Entrevista a Carlos Ríos: y tú, ¿comes comida real?

23 mayo, 2019
Este artículo fue redactado y avalado por Carlos Ríos
Carlos Ríos, creador del movimiento realfooding, nos recuerda que la industria de la alimentación nos suele dar mensajes confusos sobre aquello que comemos. Al final, sin saberlo, nos convertimos en adictos a los ultraprocesados.

El movimiento realfooding o comida real es mucho más que una moda dentro del campo de la alimentación. Su creador, el nutricionista Carlos Ríos, está enseñando –e inspirando– a miles de personas a seguir un nuevo estilo de vida. Uno más saludable con el que darnos cuenta de que, a veces, ‘lo más simple es lo más correcto’.

Sabemos que la industria de la alimentación es muy proclive a dejarse llevar por las modas y los gurús pasajeros que nos prometen milagros. Sin embargo, lo conseguido por Carlos Ríos va mucho más allá. Su movimiento, iniciado hace unos años de manera imparable a través de las redes sociales, está consiguiendo dos cosas.

La primera es aportar herramientas y conocimientos al consumidor para que entienda qué es aquello que consume cada día. La segunda es alzarnos en una firme reivindicación: abrirnos los ojos y entender la necesidad de consumir alimentos sanos, alimentos ‘reales’.

Hablamos sobre ello con Carlos Ríos en la siguiente entrevista.

“A la industria le gusta hablar en el idioma de los nutrientes y las calorías para que tengamos la sensación de que estamos comiendo sano. Es un idioma confuso con el que, al final, acabamos consumiendo alimentos ultraprocesados”

Entrevista a Carlos Ríos

Carlos Ríos es dietista-nutricionista, estudió en la Universidad Pablo de Olavide (Sevilla) y es el creador del movimiento realfooding. Cuenta con miles de seguidores en sus redes sociales, y su propósito de despertar la conciencia de la población al más puro estilo Matrix está teniendo grandes resultados.

Su libro Come comida real: Una guía para transformar tu alimentación y tu salud es todo un éxito, y se alza ya como manual imprescindible respaldado por abundante bibliografía científica, el cual nos hace entender algo que el propio Carlos Ríos repite con frecuencia ‘no comemos comida real, sino productos que han puesto ante nuestros ojos’.

En nuestra entrevista con él no solo profundizamos en qué es realfooding. Algo que nos invita a comprender es que el conocimiento es poder. Saber qué comemos nos empodera y nos ayuda a elegir mejor, a invertir en salud.

Alimentos saludables.

¿De dónde surge la iniciativa realfooding?

Fue algo que inicié a nivel de la consulta y, al ver los buenos resultados que daba poner el foco en los alimentos y enseñar sobre el peligro de los ultraprocesados, decidí llevarlo a la población general, ya que me manejo bien en redes sociales y vi posible alcanzar a un gran público.

Si la comida real está a nuestro alcance desde hace tanto tiempo, ¿por qué la mayoría de la población no tiene una alimentación correcta?

Porque la industria alimentaria se ha encargado de “aprovechar” esa forma de vida que tenemos de ir siempre con prisas y con falta de tiempo para vendernos productos rápidos de consumir, de llevar y de ingerir (ultraprocesados) haciendo que poco a poco haya ido desplazando el consumo de comida real.

¿Qué es lo peor que podemos consumir a diario? ¿Hay algún alimento que deberíamos desterrar definitivamente de nuestra dieta?

En general todos los ultraprocesados son insanos, y la suma de cada uno de ellos es lo que los hace peligrosos. Uno de los que quizás más consumimos y además en grandes cantidades son los refrescos, por lo que serían de los primeros que debemos evitar.

Entonces, ¿en qué debemos fijarnos a la hora de comprar un alimento?

Sobre todo en los ingredientes. Siempre nos hemos fijado en las kilocalorías o las grasas, siendo los ingredientes lo realmente importante. La industria alimentaria sabe lo que miramos y por eso nos intenta engañar con productos “light” o bajos en calorías, porque sabe que son más atractivos para nosotros.

Sin embargo, estos productos siguen siendo igual de insanos que sus versiones “no light”. Por ello, la única forma de saber qué estamos consumiendo y si es o no saludable es a través de los ingredientes del producto, para poder identificar de esta manera la comida real.

estrategias para perder peso sin dietas restrictivas

¿Podrías decirnos qué alternativas existen para comer o beber entre horas?

Para comer tenemos muchas opciones: frutos secos naturales o tostados sin sal añadida, fruta, yogures naturales, encurtidos, aceitunas, edamames, etc. Para beber lo mejor es el agua, aunque hay un “refresco realfooder” que podemos hacer con agua o agua con gas, limón y hielo.

Los medios de comunicación nos meten por los ojos una gran cantidad de alimentos ultraprocesados o con exceso de azúcar. Hablemos de los más pequeños, ¿cómo podemos ayudarlos a sumarse a esta iniciativa?

Tenemos que comprender que a los niñ@s no podemos hacerles entender el concepto de “esto es más sano” o “esto es un ultraprocesado”. Est@s utilizan mucho la imaginación y lo que captan a través de sus sentidos, por lo que debemos presentarles la comida real de forma creativa, sabrosa e incluso como “un juego”. Para ell@s no es igual comerse una fruta tal cual que comerse una fruta que forma “un dibujo” en el plato.

Para terminar, ¿por dónde podemos empezar con el salto hacia el realfood?

Por nuestro reto de 1 mes con comida real. En nuestras cuentas de instagram hay mucha información para empezar. Con este reto conseguirás tantos beneficios en un mes que no desearás volver a los anteriores hábitos.