Enfermedades quirúrgicas del recién nacido

Este artículo ha sido verificado y aprobado por Alejandro Duarte el 17 septiembre, 2018
Es relativamente común que un recién nacido tenga que ser operado. Esta circunstancia suele tener que ver con malformaciones que, de no corregirse, dificultarían o imposibilitarían la vida del bebé.

La mayoría de enfermedades quirúrgicas neonatales se relacionan con malformaciones en el desarrollo prenatal. Existen incontables motivos que hacen necesaria la intervención quirúrgica del neonato. A continuación explicaremos solamente algunos de ellos, ordenándolos por sistemas.

Enfermedades quirúrgicas digestivas

Defectos de pared abdominal anterior

A este respecto nos encontramos con el onfalocele y la gastrosquisis. El onfalocele consiste en que algunos órganos abdominales protruyen a través de una apertura en la pared abdominal. Además, estos órganos se encuentran cubiertos por una membrana. En la gastrosquisis no existe tal membrana.

Atresia esofágica

En el contexto de una atresia esofágica, el esófago no se desarrolla apropiadamente. Así, éste termina en su parte superior sin llegar a conectarse con el estómago.

La atresia esofágica se asocia con frecuencia a otro defecto llamado fístula traqueoesofágica. Esta determina una conexión anormal entre el esófago y la tráquea. De este modo, el contenido digestivo termina pasando al sistema respiratorio.

Estenosis hipertrófica de píloro

El píloro es el orificio que comunica el estómago con el intestino. En el curso de esta enfermedad, los músculos de alrededor del píloro se encuentran hipertrofiados (su tamaño está aumentado). Por esto, el paso de comida del estómago al intestino se hace difícil.

La estenosis de píloro trae consigo consecuencias como vómitos frecuentes, desnutrición o dolor abdominal.

Megacolon: enfermedad de Hirschprung

El peristaltismo es un término que se refiere a las contracciones que realiza el intestino con el fin de movilizar los alimentos. Para que se produzcan estos movimientos es necesaria la presencia de unas neuronas en la pared intestinal. Es precisamente esto lo que falta en la enfermedad de Hirschprung, al menos en una parte del intestino.

Como consecuencia de no producirse peristaltismo en una zona, se genera en la misma un bloqueo. Los alimentos no pueden avanzar y, a partir del bloqueo, se acumulan. Esto genera una importante obstrucción intestinal. El abdomen se hincha y las deposiciones se tornan dificultosas.

Quizá te interese: Labio leporino: causas y tratamiento

Enfermedades quirúrgicas cardiovasculares

Las cardiopatías congénitas son la principal malformación congénita generadora de mortalidad infantil y neonatal. Esto se explica por su relativa mayor frecuencia y su más alta mortalidad específica.

Coartación de aorta

La aorta es la arteria que lleva la sangre desde el corazón hasta la mayoría de los vasos sanguíneos del organismo. Una coartación de aorta se refiere a un estrechamiento puntual de esta arteria, generalmente al principio de su recorrido.

Los síntomas dependen de la cantidad de sangre que pueda fluir a través de la coartación. Si puede fluir lo suficiente, no se diagnosticará hasta aproximadamente la adolescencia.

En caso contrario, el recién nacido presentará respiración rápida y problemas para comer. También se encontrará somnoliento y reaccionará de manera insuficiente ante estímulos. En caso de que la coartación sea muy grave, el neonato podrá presentar insuficiencia cardiaca y shock.

Comunicación interauricular e interventricular

El corazón cuenta con dos aurículas (derecha e izquierda) y dos ventrículos de igual distribución. El circuito cardiovascular determina que en las cavidades izquierdas haya sangre oxigenada y en las derechas sangre sin oxigenar.

Cuando existe una comunicación entre aurícula (o ventrículo) derecha e izquierda, estas dos sangres se mezclan. Esto provoca que el oxígeno no pueda llegar de manera correcta a todas las células. De este modo, el neonato presentará síntomas como dificultad respiratoria y falta de aliento con la actividad, por ejemplo al comer.

Estenosis pulmonar

Existen válvulas que dan paso a la sangre desde el corazón hasta las arterias. Puede darse el caso de que estas válvulas no puedan abrirse del todo. A esto se le llama estenosis de una válvula. En este caso sucede con la válvula que da paso a la arteria pulmonar: la que lleva sangre no oxigenada a los pulmones para oxigenarse.

La mayoría de casos de estenosis pulmonar son leves y se encuentran en la auscultación del neonato.

Descubre: Biofortificación: la solución al déficit de ácido fólico

Enfermedades quirúrgicas urológicas

Anomalías de la migración y la fusión

En el desarrollo prenatal, los riñones se forman en la parte baja del abdomen. Más tarde, ascienden hasta terminar en la parte superior. En el trayecto pueden surgir fallos, dando lugar a ectopias renales. Este término se refiere a riñones situados en lugares anormales.

Además, los riñones, mientras ascienden, pueden encontrarse. Así, es posible que se fusionen, dando lugar a un único riñón. Cuando se unen por su parte inferior, dan lugar al llamado riñón en herradura, por la forma que adquiere.

Displasia renal multiquística

Un riñón con displasia renal multiquística está compuesto por quistes y tejido displásico (de maduración anómala). Así, el riñón no funciona, y suele terminar involucionando. El uréter (el conducto que une el riñón con la vejiga) suele aparecer atrésico o no llegar a desarrollarse.

Enfermedades quirúrgicas del sistema nervioso

Hidrocefalia

La hidrocefalia es la acumulación de líquido en las cavidades profundas del sistema nervioso central. Este líquido comprime el encéfalo. A simple vista, puede percibirse por el tamaño aumentado de la cabeza del neonato.

Puede producir síntomas variados, desde vómitos hasta somnolencia e irritabilidad o convulsiones.

Espina bífida

Cuando la columna vertebral no se cierra por completo, parte de la médula espinal protruye a través de la espalda. Si protruye poca cantidad de tejido nervioso, puede que no se presenten síntomas. Si es gran cantidad, pueden existir dificultades motoras o síntomas urinarios, entre otros.

  • Capecchi, G. a, Conde, A., Rovere, L. M., Sasia, F., Oxilia, H. G., & Capomasi, M. (2008). Defectos congénitos de la pared abdominal . Patologías mas comunes : Gastrosquisis y Onfalocele. Anuario Fundación Dr. J.R. Villavicencio.
  • Jakubson S., L., Paz C., F., Zavala B., A., Harris D., P. R., & Bertrand N., P. (2010). Atresia esofágica y fístula traqueoesofágica. Evolución y complicaciones postquirúrgicas. Revista Chilena de Pediatria. https://doi.org/10.4067/S0370-41062010000400008
  • Río, R. Del, Romero, G., Álvaro, M. 1, Vega1, R., & Aguirre, R. C. (2016). Revisión de Estenosis Hipertrófica del Píloro. 18 Rev. Ped. Elec. [En Línea].
  • Centella Hernández, T., Stanescu, D., & Stanescu, S. (2014). Coartación aórtica. Interrupción del arco aórtico. Cirugia Cardiovascular. https://doi.org/10.1016/j.circv.2014.03.007
  • Granado, F. M. (2010). Epidemiología de las cardiopatías congénitas. Sociedad Española de Cardiología Pediátrica y Cardiopatías Congénitas.
  • Kalfa, N., Veyrac, C., Dubois, C., Morin, D., Lopez, C., & Averous, M. (2010). Malformaciones congénitas del riñón. EMC - Urología. https://doi.org/10.1016/S1761-3310(10)70013-X
  • Río, R. Del, & Guiñez Gahona, R. (2015). Espina bífida, prevención, diagnóstico y manejo prenatal. Rev. Ped. Elec.