Enzimas de la piña podrían ser la cura para el cáncer

Aunque la piña puede ser muy beneficiosa en el tratamiento contra el cáncer, no sustituyas la terapia que te haya indicado el médico y consulta con este antes de tomar cualquier decisión.

La piña es conocida como un ingrediente muy propio en las dietas ricas en fibra, pero no sólo hay que hablar de la fibra que ésta proporciona, ahora lo que impresiona a aquellos cuidadosos de la salud son sus diversas propiedades y uno de las más importantes: su capacidad preventiva en cuanto a la aparición de ciertas enfermedades relacionadas con el cáncer, particularmente aquellas situadas en las glándulas mamarias, el recto o el colon.

¿Qué hay en la piña?

En la piña encontramos fibra, mucha fibra; también hay vitaminas, ácidos orgánicos y sales minerales en gran proporción. Pero lo más importante que encontramos en la piña es un compuesto especial que funciona como enzima, conocido con el nombre de bromelina.

¿Qué es la bromelina y para qué sirve?

La bromelina es un compuesto natural y puede extraerse del tallo de la piña. Ésta cuenta con una función fundamental en los tratamientos de enfermedades relacionadas con algunos tipos de carcinomas, reconociéndola como proporcionadora de efectos antitumorales.

En un estudio realizado, comparando el efecto de la bromelina con el del medicamento utilizado para quimioterapias, 5-fluorouracil, se encontró que, de acuerdo a los análisis que se hicieron en la práctica con animales, el efecto antitumoral de la bromelina superaba al del 5-fluorouracil.

Celulas cancerosas

Además, se tuvo la discusión con la que pudo entenderse que el medicamento en cuestión, en lugar de mejorar las condiciones de vida del paciente, respondiendo a lo que la enfermedad aqueja, se encarga de rastrear las células divididas rápidamente, sin tener muy en cuenta la separación de células de cáncer y de las demás células inmunológicas y necesarias; por ello, estaría causando un envenenamiento de distintas células y enzimas.

Por otro lado, la bromelina, siendo un compuesto natural, cuenta con una propiedad que sólo los compuestos naturales tienen: la citotoxicidad selectiva, con la cual se matan células de cáncer sin afectar las demás células sanas.

La bromelina como enzima

Aun cuando parece tan complejo hablar de enzimas y de su llegada al torrente sanguíneo, hablar de la bromelina nos ayuda a comprender el por qué es tan necesaria esta enzima para las funciones naturales de una persona que tenga células cancerígenas y para las personas en general. Sucede que la bromelina es una enzima que digiere proteínas (proteolítica) y las conduce al torrente sanguíneo y al sistema linfático, a donde llegan para proporcionar su “ayuda” al resto del cuerpo.

La cuestión de las enzimas, y de consumir alimentos que las contengan, aún sigue siendo parecida a un misterio en el mundo de la ciencia médica. Sin embargo, se ha logrado comprobar que funcionan y que, no sólo hablando de las enzimas que se encuentran en el organismo, las enzimas sistémicas orales también son efectivas y están siendo utilizadas para el tratamiento de problemas simples como lesiones deportivas y otros más complejos como enfermedades cardíacas, enfermedades en los huesos y nuestro tema en cuestión: el cáncer.

Nuestra recomendación…

Recuerda ser muy consciente de tus tratamientos y de los procesos y los cambios que se dan en tus células y en tu cuerpo. No sólo en la piña se encuentran enzimas que ayudan a combatir el cáncer, puedes ayudarte con alimentos que contengan vitamina C, con extracto de cúrcuma o con extracto de berenjena.

Además de ello, es importante tener una dieta balanceada, con el consumo, particularmente, de alimentos crudos que disminuirán la carga para producir enzimas en su cuerpo. Aquí tendrás que, si tu cuerpo necesita menos enzimas para el proceso de digestión, podrá utilizarla en procesos fisiológicos importantísimos.

Recuerda

Piña

Ante todo, opta por lo natural. No habrá mejor efecto en tus células que el que producen los compuestos naturales. Las enzimas en la piña pueden salvar tu vida. Visita a tu médico y sé siempre consciente de tus riesgos y tus mejorías.

Categorías: Curiosidades Etiquetas:
Te puede gustar