Enseña a tu hijo a no gastar dinero

Daniela Colmenares · 8 agosto, 2018
Enseñarle a tu hijo a no gastar dinero es la clave para que crezca como un adulto precavido y responsable. Así además te asegurarás de no estar criando a un derrochador.

Enseñar a tu hijo a no gastar dinero es importante por innumerables causas. Principalmente, estarás fomentando el ahorro, la responsabilidad y la buena administración en él a temprana edad y a través de diversos mecanismos. Al fin y al cabo, ¡no quieres que tu retoño sea un despilfarrador!

Desde la antigüedad, el ahorro ha estado presente en la vida del hombre. Los chinos y los egipcios ahorraban una parte de los productos que cosechaban para hacer frente a cualquier tipo de escasez. Más tarde, fueron los italianos quienes comenzaron a ahorrar bienes materiales.

El ahorro es un mecanismo importante para preservar tus recursos. No importa que seas pequeño o grande: no gastar dinero es una forma de administrar los bienes que posees. En los niños, esta debe ser una práctica recurrente que deben enseñar los progenitores.

Hay muchos padres que no le dan la suficiente importancia a este asunto. El enseñar a no gastar dinero pasa a un segundo plano frente a otras lecciones en muchos hogares.

¿Por qué enseñar a tu hijo a no gastar dinero?

Conflictos familiares por dinero.

Las causas para enseñar a tu hijo a no gastar dinero son variadas. Debes entender que hay que propiciar las buenas conductas que harán de tu pequeño una persona de bien. Recuerda que muchos de los comportamientos que tienes de adulto fueron aprendidos en tu época de niño.

Fomentar el ahorro

Como padre es muy recomendable que no solo enseñes a tu hijo a no gastar dinero sino también que fomentes el ahorro en él. Esfuérzate por explicarle de una manera sencilla y acorde a su edad cómo ahorrar y la importancia que tiene hacerlo. Este aprendizaje hará que tu hijo crezca con una cultura de austeridad. Esta es importante ante cualquier crisis económica que pueda sufrir tu familia.

Ahorrar es necesario para evitar el despilfarro. Una sugerencia es crear hábitos en tus primogénitos con respecto a este tema. Dale una paga o mesada, regálale una alcancía u ofrécete como el responsable de sus finanzas. En un futuro te lo agradecerá. Si no sabes cómo enseñarle sobre el ahorro, apóyate en juegos y juguetes.

Descubre: Cómo potenciar la responsabilidad y autonomía en los niños

Incentivar el sentido de la responsabilidad

Enseñar a tu hijo a no gastar dinero también puede incentivar su sentido de la responsabilidad. Tu pequeño será más consciente de sus posesiones y de lo que estas representan.

Después de todo, tú haces un gran esfuerzo por proveerlo de todo lo que necesita ¡Que no le falte nada! Es tu filosofía como progenitor. Incentivar el sentido de la responsabilidad con prácticas como la de no gastar dinero, a su vez, puede contribuir a que tu hijo use este valor en otros contextos.

La responsabilidad es una cualidad necesaria en muchos aspectos de la vida. Por ello, todo lo que implique fortalecerla en tu pequeño será útil para que sea un buen ciudadano dentro de la sociedad.

Impulsar la buena administración

Generalmente, los hijos no tienen grandes gastos en comparación con los que podrías tener tú como madre o padre. No obstante, es recomendable que el dinero que le des sea bien administrado. Es necesario que eduques a tu retoño sobre los gastos primordiales y  los innecesarios.

La correcta administración, sin duda alguna, es una de las buenas conductas que puedes propiciar en tu hijo. Comienza por motivarle a gestionar sus pertenencias. Luego, procura incentivar el respeto por los recursos de los demás y a gastar solo lo fundamental.

Reconocer el valor del dinero

El dinero tiene necesariamente un valor. Tu hijo debe aprender a reconocerlo. Vivas en la opulencia o en la modestia, debes procurar que tu niño entienda lo que vale el dinero. Esto te servirá como idea para que comprenda que no puede gastarse en cuestiones superfluas o en caprichos pasajeros.

Igualmente, te aconsejamos hacer ver a tu hijo que el dinero tiene un límite. Tiene un principio y un final, por lo que no está a su disposición constantemente. Este aprendizaje te ayudará a que tu hijo pueda valorar el dinero y evitará que aparezcan fenómenos como el síndrome del niño rico o la “ricopatía”.

¿Lo sabías? El “síndrome del niño rico”: un síndrome causado por los padres

Consecuencias de no ahorrar desde la infancia

No ahorrar desde la infancia puede traer innumerables consecuencias. El no ahorro da pie al derroche y, seguramente, les ocasionará problemas problemas cuando sean adultos. Asimismo, no ahorrar te deja completamente indefenso al momento de un atolladero financiero.

No enseñarle a tu hijo a no gastar dinero alguna forma contribuye con la cultura consumista. Si no inculcas la importancia del ahorro en tu hijo desde la infancia, crearás a un ser irresponsable y probablemente mal administrador. Tu hijo verá la acción de gastar dinero como algo recurrente y normal.

Conclusiones

El dinero es una de las fuerzas que mueve al mundo. Ni tú ni tu hijo estáis exentos de recibir la influencia del gasto. Por ello, es crucial que tú, como madre o padre, des el ejemplo en cuanto a no gastar dinero.

Los hijos son el reflejo de los padres, razón por la que imitan sus conductas. Intenta no darles a tus hijos, a través de tus acciones, razones para caer en comportamientos inadecuados con respecto a sus recursos.