Enfermedades que no sabías que son contagiosas

Brunilda Zuñiga 11 mayo, 2016
¿Sabías que hay determinadas enfermedades de las que podemos contagiarnos sin darnos cuenta? En el caso de las caries, nos podemos contagiar a partir de los besos

Las enfermedades son alteraciones de los órganos y las hay en distintos tipos. Cada una tiene sus síntomas y pueden presentarse en una o varias partes del cuerpo.

Algunas tienen causas conocidas y otras no. No obstante, aun conociendo su origen, es mejor prevenir antes que lamentar.

Muchas personas son cautelosas. Hay quienes evitan contagios a toda costa o saludan con un puño en lugar del apretón de manos.

Otros, escuchan un estornudo e inmediatamente tapan su nariz. Incluso hay quienes dejan de respirar por unos segundos.

Se cubren la boca al estornudar y se lavan las manos antes de comer y usan jabón antibacteriano. 

Estas técnicas garantizan protección de un resfriado u otra enfermedad común. Pero esto no significa que estés completamente a salvo de toda enfermedad.

¿Sabías que hay otras enfermedades contagiosas? Algunas quizás ya las conocías pero no sabías que podrían contagiarte a ti también.

Estas son otras enfermedades contagiosas que no sabemos que lo son:

1. Cavidades

caries

Una cavidad se forma cuando el desgaste del diente penetra en el esmalte del mismo. ¡Lo bueno es que tú puedes evitar que se produzcan!

Comúnmente se conocen como caries. Aunque tengas todos los cuidados con tu boca, si la persona a quien besas no lo hace, comprometes tu higiene bucal. Ni el hilo dental, ni el cepillo ni siquiera el sacrificio de evitar los dulces garantizará nada.

Obviamente no podrás evitar que tu pareja tenga algún defecto. Pero sí puedes hablar con él sobre sus hábitos y sugerirle que adopte aquellos que sean sanos. Puedes hacer del cuidado bucal uno de tus rituales de pareja.

Recuerda que lo más básico es:

  • Evitar los alimentos ricos en azúcar. Dulces, panes, refrescos y cualquier otro alimento azucarado crea el lugar perfecto para que se desarrollen las cavidades.

Si tu pareja o tú no tenéis una buena higiene bucal, al menos tratad de evitar estos alimentos para reducir las oportunidades.

  • Lava tus dientes, al menos, dos veces al día. Lo ideal es lavarse los dientes después de cada comida, pero si tus tiempos y tu empleo no lo permiten, al menos hazlo después de desayunar y después de la cena.

De esta forma, proteges los dientes por varias horas.

Ver también: 6 remedios naturales para combatir la caries dental

2. Cáncer

La American Cancer Society logró determinar que el cáncer no es una enfermedad contagiosa. Una persona saludable no puede “infectarse” de alguien que ya lo tiene.

Tampoco existe ningún tipo de evidencia fáctica que indique que el contacto cercano pueda causar que el cáncer se propague de una persona a otra. Ni mantener relaciones sexuales, besar, tocar, compartir comida o respirar el mismo aire.

Es más, las personas con cáncer necesitan estar cerca de sus seres queridos. Lo lamentable es saber que hoy día,  aún hay quienes se alejan al enterarse de su enfermedad. Por esta razón, hay pacientes que se sienten aislados y solos.

Lo que sí son contagiosos son los gérmenes y algunos factores que aumentan las probabilidades de cáncer. Esto es precisamente lo que hace creer incorrectamente a algunas personas que el cáncer es contagioso.

También los virus son contagiosos como el virus de papiloma humano (VPH). El contacto sexual con una persona infectada aumenta considerablemente el riesgo de desarrollar cáncer, como el de cuello del útero, de pene, de ano, boca y garganta.

En la mayoría de los casos se puede eliminar la infección por sí sola. Suelen necesitarse de 1 a 2 años y quedan pocos o ningún síntoma. Sin embargo, si la infección perdura en algunas personas lo más probable es que derive en cáncer.

3. Enfermedades autoinmunes

Estas enfermedades son transmisibles entre parientes cercanos y, frecuentemente, son asintomáticas. Una de estas son las enfermedades celíacas.

¿Qué es la enfermedad celíaca? Es la intolerancia permanente al gluten del trigo, cebada, centeno y probablemente avena.

Esta enfermedad se presenta en individuos genéticamente predispuestos. Se caracteriza por la  inflamación en el intestino delgado. Esto dificulta la absorción de macro y micronutrientes.

Según un estudio llevado a cabo en Venezuela, los familiares de primer grado y cónyuges de personas con la enfermedad celíaca tienen riesgo de desarrollar otros tipos de enfermedades, como la artritis reumatoide, la psoriasis, el lupus o la colitis ulcerosa.

4. La obesidad

La infectobesidad es un virus en el tejido adiposo (grasa corporal) de los adultos obesos. En la investigación llevada a cabo se bautizó al virus con el nombre Humana Adenovirus-36 (Ad-36).

Las personas expuestas a Ad-36 son 300 veces más propensas a ser obesas que las que no han estado expuestas. 

Te recomendamos leer: La obesidad multiplica por 7 la probabilidad de padecer artrosis

Toma tus precauciones

besar

Como puedes ver, las enfermedades contagiosas pueden aparecer por falta de cuidados o por de atención. No se trata de que ya no beses a tu pareja o de que te alejes de todos por temor a que te peguen algo.

En realidad, todo es cuestión de tomar las precauciones básicas para evitar contagios.

Te puede gustar