¿Es bueno comer semillas de cáñamo?

Es posible que relaciones el cáñamo con el cannabis pero, a pesar de provenir de la misma planta, no tiene ningún efecto narcótico y sí muchas propiedades beneficiosas para el organismo

Si bien hay mucha controversia en base a esta planta, cuyo nombre científico es Cannabis Sativa, su semilla es rica en proteínas, vitaminas, enzimas, minerales y ácidos Omega 3, 6 y 9. Es posible consumir las semillas de cáñamo y también su aceite, una gran parte de su composición.

¿Cómo añadir cáñamo a nuestra dieta?

Puedes ingerir las semillas de cáñamo enteras y peladas o bien en dos formas más: como leche o como aceite.

En el primer caso, las semillas se pueden conseguir en casas de salud o dietéticas. Tiene una cáscara muy dura, la cuál es imposible de masticar, por lo que se las comercializa ya peladas. Esta alternativa es recomendable como complemento de ensaladas o platos más elaborados como salsas o sopas.

En cuánto al aceite de cáñamo, se encuentra también en varias tiendas y se lo considera “uno de los aceites más sanos”, porque tiene una composición del 80% de ácidos grasos esenciales, siendo una rica y poderosa fuente de Omega 3 y 6. Se puede usar en ensaladas, postres, pasteles o para saltear vegetales.

La leche de cáñamo es un poco más difícil de conseguir pero igualmente se puede preparar en casa, como cualquier otra semilla (por ejemplo alpiste o almendras).

¿Es bueno comer semillas de cáñamo? Propiedades

Las semillas de cáñamo aportan muchas vitaminas, enzimas, minerales, proteína vegetal, potasio, magnesio, zinc, azufre, fósforo, hierro, calcio, fibra y los ya citados Omega 3, 6 y 9. Consumir 100 gramos de este alimento nos aporta 380 calorías, pero a su vez hidratos de carbono (35%), ácidos grasos (35%) y proteínas (25%).

Los ácidos grasos son vitales para el funcionamiento correcto de nuestro organismo, por lo que no engordan y no está restringida su ingesta. Además, el cáñamo previene enfermedades cardiovasculares, ayuda a mejorar la artritis, reduce el colesterol y la presión sanguínea.

Aplicaciones del cáñamo

Además de comerlo en la dieta diaria, el cáñamo se utiliza para realizar fibras textiles por ser ligero; combustibles ecológicos, bioplásticos y lubricantes; celulosa para papel; materiales resistentes de bioconstrucción; cosmética y medicina; materiales aislantes y piezas textiles para automóviles BMW y Audi, entre otros.

Imagen cortesía de Rubyran

Categorías: RecetasRemedios naturales Etiquetas:
Te puede gustar