Equinácea, un refuerzo para el sistema inmunológico

Este artículo fue redactado y avalado por Francisco Peñalver
· 17 septiembre, 2013
Antes de empezar a consumir equinácea en cualquiera de sus formas en muy importante consultar con un especialista, ya que podría tener reacciones adversas con determinados medicamentos

Se la podría denominar como antibiótico natural. La equinácea es una planta originaria de Norteamérica, famosa por su ayuda en la defensa y protección del organismo frente ataques de virus, hongos y bacterias. De hecho, es una de las plantas más usadas para prevenir y combatir catarros y gripes.

Los Comanches y los Sioux ya utilizaban la Equinácea para aliviar dolor, combatir infecciones, heridas, etc. A finales del siglo XIX, el Doctor Meyer inició el estudio de sus propiedades, revelando al mundo sus virtudes y mecanismos de acción.

Reforzar el sistema inmunológico

Si las defensas están bajas, somos más vulnerables a las infecciones y enfermedades. Procesos gripales, catarros y dolores recurrentes de garganta son evitables teniendo bien altas las defensas. Pero no son las únicas enfermedades que se combaten con un reforzado sistema inmunológico.

Equinácea

Una dieta variada y equilibrada y ejercicio físico regular pueden ser la base de un eficiente sistema inmunológico que nos dará una garantía de salud ante cualquier invasión por terrible que parezca.

La familia de las equináceas

Un ejemplo de plantas medicinales que ayudan a las defensas es la familia de las equináceas. Son diversas especies de las cuales las más utilizadas para fines medicinales son la equinácea purpúrea, angustiflolia y pálida. Todas tienen la propiedad de reforzar el sistema inmunológico y frenar todo tipo de infecciones.

Sería conveniente tomarla de forma preventiva en periodos previos a fechas en las cuales nos solemos enfriar. Así, por ejemplo, sería aconsejable tomarla un mes antes de entrar el invierno o también en primavera.

Nursery en el jardin

Sin embargo, si no hubo oportunidad de hacer tratamiento preventivo, es mejor consumirla al aparecer los primeros síntomas. 

Indicaciones de uso

Su uso más común es para hacer frente a resfriados, gripes y otros procesos virales. También es útil para reforzar las defensas ante terapias agresivas de radioterapia o quimioterapia. Por otra parte, hay quien la utiliza como uso externo frente lesiones de la piel como heridas o quemaduras. Esto es así debido a sus propiedades antiinfeccionas y cicatrizante-regeneradoras.

Sea cual sea el uso que hayamos de darle, recomendamos siempre consultar con el médico. En efecto, puede tener interacciones con ciertos medicamentos. Además, no se aconseja durante el embarazo o la lactancia, y la posología varía si es para niños, adultos o ancianos.

casa pia Rufino

Podemos adquirirla en cápsulas en farmacias y tiendas de dietética y naturistas. Además, también puede obtenerse su extracto líquido u hojas para infusión en los mismos tipos de establecimiento.

Imágenes por cortesía de Rich, Jaula, Rufino y Nursery

  • Percival, S. S. (2000). Use of echinacea in medicine. Biochemical Pharmacology. https://doi.org/10.1016/S0006-2952(99)00413-X
  • Saeidnia, S., Manayi, A., & Vazirian, M. (2015). Echinacea purpurea: Pharmacology, phytochemistry and analysis methods. Pharmacognosy Reviews. https://doi.org/10.4103/0973-7847.156353
  • Barrett, B., Brown, R., Rakel, D., Mundt, M., Bone, K., Barlow, S., & Ewers, T. (2010). Echinacea for treating the common cold a randomized trial. Annals of Internal Medicine. https://doi.org/10.7326/0003-4819-153-12-201012210-00003
  • Taylor, J. A., Weber, W., Standish, L., Quinn, H., Goesling, J., McGann, M., & Calabrese, C. (2003). Efficacy and Safety of Echinacea in Treating Upper Respiratory Tract Infections in Children: A Randomized Controlled Trial. Journal of the American Medical Association. https://doi.org/10.1001/jama.290.21.2824