Envueltos de repollo con zanahoria para enfermedades inflamatorias

Francisco María García 28 mayo, 2018
Gracias a las propiedades de algunas verduras como el repollo y la zanahoria podemos prevenir y combatir la inflamación a través de la dieta, por lo que es conveniente incluirlos en nuestras recetas

Las enfermedades inflamatorias y la alimentación de quienes las padecen están muy relacionadas. Una mala dieta tiene que ver directamente con la aparición de estas patologías o con el empeoramiento del pronóstico de estos pacientes.

Está demostrado que uno de los beneficios del repollo y de la zanahoria en el organismo es justamente evitar la inflamación. Aprovechando esas propiedades, a continuación, proponemos una receta que incluye los dos ingredientes: envueltos de repollo con zanahoria.

 La relación entre la alimentación y las enfermedades inflamatorias

La respuesta inflamatoria es un mecanismo de autodefensa del organismo; cuando esta se vuelve crónica comienza a ser un grave problema de salud. Su padecimiento limita enormemente la calidad de vida de quienes las sufren.

Entre las enfermedades inflamatorias podemos mencionar la artritis, la fibromialgia, trastornos de la tiroides y las vinculadas con la candidiasis (infección por hongos).

La dieta diaria es fundamental en relación con estas dolencias. Una mala alimentación es precaria en grasas mono y poliinsaturadas, cereales, frutas, vegetales y pescado. Por el contrario, es rica en azúcares refinados, carbohidratos, grasas trans y saturadas; así, se trata de una dieta inflamatoria.

Las personas que se alimentan de esta manera presentan riesgos elevados de que se generen procesos inflamatorios en su sangre. En ese sentido, una de las mejores dietas para protegerse es la mediterránea. Entre otros ingredientes, esta es rica en verduras, frutas, cereales y grasas mono y poliinsaturadas.

Beneficios del repollo y la zanahoria

El repollo es un vegetal crucífero que contiene muchos nutrientes. Aparte de la proteína y fibra que incluye, es rico en minerales como el calcio, el magnesio, el potasio y manganeso. Su consumo provee vitaminas C, K y del complejo B.

La zanahoria, por su parte, es un tubérculo que tiene un alto porcentaje de vitamina A, entre otros nutrientes. Esta hortaliza protege en gran medida al hígado de los procesos inflamatorios, así como al sistema digestivo en general.

Una buena manera de comer estos beneficiosos vegetales es esta deliciosa receta de envueltos de repollo con zanahoria. Es una elaboración sana, nutritiva y de un exquisito sabor natural. ¿Quieres saber cómo preparala?

Envueltos de repollo con zanahoria y carne picada

La manera más creativa de incluir el repollo en la dieta es usarlo para envolver diversos rellenos, como proteína u otros vegetales. Sus hojas grandes se prestan para ello. Así, basta poner a trabajar la imaginación para idear muchos rellenos.

Ingredientes para 6 personas

  • 1 repollo mediano
  • 1 pechuga de pollo desmenuzada (250 g)
  • 2 tazas de caldo de huesos y verduras (500 ml)
  • 1 cebolla picada finamente
  • 1 pimiento rojo troceado
  • 3 dientes de ajo majados
  • 1 coliflor
  • ½ taza de pan rallado (100 g)
  • 2 cucharadas de perejil finamente picado (30 g)
  • 4 cucharadas de eneldo finamente picado (60 g)
  • ½ taza de zanahorias ralladas (100 g)
  • ½ taza de tomate frito (125 ml)
  • Aceite de oliva
  • Sal y pimienta (al gusto)

Preparación

  1. Cocinar el repollo en suficiente agua con sal, durante aproximadamente ocho minutos. El tiempo exacto dependerá de la dureza de las hojas del repollo.
  2. Retirar el repollo, dejar enfriar y separar las hojas. Reservar.
  3. En una sartén, calentar un poco de aceite de oliva y sofreír el ajo. A continuación, añadir la cebolla y el pimiento.
  4. Agregar el pollo al sofrito y continuar revolviendo un rato.
  5. Añadir el tomate frito a la carne y cocinar cinco minutos más.
  6. Incorporar el perejil, el eneldo, el coliflor, la zanahoria y el pan. Para obtener una mezcla muy espesa y manejable debemos dejar que se consuma el líquido.
  7. Disponer las hojas de repollo abiertas y verter en cada una dos cucharadas del guiso de pollo. Comenzar doblando los lados y por último enrollar sobre sí las hojas.
  8. Colocar los envueltos en una bandeja, cubrirlos con el caldo de hueso y hornear a 175 °C durante aproximadamente 20 minutos.

Otras alternativas de relleno son carne magra preparada de la misma manera, queso ligero, atún u otro pescado, legumbres o vegetales cocidos. Una buena idea es preparar una salsa con alguna verdura para bañar los envueltos antes de introducirlos en el horno.

Con esta receta se une el repollo con zanahoria, una combinación muy agradable para satisfacer los requerimientos nutricionales diarios. Además, gracias a sus propiedades, sirve para evitar o controlar las enfermedades inflamatorias.

Te puede gustar