Eridosis para el acné: precauciones

23 septiembre, 2019
Este artículo fue redactado y avalado por el médico Leonardo Biolatto
El uso de Eridosis para el acné está en auge. Se trata de una marca comercial del antibiótico eritromicina. Se está expendiendo y recomendando sin receta, de allí las precauciones a tomar. En este artículo te contamos cuál es su acción y cuáles son sus peligros.

La utilización Eridosis para el acné, si bien no es nueva, ha encontrado una cierta fama en base a las recomendaciones que se realizan a través de las redes sociales. Eridosis es la marca comercial de una presentación particular del antibiótico eritromicina.

Es decir, que el principio activo es la eritromicina, solo que no viene comercializado en pastillas o en jarabes, sino embebido en toallitas. La presentación no hace que deje de ser un medicamento y, como tal, que requiera prescripción médica.

El problema se ha generado porque es recomendado por personas que no son profesionales del ámbito de la salud, y porque se ha registrado que algunas farmacias lo venden sin que medie receta. Hay que aclarar que la misma caja del medicamento explicita la necesidad de receta profesional para su venta.

Aunque parezca un producto cosmético, en realidad no lo es. Por regla general, los cosméticos no contienen principios activos que penetren la dermis. La eritromicina sí puede absorberse a través de la piel, y eso la convierte en un medicamento de uso tópico.

Esta diferenciación es importante porque los cosméticos y los medicamentos tienen legislaciones diferentes. Mientras los primeros son de venta libre y pueden adquirirse en diferentes locales de diversos rubros, los medicamentos sólo pueden venderse en farmacias.

Eridosis para el acné utiliza la eritromicina en una concentración de 2%. Esto quiere decir que cada toallita tiene unos veinte miligramos del antibiótico, en base a que cada una está impregnada con un mililitro de la solución.

¿Qué es la eritromicina que utiliza Eridosis para el acné?

Dijimos que como tratamiento se impregnan las toallitas Eridosis para el acné con eritromicina. Este antibiótico pertenece a un grupo llamado macrólidos, donde también encontramos la claritromicina o la azitromicina.

La eritromicina es capaz de combatir muchas bacterias diferentes, pero principalmente se utiliza en el tratamiento del acné porque es activa frente al microorganismo Propionibacterium acnes, el cual se vincula a la formación de las lesiones del acné.

Este medicamento se conoce desde la década de 1950. En 1952 sus descubridores lo publicaron a la comunidad científica. Lo hallaron como producto de un microorganismo que vivía en el suelo de las Islas Panay, en Filipinas. Tuvo buena aceptación en el ámbito médico, pero con el tiempo se limitó su indicación a ciertas patologías precisas, por ejemplo el acné.

El antibiótico es capaz de abordar un amplio espectro de bacterias, inclusive aquellas de difícil tratamiento como los treponemas, micoplasmas y clamidias. En algunos protocolos de tratamiento es el antibiótico de elección, por ejemplo cuando hay infecciones por legionellas, campylobacter o bordetella.

Antibióticos
Eridosis es, básicamente, un antibiótico: eritromicina. Por tanto, debe emplearse con las precauciones de este tipo de medicamentos.

Sigue informándote: Qué son los antibióticos

Tratamientos del acné

Tenemos que entender que el uso de Eridosis para el acné es una opción más en un abanico de opciones terapéuticas para la patología. Sobre todo deberíamos entender que no hay soluciones mágicas, sino tratamiento prolongados.

Además de la eritromicina, otras sustancias se han evaluado y se siguen estudiando para determinar su efecto sobre el acné. Por ejemplo, el peróxido de benzoílo, que suele usarse asociado a la eritromicina para que se potencien y para evitar la resistencia microbiana.

El peróxido de benzoílo también se puede combinar con derivados de la vitamina A, llamados retinoides. Esta combinación combate al Propionibacterium acnés y descama las células de la piel para evitar que las mismas obstruyan los poros cutáneos.

Entre los antibióticos también hay opciones alternativas a la eritromicina. Una de ellas es la doxiciclina. Esta se consume por vía oral y tiene un efecto adverso importante: la foto sensibilidad. Mientras se la consume, la piel se vuelve muy sensible a la luz solar, pudiendo causar enrojecimiento extremo con poca exposición al sol.

La doxicilina también se combina con peróxido de benzoílo y con retinoides para poder indicar menor dosis y evitar la resistencia microbiana. Como vamos viendo, aunque Eridosis para el acné es una opción, no es la única disponible.

Finalmente, el último escalón de tratamiento si fallan las opciones previas es la isotretinoína. Es el fármaco más efectivo contra el acné, peros sus efectos adversos en el hígado requieren un monitoreo constante. Por dicha razón se reserva para casos especiales.

La isotretinoína también genera fotosensibilidad, como la doxiciclina, y en algunos casos sequedad excesiva de labios y fosas nasales. Cuando la sequedad se prolonga en el tiempo, puede llegar a producir sangrados de nariz.

eridosis para el acné
El uso de Eridosis tiene indicación exclusiva para el acné bajo prescripción médica.

Sigue descubriendo: Acné hormonal: causas y tratamientos

Precauciones con Eridosis para el acné

Ya hemos visto que el uso de Eridosis para el acné es una opción más en un grupo de medicamentos. El acné es una patología y no un simple efecto de alteración de la belleza. Por eso, su tratamiento debe ser dirigido médicamente.

Como Eridosis contiene eritromicina, las precauciones a tener son las mismas que se recomiendan para cualquier presentación de dicho antibiótico.

Los estudios científicos no han establecido seguridad del uso de eritromicina durante el embarazo y la lactancia. El antibiótico es capaz de atravesar la placenta y llegar al feto. También se ha encontrado eritromicina en la leche materna.

Si bien no hay fotosensibilidad como con otros antibióticos, la eritromicina puede dar efectos indeseados dermatológicos como:

  • Eritema: enrojecimiento
  • Sequedad de la piel
  • Prurito: picazón
  • Pustulosis exantemática: ampollas

La utilización de antibióticos debe realizarse con precaución por la posibilidad de que se genere resistencia microbiana, es decir, que las bacterias se vuelvan más capaces de soportar el efecto del medicamento, y por ende más difíciles de matar.

Ante la presencia de lesiones en la piel, siempre será preferible realizar una consulta médica y asesorarse. Recuerda que los medicamentos, como Eridosis para el acné, deben ser prescriptos por un profesional y la farmacia no puede venderlos sin la receta correspondiente.

  • Herane, María Isabel. "Actualización terapéutica en acne vulgaris." Dermatol Pediatr Lat 3.1 (2005): 5-19.
  • Kaminsky, Ana, and Rosana Lago. "Tratamiento del acné." Dermatología Argentina 10.3 (2004): 171-184.
  • Pascual, A. Macaya. Guía de tratamientos dermatológicos. Jarpyo, 2007.
  • Farzam K, Quick J. Erythromycin. [Updated 2019 Jun 29]. In: StatPearls [Internet]. Treasure Island (FL): StatPearls Publishing; 2019 Jan-. Available from: https://www.ncbi.nlm.nih.gov/books/NBK532249/
  • Weisblum B. Insights into erythromycin action from studies of its activity as inducer of resistance. Antimicrob Agents Chemother. 1995;39(4):797–805. doi:10.1128/aac.39.4.797