registrar las señales eléctricas que se producen en el corazón. Así se puede observar si hay alguna anomalía en el ritmo o incluso en la estructura.

Ecocardiograma

El ecocardiograma también es una prueba no invasiva que se realiza con frecuencia. Es una ecografía que permite ver la estructura y el funcionamiento del corazón.

La Sociedad Española de Imagen Cardíaca explica que esta técnica se puede combinar con el doppler, que es de gran utilidad, sobre todo tras infartos de miocardio. La técnica doppler agrega color a la dinámica de lo que se ve y es factible medir la circulación sanguínea con ella.

Cateterismo

El cateterismo no es solo una prueba diagnóstica, sino que también permite tratar numerosas enfermedades cardíacas. Es de especial utilidad en la aterosclerosis de arterias coronarias.

Consiste en introducir un tubo (catéter) a través de una vena o de una arteria distal. Este tubo se guía hacia el corazón, donde se puede observar el defecto en cuestión e incluso repararlo. Por ejemplo, mediante la colocación de un stent para abrir la arteria.

¿Qué cirugías ayudan con las enfermedades cardíacas?

La cirugía es una modalidad de tratamiento muy útil para algunas enfermedades cardíacas. De hecho, en muchos casos es la única forma definitiva de solucionar la patología. Te explicamos algunas de las técnicas que se suelen emplear.

Aterectomía

La aterectomía es un procedimiento que permite eliminar la placa de ateroma del interior de las arterias. Se realiza mediante un catéter que consta de un bisturí en el extremo, con láser o con filo, que ayuda destruir la placa.

Angioplastia

La angioplastia consiste en introducir un catéter con un globo hinchable en su extremo. Este catéter se coloca en el vaso obstruido en cuestión. Después se hincha el globo y así se vuelve a aumentar el calibre de la arteria. Es un procedimiento que hasta puede concretarse de manera ambulatoria.

Marcapasos

Un marcapasos es un dispositivo electrónico que ayuda a regular el ritmo cardíaco. Según el Instituto Cardiovascular de Buenos Aires (ICBA), es muy útil en el tratamiento de arritmias y su colocación tiene un bajo de riesgo de complicaciones.

Mujer en una plaza con dolor torácico.
El dolor en el pecho puede ser signo de una enfermedad del corazón, por lo que requiere atención médica.

¿Los niños pueden desarrollar enfermedades cardíacas?

Los niños también son susceptibles de sufrir enfermedades cardíacas. De hecho, como señalamos al principio, algunas de estas patologías están causadas por defectos congénitos. A su vez, estos defectos, si son graves, suelen dar manifestaciones ya en la infancia.

Por ejemplo, una comunicación inusual entre las diferentes cavidades cardíacas. Lo mismo sucede con las valvulopatías congénitas, que hacen que las válvulas del corazón no puedan funcionar de manera correcta.

Algunas enfermedades cardíacas pueden prevenirse

Debemos tener siempre presente que muchas de las enfermedades cardíacas surgen a raíz de malos hábitos. Por ejemplo, el hecho de fumar, tener una dieta inadecuada o el sedentarismo.

Por ello, lo ideal es que tratemos de actuar sobre estos factores para reducir el riesgo de padecer una patología cardíaca. Controlar el estrés, el peso y realizar ejercicio moderado son medidas esenciales. Además, es importante consultar cualquier síntoma o duda con un médico.

  • Enfermedades Cardiovasculares - Fundación Española del Corazón. (n.d.). Retrieved October 8, 2020, from https://fundaciondelcorazon.com/informacion-para-pacientes/enfermedades-cardiovasculares.html
  • ICBA - Instituto Cardiovascular de Buenos Aires. (n.d.). Retrieved October 8, 2020, from https://www.icba.com.ar/pacientes/educacion-para-pacientes/enciclopedia/implante-de-marcapasos
  • Rosas-Peralta, Martín, and Fause Attie. "Enfermedad cardiovascular: Primera causa de muerte en adultos de México y el mundo." Archivos de cardiología de México 77.2 (2007): 91-93.
  • Valentín Rodríguez, Aymara. "Cardiopatías congénitas en edad pediátrica, aspectos clínicos y epidemiológicos." Revista Médica Electrónica 40.4 (2018): 1083-1099.
  • Muñoz, D. Rodríguez, D. del Val Martín, and JL Zamorano Gómez. "Arritmias." Medicine-Programa de Formación Médica Continuada Acreditado 12.38 (2017): 2263-2266.
  • Eco-Doppler en las complicaciones de la cardiopatía isquémica. (n.d.). Retrieved October 8, 2020, from https://ecocardio.com/documentos/manual-ecocardiografia-basica/1187-eco-doppler-complicaciones-cardiopatia-isquemica.html
  • Nau, Gerardo, and Julio Manuel Lewkowicz. "Angioplastia coronaria ambulatoria." Rev Argent Cardiol 86 (2018): 186-193.
  • de Oliveira Castro, Yana Thalita Barros, et al. "Conhecimento e significado do cateterismo cardíaco para pacientes cardiopatas." Revista da Rede de Enfermagem do Nordeste 17.1 (2016): 29-35.
  • Medrano, M. J., Cerrato, E., Boix, R., & Delgado-Rodríguez, M. (2005). Cardiovascular risk factors in Spanish population: Metaanalysis of cross-sectional studies. Medicina Clinica, 124(16), 606–612. https://doi.org/10.1157/13074389
  • Enfermedades del corazón en las mujeres: Comprende los síntomas y factores de riesgo - Mayo Clinic. (n.d.). Retrieved October 8, 2020, from https://www.mayoclinic.org/es-es/diseases-conditions/heart-disease/in-depth/heart-disease/art-20046167
  • Hernández Puentes, Yaimara Zunen. "Aterosclerosis y sistema aterométrico." Revista Cubana de Medicina Militar 45.2 (2016): 183-194.