Epigastralgia, el molesto dolor en la boca del estómago

La epigastralgia puede ser síntoma de otras complicaciones abdominales, por lo que no debes pasar por alto molestias en la zona del abdomen y el ombligo

La epigastralgia no es un dolor de estómago común, puesto que esta condición alcanza múltiples áreas de la zona del abdomen.

Los pacientes que experimentan este tipo de patología digestiva evidencian una molestia que se localiza en el epigastrio, la zona superior del abdomen.

La persona siente como si una cuerda le oprimiera todo el abdomen, una quemazón opresiva que cursa con náuseas y un gran malestar.

Es tan intenso el dolor que la persona, habitualmente, acude a urgencias asustado sin saber qué es lo que ocurre.

Ahora bien, aunque en una gran parte de los casos la causa está en una simple indigestión, la epigastralgia puede estar asociada a otra serie de trastornos o enfermedades que requieren un diagnóstico.

A continuación te proponemos conocer más datos sobre el tema.

Leer también Síntomas que nos permiten identificar la causa del dolor abdominal

¿Qué es la epigastralgia?

epigastralgia y estomago

La epigastralgia es básicamente un dolor localizado en el epigastrio, una zona que va desde la parta alta del abdomen hasta el ombligo.

Como sabemos, en esta región se concentran múltiples órganos y estructuras, con lo cual, resulta complicado saber en un primer momento qué causa ese sufrimiento.

Por otro lado, el paciente puede sufrir esta molestia de forma continuada en el día a día o aparecer súbitamente.

Los síntomas serían los siguientes:

  • Dolor intenso en el epigastrio
  • Náuseas
  • Vómitos
  • Ardor de estómago
  • Sensación de saciedad al comer un bocado
  • Calambres en el abdomen
  • Sudores fríos
  • Gases
  • Episodios de diarrea o estreñimiento

Descubre también jugos naturales para combatir la gastritis

¿Qué causa la epigastralgia?

Dolor abdominal

Epigastralgia debido a problemas del esófago

  • La esofagitis y la hernia hiatal suelen ser dos de las causas más habituales después de la indigestión.
  • La esofagitis se origina por el reflujo esofágico, algo que deberemos tratar lo antes posible.
  • La hernia hiatal es común una vez sobrepasamos los 50. Cursa con acidez, problemas para tragar y hacer la digestión, mal aliento, etc.

Problemas en el estómago

  • La epigastralgia puede tener su origen en alguna patología localizada en exclusiva en el estómago.
  • Una de ellas es, sin duda, una úlcera, en especial la úlcera péptica. El dolor se intensifica durante la noche y solemos encontrar alivio cuando comemos.
  • Por otro lado, en buena parte de los casos, la epigastralgia se debe a una gastritis aguda, ya sea infecciosa, tóxica o alimentaria.
  • En este caso, el dolor es muy intenso, y suele venir acompañado de vómitos y gran malestar.

Epigastralgia por problemas en los intestinos

Este dato es importante. En ocasiones, ese dolor en la parte alta del abdomen tiene como origen una apendicitis.

  • Por ello, es importante que siempre que sintamos un dolor fuerte en la parte alta del estómago no dudemos en consultarlo con un médico o en ir a urgencias si el sufrimiento es elevado.
  • Por otro lado, la enfermedad de Crohn, en sus primeras fases, suele tener como origen esta molestia en el epigastrio.
  • En el momento en que la epigastralgia llega a la parte izquierda del abdomen, hablamos de un problema en el colon, como divertículos, neoplasias, etc.
  • Asimismo, el colon irritablees uno de los orígenes de la epigastralgia, en cuyo caso es común que aparezca un dolor en forma de cólico y gases.

Descubre cómo hacer salmorejo para evitar el cáncer de colon

Problemas en el páncreas

La pancreatitis aguda suele empezar con dolor epigástrico.

Es importante estar atento a este tipo de síntomas localizados en la parte alta del estómago, sobre todo, si se acompañan de vómitos, y distensión abdominal.

Alertas de un problema cardíaco

Epidemiología del infarto agudo de miocardio

Esta información también es importante.

  • El infarto agudo de miocardio puede cursar con epigastralgia, es decir, con dolor en la parte alta del abdomen.
  • Asimismo, este tipo de síntoma es muy común en los pacientes diabéticos justo antes de sufrir un infarto.
  • El dolor debe ser súbito, opresivo y acompañarse de vómitos. En cualquier caso y para descartar, nunca está de más que acudamos a urgencias para obtener un diagnóstico lo antes posible sobre esa molestia.

¿Cómo prevenir los problemas asociados a la epigastralgia?

Como vimos, la epigastralgia es solo un síntoma asociado a algún tipo de condición médica.

A pesar de que todas son muy variadas (indigestión, úlceras, colon irritable, problemas cardíacos…) hay un elemento en común que puede ayudar a reducir la probabilidad de sufrir este tipo de enfermedades.

Ese factor en común es la alimentación. Si cuidamos la dieta reducimos la probabilidad de sufrir o de intensificar estas enfermedades.

Por tanto, toma nota de estos consejos:

  • Reduce el consumo de grasas.
  • Opta por alimentos alcalinos.
  • Come en pequeñas cantidades varias veces al día. Así, tu sistema digestivo no se sobrecarga.
  • Consume frutas y verduras frescas, evita los alimentos con conservantes y otros químicos.
  • Reduce el consumo de azúcar y sal.
  • Ten precaución con los fármacos como, por ejemplo, el ibuprofeno y otros antiinflamatorios no esteroideos.
comida-sana

Para concluir, no dudes en consultar con tu médico ante cualquier problema, molestia o alteración relacionada con tu sistema digestivo.

Prevenir y cuidar es sinónimo de salud y bienestar.

  • Latarjet, Michel (2013). «Músculos, fascias y aponeurosis del abdomen». Anatomía humana. Buenos Aires: Médica Panamericana. p. 1328. ISBN 978-950-06-1369-9.
  • Rodríguez-Lago, I., & Cabriada, J. L. (2016). Protocolo diagnóstico de la epigastralgia aguda. Medicine (Spain). https://doi.org/10.1016/j.med.2016.01.014