Enseña a tu hijo la importancia de la responsabilidad

24 Julio, 2020
Este artículo ha sido escrito y verificado por el psicólogo Bernardo Peña
Los padres tenemos una gran misión en la vida, y es la de enseñar a nuestros hijos la importancia de cumplir con ciertos valores. Te contamos cómo hacerlo en el próximo artículo.

Los padres tienen el compromiso de enseñarles la importancia de la responsabilidad a sus hijos desde su más tierna infancia, pero, ¿cómo hacerlo de manera correcta?

Muchas veces, hasta los progenitores más versados en el área comunicativa tienen problemas para hacerles entender a los más pequeños ciertos temas que requieren de su compromiso.

En este aspecto, la familia juega un rol muy importante, ya que todo comienza con el ejemplo de los padres y la familia. Siempre se debe tener en cuenta que el niño aprende y hace lo que ve.

¿Cómo identificar a una persona responsable?

Es importante reconocer que la persona responsable realiza sus tareas con diligencia, seriedad y prudencia. Este tipo de individuos saben que las cosas deben hacerse bien desde su inicio hasta el final.

Al enseñarle a tu pequeño a ser una persona responsable, aprenderá a comportarse de manera tal que los demás puedan confiar en él.

Niño responsable.

Por otra parte, esta cualidad enseñará a tu hijo a reflexionar seriamente antes de tomar cualquier decisión, teniendo en cuenta los resultados y efectos que esto puede significar para su vida o la de otros.

Asimismo, será capaz de reconocer los errores cometidos y se mostrará dispuesto a repararlos. En definitiva, educar en responsabilidad implica educar en el respeto, la razón y el autocontrol.

Cómo enseñar a tu hijo el valor de la responsabilidad

A continuación, te ofrecemos algunas recomendaciones para que enseñes a tus hijos desde pequeños a ser responsables en el cumplimiento de sus deberes.

1. Evita utilizar el modelo de castigo

La mejor manera de enseñarle a tu hijo a ser una persona responsable es que copie tu ejemplo. Es importante que los padres muestren que son personas comprometidas y cumplidoras con todas sus tareas. Así, podrán esperar que ellos también las hagan con responsabilidad.

El niño aprende y hace lo que ve mucho más rápido que cuando se lo indicas verbalmente. Por este motivo, las actitudes agresivas o castigos no son la forma más adecuada para conseguir los objetivos.

Tu hijo debe aprender a dialogar, escuchar y valorar las opiniones de los demás de la misma forma que las propias. Entonces, el diálogo, la comunicación y el razonamiento deben sustituir a la agresividad y la imposición por la fuerza.

Te puede interesar: La agresividad en los niños: mi hijo se vuelve agresivo de repente

2. No recurras al modelo de padres sobreprotectores

Hay adultos que tratan de evitar que sus hijos afronten cualquier tipo de dificultad. Ellos resuelven todo sin dejar que el niño tome conciencia de que está en un problema.

Con este modelo, el vástago va creciendo con la convicción de que no se tiene que preocupar por nada.

Padres sobreprotectores.

Esta metodología de crianza trae como consecuencia que el infante nunca tome decisiones y no asuma la responsabilidad de sus acciones.

De este modo, se volverá totalmente dependiente e inseguro y no sabrá claramente la importancia de la responsabilidad.

3. Enséñale a valorar el dinero

Desde una edad muy temprana, los niños deben empezar a comprender el valor del dinero y la responsabilidad que conlleva tenerlo. Si los padres no saben manejar bien la nómina que ingresan en su hogar, tendrán como resultado la imposibilidad de orientar a sus hijos en el ahorro.

Existe una gran diferencia entre la necesidad y el deseo. Por ello, debes explicarle al pequeño que debe comprarse solo lo necesario y esperar un poco para adquirir lo que se desea.

Además, puedes planificar un presupuesto junto con el niño para que ahorre y pueda comprarse sus caprichos, como por ejemplo, un juguete. Sin duda, será una herramienta sumamente válida para su futuro.

Lee también: Cómo potenciar la responsabilidad y autonomía en los niños

4. Reconoce las conductas responsables de tu hijo

Generalmente, los padres hacen las observaciones cuando hay correcciones que realizar. Sin embargo, debes reconocer también los momentos en los que tu hijo actúa con responsabilidad.

Es fundamental decirle lo que está haciendo bien y reconocer sus esfuerzos.

Figuras de origami que puedes enseñar a tus hijos.

Esto ayudará a reforzar positivamente esa conducta positiva. Los niños disfrutarán tu alabanza y habrá más posibilidades de que vuelvan a tener una conducta responsable.

La importancia de la responsabilidad

Para finalizar, los padres deben recordar que enseñar a sus hijos la importancia de la responsabilidad es una misión exclusiva de ellos. Todo niño busca un modelo a seguir y el que ven a diario es el de sus padres.

En cuanto a la toma de decisiones, ten presente que, tarde o temprano, se equivocará. Por lo tanto, hay que enseñarle a enfrentar los problemas con sus propios recursos, lo que le ayudará a incrementar su autoestima y el sentido de la responsabilidad.

Las personas responsables no solo son valoradas por los demás, también se autovaloran mejor que la media. Merece la pena una educación en este sentido, sobre todo teniendo en cuenta que los cimientos de una persona responsable se crean desde la infancia.

  • León Sánchez, B. (2011). La relación familia y escuela y su repercusión en la autonomía y responsabilidd de los niños/as. XII Congreso Internacional de Teoría de La Educación.
  • Desarrollo de conductas responsables de 3 a 12 años. Gobierno de Navarra. Departamento de Educación y Cultura. Disponible en: http://dpto.educacion.navarra.es/publicaciones/pdf/conductas.pdf