¿Es bueno dormir en el suelo?

Yamila Papa Pintor·
30 Julio, 2020
¿Alguna vez te has planteado dormir en el suelo? Esta práctica ancestral parece my beneficiosa, pero la realidad es, más bien, otra. Sigue leyendo y descubre por qué.

En los países asiáticos dormir en el suelo es un hábito que forma parte de la cultura ancestral. No obstante, se trata de un tema bastante controvertido.

Si bien se ha creído durante siglos que podría ser beneficioso, hoy en día, los resultados de diversos estudios no opinan lo mismo. Hay que tener en cuenta, de igual forma, que hace tiempo que los habitantes de estos países duermen, en su mayoría, en la cama.

Pero ¿de dónde proviene de manera exacta esta tradición? ¿Se trata de una actividad beneficiosa o de una leyenda que se ha mantenido a lo largo de la historia? Sigue leyendo y descúbrelo.

Dormir en el suelo, una tradición milenaria

La cultura nipona es, cuanto menos, exótica. Japón se distingue de otros países conquistados por los mongoles por ser uno de los pocos que, a pesar de la invasión externa, no varió muchas de sus costumbres, entre ellas, la de dormir en el suelo.

Así pues, en las zonas rurales donde aún se practica, suele usarse un futón o tatami, una estera rellena de paja de arroz, con tejidos verdes en los bordes.

De manera tradicional, las viviendas japonesas antiguas se han construido sobre cimientos a escasos centímetros por encima del suelo. Se cree que esta cumple una función aislante, tanto para el frío como para el calor.

Para los japoneses el suelo es un espacio «sagrado» y, por ende, comer o descansar cerca de él van de la mano con las prácticas espirituales

Lee también: Los momentos antes de irse a dormir condicionan tu sueño

Mitos de dormir en el suelo

No obstante, hoy en día hay que tener cuidado con estas practicas. Si bien hay quien encuentra alivio para algunas dolencias al dormir en el suelo, por lo general, no está recomendado. Veamos por qué.

1. Puede empeorar el dolor de espalda

Dormir en el suelo propicia la relajación y nos ayuda a ahorrar espacio.

Como ya se ha comentado, hay personas que afirman sentir alivio al tumbarse en zonas duras. Sin embargo, este estudio realizado por un equipo del Hospital Ramón y Cajal (Madrid) expone que es mejor dormir en espacios curvos.

En esta investigación se observó que, de los 313 participantes de la muestra, los que habían dormido en una superficie más dura habían sufrido mayores dolores de espalda que los que lo habían hecho en superficies arqueadas.

Por lo tanto, no se recomendaría dormir en el suelo, sobre todo, si se padece de lumbalgia o dolores relacionados. 

Ahora bien, se debe recalcar que todavía hacen falta más investigaciones al respecto.

2. Se está más cerca de la suciedad

Dormir en el suelo implica dormir más cerca del polvo y de los ácaros. No importa lo limpia que esté la habitación, es inevitable que, a la mínima, la suciedad reaparezca. 

El estar en contacto constante con esta clase de microbios puede acabar interfiriendo en tu estado de salud. De la misma forma, hay que tener especial cuidado si se está enfermo, puesto que la exposición sería todavía más peligrosa.

Si has decidido probar este hábito, no lo hagas por tu cuenta y consulta primero con tu médico. Él sabrá darte las mejores pautas al respecto.

Ver también: Consejos para despejar la mente y dormir mejor

3. Aumenta la exposición al frío

Dormir en el suelo también nos ayuda a combatir el lumbago, mejorar la postura y dormir mejor.

Si eres una persona friolera, el suelo no es para ti. A no ser que se tenga un sistema de calefacción que irradie directamente desde la superficie, es probable que pases frío al dormir, sobre todo en invierno.

Esto puede provocar que te resfríes, e, incluso, contracturas de espalda. Tratar de conciliar el sueño mientras se tirita no es lo más apetecible del mundo, y es común que el cuerpo se tense lo que, a su vez, podría dar lugar a dolor en esa zona.

Si quieres probarlo, es mejor que lo hagas en verano, y siempre con una manta al lado, por si acaso.

Consulta con un especialista primero

Muchas personas eligen dormir en el suelo sin consultar con su médico. Esto, a largo plazo, podría ser peligroso, sobre todo, si se padece alguna enfermedad.

Es importante no fiarse de cualquier información. Si bien no tiene por qué provocar daños excesivos, este hábito puede empeorar la calidad de vida de personas con problemas previos. Ante la más mínima duda, consulta con un especialista. Tu salud te lo agradecerá.

  • VV.AA. (2003).Effect of firmness of mattress on chronic non-specific low-back pain: randomised, double-blind, controlled, multicentre trial. https://www.thelancet.com/journals/lancet/article/PIIS0140-6736(03)14792-7/fulltext