Enfermedades durante el embarazo que toda mujer debe conocer

Este artículo ha sido verificado y aprobado por Gerardo Paganelli el 12 diciembre, 2018
Dar vida es un proceso maravilloso que ciertamente implica determinadas complicaciones y enfermedades. Un seguimiento médico constante, tanto de la madre como del bebé, es fundamental para prevenir y controlar las enfermedades propias del embarazo.

Cada organismo es diferente, por lo que un embarazo implica complicaciones, enfermedades y riesgos. Las causas pueden ser el abuso de ciertas sustancias o una edad avanzada, entre otras situaciones. Si estás en planes de concebir, es importante que conozcas sobre las enfermedades durante el embarazo.

Cuando se produce el embarazo, un equipo de profesionales en el área de salud deberá supervisar la evolución de la madre y del bebé, ya que, al prescindir de ello, se podrían desarrollar las enfermedades que a continuación te mencionamos.

Enfermedades durante el embarazo

1. Anemia

médico sosteniendo cartel anemia

Es una de las enfermedades más comunes durante embarazo. Se define como una disminución considerable de los glóbulos rojos. La anemia causa deficiencia de hierro en la sangre, mineral que no produce el organismo y que debe obtenerse con la ingesta de diversos alimentos.

Los síntomas son: palidez en la piel, cansancio extremo, taquicardia y afecciones en el crecimiento del bebé. El tratamiento más recomendable es a través de suplementos de hierro, vitamina B12, ácido fólico o transfusiones de sangre.

Visita este artículo: 7 formas de combatir la anemia ferropénica sin tomar hierro

2. Rubeola

Se manifiesta con tos, dolores de cabeza, fiebre, conjuntivitis, inflamación de los ganglios del cuerpo y erupciones en el rostro. La mujer embarazada que la contrae afecta gravemente al bebé, al este no poseer suficientes anticuerpos.

Por un lado, en caso de que la madre no sea inmune a esta, es indispensable evitar el contacto con personas que la desarrollan. Por otro lado, si contrae la enfermedad, el médico recetará un tratamiento con inmuglobulinas y la paciente deberá vacunarse después del parto con la finalidad de prevenir alguna recaída.

3. Infecciones o enfermedades vaginales

mujer gestante sosteniendo su vientre

Los síntomas son: enrojecimiento de la vagina y de los labios vaginales, irritación, dolor, picazón, ardor, hinchazón e irritación de los genitales. La predisposición a contraerlas se vincula con los cambios hormonales. Sin embargo, no afectan al bebé, pues el útero es un compartimiento cerrado que impide el paso de cualquier bacteria al interior del organismo.

Lo importante es identificar si los flujos son anormales y acudir con un especialista para tratar la infección lo antes posible. Los tratamientos médicos más efectivos son los probióticos vaginales, los antifúngicos o bactericidas locales.

Cabe mencionar que las infecciones de este tipo requieren de una medicación en pareja, puesto que el hombre también puede contraerlas y sufrir recaídas.

4. Diabetes gestacional

Se desarrolla en el segundo trimestre del embarazo. Por lo general, afecta del 1 al 3% de las mujeres. La causa principal son los altos niveles de azúcar en la sangre. Si no se controla a tiempo, puede causar problemas como el crecimiento excesivo del bebé, preeclamsia e hipoglucemia.

Por lo general, se controla con una dieta saludable y con una rutina de ejercicio acorde a las semanas de gestación, con exámenes de diabetes durante el embarazo y, si la embarazada lo necesita, con cantidades de insulina indicadas por un médico.

5. Hipertensión

doctora tomando tensión a paciente embarazada

Se define como la presión de los vasos sanguíneos del cuerpo. Existen tres tipos:

  • Crónica: se desarrolla antes de la semana veinte de gestación o, en algunos casos, aparece antes del embarazo. En ocasiones, el único momento en el que la mujer se da cuenta de que la padece es en su primer chequeo prenatal.
  • Gestacional: por lo general, se manifiesta en la etapa final del embarazo. No hay síntomas asociados.
  • Hipertensión Inducida por el Embarazo (HIE) o preeclampsia (toxemia): se presenta en la semana veinte de gestación. Altera las proteínas en la orina y la sangre.

¿Quieres conocer más? Lee: 7 remedios naturales para reducir la hipertensión

6. Infección por estreptococo del grupo B

Es un tipo de bacteria que se aloja en el intestino, en el recto y en la vagina. La mayoría de las veces afecta a los recién nacidos. Aproximadamente, el 25% de las mujeres tiene estreptococo del grupo B. Y si lo llegaran a transmitir a sus bebés, puede causar septicemia, neumonía y meningitis.

Sintomatología: puede tardar tres o cuatro meses en aparecer. Aunque este tipo de infecciones son graves y mortales, la recuperación puede ser inmediata con medicamentos y antibióticos adecuados.

Recomendación

Queda mencionar que los hábitos saludables y los cuidados médicos son lo más eficaz para evitar problemas antes, durante y después del embarazo. Es fundamental seguir las instrucciones de los especialistas y comprender que lo primordial es velar por el bienestar de tu bebé y de tu organismo.

  • Ceccaldi, P.-F., Duvillier, C., Poujade, O., Chatel, P., Pernin, E., Davitian, C., & Luton, D. (2015). Control del embarazo normal. EMC - Ginecología-Obstetricia. https://doi.org/10.1016/S1283-081X(15)74762-4
  • Parra M, C. A. C., Pardo R, Gaitán H, G. P., & Roa Pinilla A, Bustos J, Sánchez C, P. F. (2007). Guía para la detección temprana de las alteraciones del embarazo. Guías de Promoción de La Salud y Prevención de Enfermedades En La Salud Pública.