¿Eres mujer y mayor de 40? Aprende todo sobre perder peso

Yamila Papa Pintor·
24 Julio, 2020
Este artículo ha sido verificado y aprobado por la pedagoga en educación física y nutricionista Elisa Morales Lupayante al
30 Enero, 2019
Ten cuidado con lo que comes, aumenta la cantidad de frutas y verduras crudas y olvídate de las grasas, los fritos y los azúcares
 

Conforme van pasando los años, puede ser más difícil perder peso, aún comiendo sano y haciendo ejercicios. ¿Eres mujer y mayor de 40? Entonces quizás estés pasando por esto.

No desesperes, a continuación te comentaremos todo lo que debes saber para conseguir deshacerte de esos kilos de más, sin exponer tu salud ni tener que recurrir a dietas ‘milagro’ ni métodos afines.

Luchar contra los kilos de más puede ser una tarea difícil a cualquier edad, no solo cuando eres mayor de 40. Sin embargo, al cumplir los cuarenta años es cierto que hay una dificultad añadida, pues el cuerpo funciona distinto.

A partir de los cuarenta, el cuerpo comienza a responder de manera diferente a las dietas y a los ejercicios. Ya no se queman calorías con la misma facilidad que a los veinte y, el nivel de energía tampoco es el mismo.

Aún así, no hay que perder la esperanza. Sí es posible perder peso después de los cuarenta de forma saludable. 

Tips para perder peso después de los 40

Si eres mujer y mayor de 40, aunque deberás seguir sobre todo los consejos de tu médico, puedes tener en cuenta estos tips que vamos a compartirte para la para bajar de peso.

Convéncete de que es posible

Mujer mayor de 40 sonriendo.
Una actitud positiva puede ayudarte a ponerte manos a la obra y no descuidarte.
 

Es difícil, claro que sí, pero no imposible. Una de las mayores limitaciones que podemos encontrar al momento de querer bajar de peso es no conseguir resultados en el corto o mediano plazo. A no desesperar, que los beneficios tardarán en notarse, pero llegarán.

Algunas mujeres piensan que ya no vale la pena hacer dietas o ejercicios porque no habrá ningún efecto positivo, pero se equivocan. Sí que se puede adelgazar, te sentirás mucho mejor y reducirás las posibilidades de padecer problemas cardíacos si empiezas a comer de manera más saludable.

Ejercítate de la manera correcta

Hacer ejercicio a diario ayuda a vivir por más tiempo.

Ya no tienes la edad como para una sesión energética de spinning o para escalar una montaña. No hay problema. La buena noticia es que existen casi tantos ejercicios como personas o necesidades en el mundo. Es importante entonces elegir entre los que se adapten a los requerimientos, ya sea por la edad u otro factor.

Los movimientos han de ser agradables y debes pasarlo de maravillas. Nada de ir obligada porque eso no te ayudará, sino todo lo contrario. Empieza con 30 minutos tres veces a la semana y añade de a poco más tiempo. Anda en bicicleta, camina o saca a pasear a tu perro.

 

Lee: 10 razones para andar en bicicleta

Respeta los horarios de las comidas

El desayuno debe ser la comida más importante del día y luego debes ir reduciendo las ingestas hasta llegar a una cena liviana. Se aconsejan hacer tres comidas principales y dos secundarias, a media mañana y media tarde.

Así no tendrás hambre y el cuerpo hará su trabajo de reducir calorías al realizar la digestión. Ten cuidado con lo que comes y aumenta la cantidad de frutas y vegetales (en lo posible crudos). Además, deja de lado los fritos, los azúcares y las grasas. Recuerda que el alcohol tampoco es bueno para tu salud.

  • Una buena fórmula para saber cuántas calorías debes ingerir es: multiplica tu peso ideal en libras X 10 si no realizas ejercicio, X 13 si haces ejercicio una o dos veces por semana y X 15 si te ejercitas más de tres veces a la semana.

Considera los suplementos naturales

Si eres mujer mayor de 40, debes saber que la cantidad de colágeno que el cuerpo produce el cuerpo a esta edad es menor, casi un 50 % menos. Esto puede afectar a tu organismo, no solo en lo que se refiere a la piel.

El déficit de colágeno debilita los huesos y las articulaciones. Consume suplementos naturales que a su vez te ayudarán a combatir las estrías, la celulitis y la flacidez.

Ten en cuenta la tasa metabólica basal

La tasa metabólica basal es la cantidad de calorías que el cuerpo precisa tanto para aumentar como para mantener o reducir su peso. Este número varía en relación al sexo, edad, hormonas, entre otros factores.

 

Puedes usar una calculadora de tasa metabólica basal (hay varios en internet, o bien consulta con tu médico). Te indicará cuántas calorías son las que debes consumir para poder perder peso. Siempre en base a tu edad.

Come de manera saludable siempre, no solo si eres mayor de 40

Comida sana

No dudes en consumir alimentos que sean sanos y buenos para tu salud. Por ejemplo, el agua con limón, las semillas de lino, las fibras en el desayuno, la canela, las almendras, el salmón, los cereales integrales, los vegetales de hoja verde y las frutas de color rojo.

La alimentación debe ser equilibrada. Debe contener a diario las raciones que necesitamos de hidratos de carbono, proteínas y grasas saludables. 

Duerme lo suficiente

Esto es esencial a cualquier edad. Sin embargo, al pasar las 4 décadas es preciso descansar lo suficiente para recuperarnos de las actividades realizadas.

No hay una cantidad de horas diarias precisas, pero no pueden ser menos de 6. Tampoco vayas al otro extremo y duermas más de 8 horas seguidas.

Tanto la falta como el exceso de sueño engorda. ¿Por qué? Porque en el primer caso, se producen más cantidades de una hormona llamada cortisol (la hormona del estrés). Esta hace que comas más.

 

En el segundo, porque sin hacer ejercicio ni moverte cuando duermes, estarás acumulando en el cuerpo todo lo que comiste. Vale la pena tenerlo en cuenta.

Si eres mayor de 40, te conviene hacerte un chequeo

Para acabar, si eres mayor de 40 y no puedes bajar de peso aunque comas sano, hagas ejercicio y duermas lo suficiente, no desesperes. Quizás el problema se deba a problemas metabólicos, como puede ser disfunciones de la tiroides, por ejemplo.

Muchas mujeres sufren de hipotiroidismo y no lo saben. Esta patología ralentiza el ritmo metabólico. Además, no solo no permite bajar de peso, sino que en algunos casos lo aumenta. Otros síntomas de que tienes problemas de tiroides son: cansancio crónico, problemas de circulación o frío en las extremidades.

Sigue estos consejos y no pierdas la esperanza. Aunque perder peso es más difícil a medida que cumplimos años, con estos consejos lo lograrás de una manera muy saludable. ¡Adelante!