Enseña a tu hijo ser una persona responsable

¿Quieres que tu hijo sea un adulto de bien? Debes enseñarlo a cumplir con sus deberes día a día. Lee el artículo y descubre cómo incentivar en tu hijo la responsabilidad.

Un aspecto que no puede faltar en la educación infantil, es enseñarle a tu hijo a ser una persona responsable. Esto le permitirá desarrollar disciplina, autonomía e independencia. Las responsabilidades son fundamentales para el buen desarrollo emocional e intelectual de tu hijo.

Debes asignarle pequeñas tareas que se adapten a su edad. Por ejemplo, recoger los juguetes, ordenar su cuarto, poner la mesa o vestirse solo, son un buen estímulo para que se integre a la familia y se de cuenta de sus progresos en la medida que va creciendo.

Que tu hijo sea responsable no es tarea fácil. Algunos niños que huyen de las tareas y tienden a dejarle todo el trabajo a sus padres o hermanos mayores. Por otro lado, existen niños que de forma independiente se plantean nuevos retos, por ejemplo “hoy me vestiré yo solo”.

La responsabilidad es un valor que se debe inculcar a los niños desde muy pequeños. Es necesario comenzar enseñándoles que todos su actos tienen consecuencias, las cuales deben asumir y aprender de ellas para evitar cometer los mismos errores en el futuro.

¿Cómo enseñar a tu hijo a ser una persona responsable?

Para lograr que tu hijo ponga en práctica el valor de la responsabilidad, es necesario hablar constantemente con él y explicarle cómo el ser una persona responsable hará su vida más sencilla. También debes permitirle tomar sus propias decisiones, dale la oportunidad de asumir el resultado de sus acciones. Si llega a fallar, ayúdale a comprender el fracaso y a aprender de los errores. Pero, cuando acierte, no olvides elogiar sus logros.

Hazle saber que cuenta con tu cariño y apoyo incondicional. Recuerda que los niños aprender con el ejemplo. Por lo tanto, será más sencillo que tu pequeño aprenda a poner en práctica este valor si tú lo practicas constantemente.

Te puede interesar: La mejor educación se ofrece siendo tú el mejor ejemplo

Haz que tu hijo cumpla con sus deberes

Al asignarle ciertas responsabilidades a tu pequeño se sentirá parte importante del núcleo familiar. Además, es la oportunidad perfecta para que te demuestre que puedes confiar plenamente en él.

Si cumple con los deberes establecidos, no olvides felicitarlo y motivarlo a continuar con ese comportamiento. De esta manera, su confianza y autoestima se irán fortaleciendo, mientras aprende a ser una persona responsable.

Deberes del hogar

Los quehaceres del hogar enseñan dos cosas fundamentales para la vida: la responsabilidad y la cooperación. Asimismo, permiten que los más pequeños aprendan la importancia de trabajar en equipo.

Cuando tu hijo realiza deberes del hogar también se convierte en una persona más autónoma e independiente. El apoyo de los niños en las tareas del hogar es clave para su desarrollo integral. Estos quehaceres pueden ser:

  • Recoger sus juguetes.
  • Arreglar su cama.
  • Ayudar a preparar la comida.
  • Limpiar los trastes.

Deberes de la escuela

Deberes en niños.

Para que tu pequeño cumpla con sus tareas debes establecer una rutina de estudio, en la que le especifiques cuánto tiempo le dedicará a cada asignación.

Asimismo, explícale que antes de jugar o ver una película es importante cumplir con sus deberes escolares y del hogar. De esta forma adoptará el hábito de la disciplina. Si se niega a hacerlos, es importante que converses con él para conocer el motivo de su rebeldía y encontrar una solución.

Cuando terminen de hacer las tareas, recuerda felicitarlo por su dedicación y recompensarlo para que se sienta motivado a repetir la rutina de estudio a diario.

Deberes de ciudadano para ser una persona responsable

Los padres son los primeros maestros de sus hijos. El hogar es una escuela en la que los progenitores desempeñan el rol de profesores y los niños, de alumnos. En este espacio, los más pequeños definen quiénes serán en el futuro y cuales son los modales que adoptarán al desenvolverse en la sociedad.

Educar a tu hijo basado en los valores permitirá que al crecer sea un ciudadano responsable, consciente de cuál es su rol en la sociedad. Asimismo, cumplirá con sus deberes ciudadanos y tendrá pleno conocimiento de sus derechos.

Un objetivo clave de la educación en valores es que permite integrar y definir la personalidad del niño. Además, le ayuda a desarrollar la capacidad de ser autónomo de pensamiento, tomando en cuenta las reglas establecidas por la sociedad y marcando el camino que debe seguir para lograr una convivencia armoniosa.

Inscribe a tu hijo en alguna actividad que le exija disciplina

Niño tocando el violín.

¿Tu hijo tiene habilidades para la música? O tal vez, ¿es un deportista innato? Aprovecha sus talentos para enseñarle responsabilidad. Inscríbelo en una actividad extraescolar que sea de su agrado. Actividades como:

  • Clases de baile.
  • Pintura.
  • Manualidades.
  • Música.
  • Deportes.

Por lo general, este tipo de actividades requieren que los niños cumplan un horario establecido y se esfuercen para destacar en ellas. Por ejemplo, si tu hijo forma parte de un equipo de fútbol deberá asistir a los entrenamientos para ser tomado en cuenta y que el entrenador lo nombre titular del equipo.

La disciplina es uno de los pilares fundamentales de la responsabilidad. Si asocias este valor con una actividad que realmente disfrute, aprenderá a ser una persona responsable mientras se divierte.

Asimismo debes recordarle que para asistir a sus prácticas es necesario que esté al día con sus deberes del hogar y del colegio.

Haz que tu hijo sea parte de alguna causa benéfica

El voluntariado es una excelente opción para que tu hijo aprenda sobre responsabilidad social, compromiso y constancia, estos tres objetivos personales importantes se verán reflejados en su rendimiento académico. Al mismo tiempo, las actividades de labor social, le restan horas al tiempo de ocio, volviendo a tu hijo una persona más productiva para la sociedad y menos sedentaria.

Al formar parte de una de una causa benéfica, los niños son capaces de entender que tienen la capacidad de contribuir al bienestar de otras personas. Comprenderán que con su ayuda pueden llegar a cambiar la vida de alguien. Además, la sensación de satisfacción que tendrán al ayudar a un tercero, les permite comprometerse y dedicarle tiempo a la causa benéfica en cuestión.

Te puede interesar: El esfuerzo positivo en la educación de los hijos

Acepta a una mascota en la familia

Tener una mascota es uno de los mayores deseos en los niños. Pero, ¿sabías que tener un amigo de cuatro patas en casa puede ser una forma en la que tu hijo aprenda a ser responsable?

Si tu pequeño te está rogando tener un perro en casa, cede a su deseo. Es una oportunidad para que tu hijo te demuestre que puedes confiar en él. Ponle como condición que para tener una mascota en casa, debe ser él quien se encargue de las diferentes necesidades que  el perro pueda tener. Los deberes que tenga dependerán de su edad, pero pueden variar desde cambiarle agua, sacarlo a pasear hasta bañarlo.

El amor que desarrollará tu hijo por su nuevo compañero de cuatro patas, será el motor para cumplir con cada una de las tareas que implica tener una mascota en casa.

Conclusión

Para lograr que los niños se conviertan en personas responsables no existe una receta mágica. Tienes que ser paciente, mantener una comunicación abierta con tu hijo y confiar en él.

Asimismo, este proceso conlleva esfuerzos de ambas partes. Como padre, debes dejar que tu hijo tome decisiones por su cuenta. Si llega a equivocarse no lo regañes, más bien, indícale cuál fue su error, qué consecuencias traen sus actos y cómo puede remediarlo. Así sabrá qué comportamiento debe adoptar ante una situación similar en el futuro.

La forma más efectiva de enseñar a tu hijo a ser una persona responsable, es asignándole tareas e involucrándolo en distintas actividades fuera de las horas escolares.  En un principio es probable que debas hacer las tareas junto a él. Pero, luego de un tiempo, tu hijo aprenderá del ejemplo que le estás dando y será capaz de llevarlas a cabo por su cuenta.