Envolverse en plástico: un error que no sirve para adelgazar

Debido a la acumulación de toxinas la piel puede presentar reacciones alérgicas, por lo que se recomienda no ajustar demasiado el plástico y no tenerlo puesto más de una hora

Desde hace muchas décadas se vienen practicando diferentes trucos y técnicas que tienen como fin mejorar los  resultados a la hora de perder peso y moldear la figura. Cremas adelgazantes, procedimientos quirúrgicos, jugos, geles, inyecciones quemagrasas o masajes, entre otros, son solo una mínima parte de los métodos que tienen como fin ayudar a eliminar esos kilos de más que impiden tener la figura deseada.

Además de los ya mencionados, hay un método muy popular que puede incrementar la capacidad de quemar calorías y grasa: consiste en envolver el cuerpo con plástico para incrementar la temperatura corporal a la hora de hacer ejercicio. Pero, ¿sirve de algo?

Esta práctica ha sido muy  utilizada en los centros de estética y muchas personas lo hacen en casa para aprovechar todos sus supuestos beneficios. Al cubrir las áreas del cuerpo con plástico, que es un material impermeable, se obliga al cuerpo a sudar y con ello se trata de favorecer una pérdida de peso. Sin embargo, hoy desgranamos algunos puntos sobre este sistema de pérdida de peso que es interesante que leas.

Leer más: 5 mejores frutas que aceleran la pérdida de peso de manera saludable

¿Mito o realidad?

Este método consiste en cubrir algunas zonas del cuerpo, especialmente la zona abdominal, con film de proteger alimentos, antes de realizar ejercicio. Para potenciar los supuestos efectos adelgazantes, se ha recomendado además aplicar alguna crema reductora o comegrasas. Y quienes lo han hecho, efectivamente han comprobado que existía una pérdida de peso. ¿Pero es real? ¿Existe algún riesgo para la salud?

Contraindicación de este método

Lo que se consigue al envolver cualquier zona de tu cuerpo en una película plástica es evitar la transpiración en un proceso natural del cuerpo cuando sube de temperatura, la sudoración. Las personas que se someten a este sistema supuestamente adelgazante es perder peso de manera inmediata, pero es un peso que corresponde al agua que se pierde, que tras hacer ejercicio se va a recuperar al beber.

Además de ello, corremos el riesgo de sufrir una deshidratación severa. Es evidente que el cuerpo necesita de un proceso de liberación de calor, que si lo bloqueamos con un plástico va a elevar de manera rápida y en exceso la temperatura corporal.

Y no olvidemos un último punto, someter a nuestro piel al contacto continuo y a alta temperatura al cloruro de polivinilo no parece la opción más aconsejable. Hay pieles sensibles que pueden sufrir reacciones alérgicas, y por tanto encontrarse con un problema añadido.

Te interesa: ¿Funcionan las fajas reductoras para reducir la cintura?

Quiero perder peso, ¿qué hago?

Si lo que quieres es perder peso lo que debes hacer es ponerte en manos de un especialista, que diseñará una dieta adecuada a tus características y te recomendará hacer ejercicio de manera regular. Existen multitud de entrenadores personales cualificados que pueden trazar un plan de trabajo específico y acorde a tus intereses y constitución.

Lo mejor que puedes hacer es alejarte de remedios caseros que no tienen ninguna base científica y entender la pérdida de peso como un proceso que necesita de tiempo y que no entiende de milagros, sino de sacrificio, alimentación saludable y esfuerzo.

¡No trates de ir más rápido!

Valverde, P. R., de los Santos, F. R., & Rodríguez, C. M. (2010). Diferencias de sexo en imagen corporal, control de peso e Índice de Masa corporal de los adolescentes españoles. Psicothema. https://doi.org/10.1016/j.ijhydene.2012.02.150