Por qué es importante enseñar el valor de la amistad a los niños

Enseñar el valor de la amistad a los niños les ayuda en su desarrollo y les permite cultivar habilidades para vivir en armonía con la sociedad y constituir su propia identidad.

Una de las relaciones sociales más estrechas y maravillosas que cualquier persona puede desarrollar es la amistad. Sin embargo, ¿qué puede decirse en el caso de los pequeños?, ¿por qué es importante enseñar el valor de la amistad a los niños? A continuación te explicamos las razones.

Qué es la amistad

De acuerdo a la Real Academia Española (RAE), la amistad se define como “afecto personal, puro y desinteresado, compartido con otra persona que nace y se fortalece con el trato”.

Amistad infantil.

Dicho de otra manera, las amistades son relaciones entre dos personas que implican dar y recibir de manera voluntaria y afectuosa a lo largo del tiempo.

Características básicas de la amistad

A veces la interacción social puede ser distinta de una persona a otra. De hecho, puede que nuestro concepto de “amistad” realmente no sea el más atinado.

Pensar en ello es importante porque, si queremos enseñar el valor de la amistad a los niños, debemos conocer cuáles son sus principios fundamentales. Por esa razón te compartimos 9 características básicas que deben existir en una relación de amistad.

  • Aceptación del otro
  • Sinceridad y lealtad
  • Confianza mutua
  • Creación de vínculos afectivos
  • Comunicación profunda e intensa
  • Interés y sensibilidad hacia el otro
  • Cuidados y apoyo emocional
  • Empatía
  • Proximidad física

Te interesa leer: ¿Qué nos sucede cuando no fuimos muy amados en la infancia?

La importancia de enseñar el valor de la amistad a los niños

Amistad infantil.

De acuerdo con un artículo del Archivo Digital de la Universidad de Sevilla, “las relaciones de amistad son esenciales para el desarrollo intelectual, afectivo y social de las personas a lo largo de todo el ciclo vital”. Este punto es de vital importancia, pues el impacto de las relaciones de amistad durante la infancia influyen directamente en la conducta social que desarrollará el sujeto en la adolescencia y madurez.

Por otra parte, si los niños no cultivan amistades pueden sufrir conflictos emocionales y mentales. De hecho, estas carencias se asocian a comportamientos delictivos durante la juventud, o a la psicosis, entre otros problemas psicológicos.

Conoce: Cómo tener más empatía

Ayuda al desarrollo emocional

En los niños, el valor de la amistad les permite experimentar afecto, apoyo emocional, cariño y seguridad afectiva desde otra esfera social. En estos casos, ya no se habla de una relación asimétrica, como la que tiene un niño con sus padres; más bien, se trata de una relación igualitaria.

Esta interacción de niño a niño les permite experimentar toda una serie de sentimientos y valores positivos y negativos. El pequeño aprenderá a sentir cariño, apoyo, lealtad, pero también llegará a sentir celos, resentimiento y cólera.

Estas sensaciones son un buen indicio del desarrollo emocional del pequeño. Es aquí cuando los niños deben aprender a diferenciar y controlar sus emociones con la ayuda de sus padres.

Mejora su autoconcepto y el desarrollo social

Gracias a la interacción con otros niños, se lleva a cabo una especie de corrección social en cada pequeño. Puede que el niño haya adquirido ciertas pautas deformantes en su comportamiento dentro de la vida familiar. Sin embargo, estar en contacto con otros niños, vinculados en dinámicas familiares distintas, le permitirá corregir los comportamientos negativos.

A través de la amistad, el niño desarrollará habilidades sociales como la comunicación, cooperación y trabajo en equipo para la resolución de problemas. Por otra parte, también aprenderá sobre las cualidades morales, desarrollará su rol sexual dentro de la sociedad y construirá su propia identidad.

Las habilidades que desarrollarán los niños

Habilidades sociales.

El artículo comentado con anterioridad indica que, a través de la amistad, los niños aprenden ciertas destrezas sociales. A su vez, estas destrezas les permitirán desarrollar habilidades muy importantes para establecer relaciones sociales sanas:

  • Habilidades para la estimulación de las interacciones
  • Capacidad para manejar conflictos interpersonales
  • Habilidades de comunicación para expresar sus deseos y expectativas

Cómo fomentar el valor de la amistad a los niños

La amistad es un valor de definición abstracta que, en teoría, pudiese resultar complicada para los niños. Sin embargo, para ellos, es más fácil aprender qué es la amistad viendo el ejemplo de sus padres.

Si queremos que nuestros hijos sean buenos amigos y, a su vez, sepan elegir buenos amigos, como padres también tenemos que serlo.

Por eso es importante preguntarse: ¿tratamos a nuestros amigos con respeto?, ¿valoramos sus opiniones, sin criticarlos a sus espaldas? Recuerda, los padres les enseñamos las bases de cómo se debe vivir. Si notas que no te va bien en este aspecto, trabaja en ello y mejora.

Por otra parte, también es fundamental fomentar la interacción de nuestro hijo con niños de la misma edad. Esto les permitirá aprender al mismo tiempo y en un mismo nivel de capacidad social.

Sin embargo, hay que puntualizar que cada niño es diferente y tiene distintas necesidades sociales y estilos de interacción. Por lo tanto, como padre, se debe evitar la idealización excesiva de la amistad. Se ha de intervenir en ellas con una actitud tolerante y respetuosa.

Conclusiones

Es muy importante enseñar el valor de la amistad a los niños puesto que la calidad de sus amistades será la base de sus futuras relaciones sociales. Además, estas interacciones les ayudan a cultivar destrezas y habilidades que les permitirán vivir en sociedad y constituir su propia identidad.

Por esa razón, los padres deben ayudar a sus hijos en este área y promover actividades que potencien los lazos de amistad desde la familia, en la escuela y la comunidad.

Y tú, ¿por qué piensas que es importante enseñar el valor de la amistad a los niños?

Te puede gustar