Enfermedades respiratorias más frecuentes en los recién nacidos

Este artículo ha sido verificado y aprobado por la farmacéutica Sara Viruega el 11 junio, 2019
Ángel Rodríguez · 17 junio, 2019
Las enfermedades respiratorias son comunes y pueden ser muy peligrosas en los recién nacidos. Identificarlas y tratarlas de inmediato puede salvar vidas.

Las enfermedades respiratorias en los recién nacidos son bastante comunes y deben ser evaluadas y tratadas a tiempo para evitar complicaciones mayores.

Los pulmones son el último órgano que se desarrolla en el feto antes de nacer, por eso son susceptibles a mayores problemas. Si el bebé nace prematuramente, puede ser que los pulmones no estén completamente desarrollados y están más expuestos a los factores de riesgo.

También pueden haber factores genéticos que causen problemas en la respiración de los recién nacidos. Otros factores causantes pueden los partos complicados en los que se reduce la circulación sanguínea del bebé o infecciones que se contraen después de nacer.

En todos los casos el tratamiento es clave pues las enfermedades respiratorias pueden tener consecuencias graves y son una de las principales causas de fallecimiento en recién nacidos.

Te puede interesar: Enfermedades del recién nacido que se tratan con cirugía

¿Cuáles son los síntomas de enfermedades respiratorias en los recién nacidos?

Los principales síntomas que los doctores tratan de identificar inmediatamente después del parto y en los días posteriores son los siguientes:

  • Ausencia de respiración.
  • Respiración superficial.
  • Respiración arrítmica.
  • Ronquidos al respirar.
  • Exceso de mucosidad.
  • Retracción pulmonar.
Enfermedades respiratorias en el recién nacido

Enfermedades respiratorias más frecuentes

Los tipos de enfermedades respiratorias que pueden contraer los recién nacidos son muy variadas. Las principales son:

Apnea

Se presenta cuando el bebé deja de respirar por lapsos que rondan los 20 segundos. Generalmente se desarrolla cuando los pulmones no han madurado suficientemente.

Cuando hay apnea, el pulso de bebé puede disminuir. Puede producirse una bradicardia o bajo ritmo del corazón y una decoloración o azulamiento de la piel conocido como cianosis.

Es común en los niños que nacen por cesárea y/o prematuramente. Esta complicación suele desaparecer en menos de 24 horas cuando se le suministra oxígeno al bebé.

Lee también: 8 cosas que jamás debes hacer a un bebé recién nacido

Neumonía

Los bebés prematuros tienen un alto porcentaje de posibilidades de desarrollar neumonía debido a que sus pulmones no están desarrollados del todo.

El meconio, que son las primeras heces que el bebé expulsa, en ocasiones, cuando todavía está en el vientre de la madre, puede ser aspirado por el bebé durante el parto. Esto puede causar un infección que provoque una neumonía.

Síndrome de dificultad respiratoria

Esta afección también es más común en los bebés prematuros, especialmente en los nacidos entre las 36 y las 39 semanas de embarazo.

En esta etapa de la formación del bebé aún no se ha producido el surfactante, que es una sustancia que protege los pulmones y los ayuda a inflarse de aire sin que los alveolos se presionen. Esto puede causar un colapso pulmonar.

Displasia broncopulmonar

Esta es un complicación que no es innata del bebé. Se adquiere por los tratamientos suministrados cuando el bebé es prematuro. La administración de oxígeno al bebé, aunque es necesario para salvar su vida, puede dañar sus delicados pulmones. Si esto ocurre, el bebé puede tener dificultades para respirar.

Neumotórax

Se presenta cuando, al nacer, queda aire entre el pulmón y el tórax, causando presión en el recién nacido. Cuando se da esta condición, el bebé tiene la piel azulada y problemas al respirar, por lo que debe ser tratado de inmediato introduciendo un catéter que ayude a sacar el aire que está atrapado.

Otras enfermedades respiratorias

Hay otras complicaciones pulmonares o de las vías respiratorias menos comunes pero igual de graves:

  • Bronquiectasia congénita: es una inflamación de las vías respiratorias causada por una infección.
  • Hipoplasia pulmonar: es una anomalía congénita caracterizada por la detención del desarrollo pulmonar.
  • Neumonía congénita: es una inflamación del tejido pulmonar no causada por infecciones.
Bebé enfermedad respiratoria

¿Se pueden prevenir las enfermedades respiratorias del bebé?

Las enfermedades respiratorias son difíciles de pronosticar y prevenir. Por eso, es recomendable seguir los siguientes consejos durante el embarazo:

  • Cumplir con todos los chequeos médicos recomendados por el doctor.
  • Mantener una dieta saludable.
  • No fumar.
  • Evitar beber alcohol.
  • No usar drogas.

En cualquier caso, mantener un embarazo en condiciones sanas ayuda a evitar un parto prematuro y disminuye el riesgo de que los pulmones no estén completamente desarrollados.

  • Bronchopulmonary dysplasia. (n.d.) lung.org/lung-health-and-diseases/lung-disease-lookup/bronchopulmonary-dysplaia/
  • Chronic lung disease. (n.d.) ucsfbenioffchildrens.org/conditions/chronic_lung_disease/
  • Common conditions treated in the NICU. (2014, August) marchofdimes.com/baby/common-conditions-treated-in-the-nicu.aspx
  • Respiratory distress syndrome. Kopelman, A. E. (n.d.). merckmanuals.com/home/children's-health-issues/problems-in-newborns/respiratory-distress-syndrome
  • Neonatal respiratory distress syndrome. Medlineplus. https://medlineplus.gov/ency/article/001563.htm