Enfermedades causadas por protozoos

06 Julio, 2020
Este artículo ha sido escrito y verificado por el biólogo Samuel Antonio Sánchez Amador
Enfermedades como la malaria o la toxoplasmosis son ampliamente conocidas entre la población general. Pero, ¿sabes qué son los protozoos y cómo las producen? Aquí te lo mostramos.
 

Síntomas como la fiebre, el malestar general, las erupciones cutáneas severas e incluso las taquicardias son signos de enfermedades causadas por protozoos. Las patologías potrozoarias se dan, sobre todo, por consumo de aguas contaminadas o picaduras de invertebrados que poseen estos microorganismos en sus cuerpos.

Estas enfermedades de tipo zoonótico se han recogido en diversos estudios científicos. ¿Sabes qué es un protozoo?, ¿conoces las enfermedades más típicas que estos seres vivos causan? Entender las dinámicas epidemiológicas de los agentes patógenos es esencial para saber esquivarlos. Por eso, aquí te contamos más al respecto.

¿Qué son los protozoos?

Los protozoos o protozoarios son microorganismos heterótrofos, es decir, que se alimentan de materia orgánica. Viven en ambientes húmedos, ya sea en medios completamente acuáticos o películas superficiales de agua en tierra.

Según fuentes como Clinical Microbiology Reviews, el reino de los protozoos está compuesto por 18 filos diferentes que comprenden alrededor de 30 000 especies . La clasificación más utilizada divide a estos característicos microorganismos en cuatro grupos:

 
  • Rizópodos.
  • Ciliados.
  • Flagelados.
  • Esporozoos.

Su tamaño varía de 10 a 50 micrómetros, y se mueven mediante la utilización de unos apéndices denominados flagelos por medios líquidos. Estudios citan que muchas especies son de vida libre, mientras que otras se han especializado en parasitar a humanos y otros vertebrados (salvajes o de interés agropecuario).

¿Qué son los protozoos?
Los protozoos se alimentan de materia orgánica. Se estima que hay unas 30 000 especies.

Para saber más: Giardiasis, síntomas y tratamiento

Enfermedades causadas por protozoos

Debido a la naturaleza de los patógenos causantes, las enfermedades protozoarias son más problemáticas en países de bajo ingreso. Estas pueden darse en todos los grupos poblacionales, sin importar el sexo o la edad, pero son más prevalentes en niños pequeños.

Por ejemplo, en este estudio realizado en una región de Circasia, se descubrió que de 79 niños muestreados, hasta el 22 % presentaron al protozoo parásito Giardia lamblia en su tracto gastrointestinal. Este valor se considera muy alto si se tiene en cuenta el tamaño muestral de la investigación.

 

Otros muestreos estadísticos respaldan aún más la vulnerabilidad de los infantes ante estos protozoos gastrointestinales. Por ejemplo, en este estudio llevado a cabo en Valdivia (Chile) se observó que, de 219 muestras fecales infantiles, el 34 % de ellas contenían al patógeno Entamoeba coli.

Estos datos correlacionan la falta de higienización y la contaminación fecal de aguas de consumo público con esta alta prevalencia de protozoos patógenos. A continuación, te presentamos una lista con las enfermedades protozoarias más comunes.

Toxoplasmosis

Causada por la especie Toxoplasma gondii, un parásito intracelular obligado. Este protozoo puede cursar de forma asintomática en el ser humano hospedador, pero el problema llega cuando se transmite al feto de una mujer embarazada.

En muchos casos, el feto infectado puede llegar a morir por la infección, pero en personas saludables la probabilidad de no presentar síntomas es del 80 %.

Según el organismo Global Water Pathogen Project (GWPP), en Sudamérica la mayoría de las infecciones se dan por aguas contaminadas, mientras que en países de alto ingreso el método más usual de contagio es mediante el contacto con felinos no tratados por veterinarios.

 

Giardiasis

Es una enfermedad diarréica causada por un protozoo antes nombrado, Giardia lamblia. Vive en el intestino delgado de la persona infectada, y se transmite por las heces de un animal o un ser humano enfermo.

Es un parásito cosmopólita (se presenta en todas las regiones del mundo), y afecta en especial a niños, quienes pueden llegar a sufrir desnutrición severa si no son tratados. La giardiasis cursa con síntomas tales como dolor abdominal, hinchazón y diarreas abundantes.

Giardiasis
La principal manifestación clínica de la giardiasis son los episodios de diarrea.

Tripanosomiasis

La tripanosomiasis humana africana o enfermedad del sueño es una patología causada por protozoos del género Tripanosoma. Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), se ha estimado que su tasa de letalidad es del 100 % en pacientes no tratados.

 

La infección se produce por la picadura de una mosca tse-tsé que contenga al patógeno; cursa con síntomas que incluyen úlceras cutáneas en primera instancia, seguidas por fiebres, dolores de cabeza, anemia, debilidad del sistema circulatorio y pérdida de peso.

Malaria

La malaria es una patología producida por el parásito protozoario del género Plasmodium. Este patógeno está en el punto de mira de muchas ONGs, ya que en el África Occidental se calcula que mueren más de 2 000 000 de personas de forma anual por esta enfermedad. De esta cifra, un 75 % son niños.

Los vectores principales transmisores de este parásito son mosquitos del género Anopheles, que albergan el protozoo en su cuerpo y lo pasan al torrente sanguíneo del humano con la picadura. Los síntomas son muy variados, desde fiebres y escalofríos hasta náuseas, vómitos y toses con sangre.

Otras patologías protozoarias

  • Leishmaniasis: causadas por protozoos del género Leishmania. Sus síntomas comprenden desde erupciones cutáneas hasta formas fatales que generan inflamación del hígado y el bazo.
 
  • Tricomoniasis: es una enfermedad de transmisión sexual causada por la especie Trichomonas vaginalis. Algunas personas son asintomáticas y otras, al infectarse, experimentan secreciones mucosas en las partes íntimas y picores intesos.
  • Balantidiasis: causada por el parásito Balantidium coli. Llega al ser humano a través de aguas y alimentos contaminados, y la sintomatología suele incluir diarrea leve y dolores abdominales.

Quizás te pueda interesar: Leishmaniasis en humanos, síntomas y tratamiento.

¿Qué recordar sobre las enfermedades causadas por protozoos?

Los protozoos son microorganismos que, si bien se presentan de forma general en todos los ambientes, tienen especial prevalencia en lugares cálidos de bajo ingreso y poco control sanitario.

Además, muchas de las patologías antes nombradas se dan en países tropicales o muy calientes, debido a que invertebrados, tales como mosquitos y moscas, son los vectores principales de transmisión.

Aunque existan medicamentos específicos para cada una de las patologías nombradas, una buena prevención puede ahorrar un cuadro clínico muy molesto. Para ello, no consumir aguas no potabilizadas ni alimentos sin control sanitario será esencial.

 
  • Protozoo, wikipedia. Recogido a 28 de junio en https://es.wikipedia.org/wiki/Protozoo
  • González, A. F., Cuartero, I. G., Díez, A. G., & Fernández, P. F. (2014). Infecciones por protozoos hemoflagelados: leishmaniasis, enfermedad de Chagas y tripanosomiasis africana. Medicine-Programa de Formación Médica Continuada Acreditado11(54), 3194-3207.
  • Cavalier-Smith, T. (1993). Kingdom protozoa and its 18 phyla. Microbiology and Molecular Biology Reviews57(4), 953-994.
  • Alvarez, A. R. (2017). Los protozoos: características generales y su rol como agentes patógenos. Ciencia Veterinaria8(1), 62-71.
  • Arias, J. A., Guzmán, G. E., Lora-Suárez, F. M., Torres, E., & Gómez, J. E. (2010). Prevalencia de protozoos intestinales en 79 niños de 2 a 5 años de edad de un hogar infantil estatal en Circasia, Quindío. Infectio14(1), 31-38.
  • Arias, J. A., Guzmán, G. E., Lora-Suárez, F. M., Torres, E., & Gómez, J. E. (2010). Prevalencia de protozoos intestinales en 79 niños de 2 a 5 años de edad de un hogar infantil estatal en Circasia, Quindío. Infectio14(1), 31-38.
  • Navarrete, N., & Torres, P. (1994). Prevalencia de infección por protozoos y helmintos intestinales en escolares de un sector costero de la provincia de Valdivia, Chile. Bol. chil. parasitol49(3/4), 79-80.
  • Global Water Pathogen Project. Toxoplasma gondii. Recogido a 28 de junio en http://www.waterpathogens.org/node/158
  • Ejecutivo, C. (2004). Control de la tripanosomiasis africana humana: informe de la Secretaría (No. EB113/5). Organización Mundial de la Salud.
  • Breman, J. G. (2001). The ears of the hippopotamus: manifestations, determinants, and estimates of the malaria burden. The American journal of tropical medicine and hygiene64(1_suppl), 1-11.