Entrenamiento para quemar 600 calorías desde tu casa

Si una sesión de 40 minutos te parece demasiado, puedes repartirla y hacer 4 sesiones de 10 minutos a lo largo del día para que el ejercicio te resulte más llevadero.

La práctica de deporte es un buen hábito que ayuda a controlar el peso, prevenir enfermedades y, en general, mejorar nuestra calidad de vida. Te mostramos distintos ejercicios que puedes realizar si quieres quemar calorías.

Empieza a quemar calorías

Con las rutinas de ejercicios que te proponemos, podrás perder calorías y tonificar tu cuerpo sin tener que salir de casa o invertir dinero.

Para que aproveches al máximo los beneficios de estas sesiones, es recomendable realizar una sesión de 40 minutos, 3 veces a la semana, preferiblemente en horas de la mañana.

Antes de comenzar, puedes ambientar el lugar con música, a fin de que te dé energías y te inspire a seguir cada uno de los ejercicios.

Siempre debes hacer un calentamiento previo de los músculos, con movimientos suaves de las articulaciones, cuello, hombro, cintura, cadera, rodilla y tobillos.

Ejercicios cardiovascularesBicicleta

Los ejercicios cardiovasculares son clave para mantenernos en forma, gozar de buena salud y perder peso fácilmente:

  • Empieza con un trote energético o una caminata rápida por todo el salón de tu casa durante 5 minutos.
  • Después, sube y baja escaleras o realiza una buena sesión de baile.
  • Asimismo, puedes optar por hacer bicicleta, salir a correr o nadar.

Una vez hayas acabado, habrás quemado 200 calorías.

Lee este artículo: La natación: un ejercicio completo para tu salud

FlexionesFlexiones para tonificar

Las flexiones también te ayudan a quemar calorías de manera significativa:

  • Acuéstate boca abajo con las manos y los pies apoyados en el suelo.
  • Flexiona los brazos para que baje suavemente tu cuerpo sin tocar el suelo y vuelve a la posición inicial.

Este ejercicio lo puedes hacer con las piernas totalmente estiradas o con las rodillas flexionadas. Para lograr un buen resultado, se recomienda efectuar, por lo menos, 80 flexiones.

SentadillasSentadillas

Está considerado uno de los ejercicios quemagrasas más efectivos, por lo que las sentadillas son indispensables para nuestra rutina:

  • Para empezar, ponte de pie y coloca tus manos detrás de las orejas o de la nuca.
  • Posteriormente, baja el cuerpo como si fueras a sentarte de tal forma que puedas crear un ángulo de 45º.
  • Procura mantener la espalda bien derecha y haz de 60 a 80 repeticiones.

Estocadas

Las estocadas ayudan a trabajar piernas y glúteos para tonificarlos y fortalecerlos. Se pueden realizar con o sin pesas:

  • En primer lugar, quédate de pie con los pies separados casi a la altura de los hombros. Si deseas usar pesas, sostenlas con las palmas hacia la parte externa de los muslos.
  • A continuación, haz un paso largo hacia adelante con la pierna derecha mientras la pierna izquierda permanece en la posición inicial.
  • Flexiona ambas rodillas de tal manera que el muslo derecho esté en sentido paralelo al piso.
  • Finalmente, vuelve a la posición inicial y realiza las estocadas con la pierna izquierda hasta completar 3 series de 12-15 repeticiones en cada pierna.

Consejos adicionales

  • Una vez des por terminada la rutina, recuerda estirar brazos, piernas y cintura con el fin de prevenir futuras dolencias musculares.
  • Si lo que deseas es ponerte en forma, es importante llevar una dieta baja en grasas, azúcares y sodio para evitar la grasa localizada en el abdomen y conseguir mejores resultados.
  • Incrementa el consumo de frutas y verduras, ya que estas, además de ayudarte a perder peso, también te darán las energías necesarias para realizar tu rutina de ejercicios.
  • Si no quieres hacer la rutina los 40 minutos seguidos, puedes hacer, por ejemplo, 4 sesiones al día de 10 minutos cada una.
  • Recuerda beber al menos 8 vasos de agua al día para mantener una hidratación óptima.

Visita también: 6 consejos para iniciar una dieta baja en grasas

Con estas rutinas de entrenamiento tan sencillas y económicas, ya no puedes poner excusas para no realizar ejercicio. ¡Es una estupenda manera de quemar calorías!