¿Es bueno tomar un pomelo (toronja) en ayunas?

El pomelo solo te aporta 40 calorías por cada 100 gramos, por lo que es una fruta muy recomendable si estás intentado perder peso

A menudo hablamos de los beneficios de tomar cierto alimentos en ayunas, como un diente de ajo o un vaso de agua tibia con limón. Son remedios que nos ayudan a depurar y que, además, nos protegen frente a enfermedades. Hoy queremos hablarte de los beneficios de tomar un pomelo (o toronja) nada más levantarse.

Son muchas las personas que suelen incluir esta fruta en sus desayunos y que la consumen en ayunas, esperando con ello perder algunos kilos. ¿Es esto verdad? ¿Es el pomelo realmente adecuado para quemar grasa? ¿Es bueno tomarlos en ayunas? ¡Te lo explicamos!

¿Es adecuado tomar un pomelo en ayunas?

Desde luego, el pomelo o toronja es un excelente modo de empezar el día. Si lo tomamos en ayunas nos va a aportar innumerables beneficios justo en ese momento en que nuestro estómago está vacío. Te explicamos por qué:

1. Depura y fortalece la sangre

Pomelos partidos

Tomar un pomelo en nuestro desayuno es una de las formas más saludables de empezar el día. A pesar de que su sabor ácido nos puede incomodar, no podemos olvidar que en su pulpa se encierran esos tesoros naturales que nos van a ayudar a depurar y fortalecer el organismo en esas primeras horas del día. ¡Es muy medicinal!

Obtendremos vitamina C, vitamina A y B, ácido fólico, magnesio, calcio, potasioy nos beneficiaremos además de sus propiedades antisépticas y tonificantes, excelentes para depurar la sangre y fortificar los vasos sanguíneos.

2. Protege tu corazón

Basta con tomar un pomelo al día y, en especial, nada más levantarnos para ofrecerle a nuestro corazón todo un cóctel de vitaminas y minerales que lo van a fortalecer. Gracias a sus principios activos conseguiremos reducir el colesterol malo en un 15,5% y en un 27% los triglicéridos.

¿Un consejo? Cuanto más rojo sea el pomelo, más beneficios nos aportará, ya que ello indica mayor concentración de antioxidantes.

Te puede interesar: Por qué son importantes los antioxidantes

3. Acelera tu metabolismo

El pomelo tiene muchas vitaminas y muy pocas calorías, es diurético y depurativo. Es decir, es un medio sencillo y eficaz de eliminar toxinas.

Además, gracias a su elevado índice de antioxidantes y vitamina C, nos va a ayudar a aumentar el metabolismo y, lo que es también muy interesante, estabilizar el nivel de azúcar en sangre y la insulina.

Todo ello se traduce en que conseguiremos que nuestro desayuno sea muy saludable y todo un aporte de vitaminas adecuadas para que empezar el día.

¿Es la toronja un remedio eficaz para perder peso?

Pomelo o toronja

El pomelo nos puede ayudar a perder peso. No obstante, hemos de tener en cuenta unas ideas muy importantes:

  • Nos ayuda a eliminar líquidos y a depurar, pero por sí solo no va a conseguir que perdamos grasa. Es decir, nunca debemos seguir dietas restrictivas a base de esta fruta para adelgazar. Se trata de un complemento en tu dieta para hacerla más saludable y equilibrada.
  • No hay evidencias claras de que la toronja queme grasas. Lo que hace es que nos permite poner en marcha nuestro metabolismo y, si seguimos una dieta adecuada baja en grasas y con algo de ejercicio, entonces lograremos bajar de peso.

Ahora bien, no creas que por sí solo va a hacer que pierdas esos kilos de más. Toma un pomelo en tus desayunos o antes de tus comidas, pero no bases tu dieta exclusivamente en esta fruta.

No te pierdas: 7 alimentos diuréticos que te conviene añadir en tu dieta

¿Cómo puedo tomar pomelo por las mañanas?

Jugo, una forma de tomar un pomelo por la mañana

Existen opciones muy saludables que te pueden dar varias ideas sobre cómo preparar el pomelo para tomarlo por la mañana y que te sea más agradable. ¿Cogemos papel y lápiz?

  • Puedes prepararte un jugo natural. No obstante, recuerda que para beneficiarnos por completo de esta fruta hay que consumir su pulpa, no solo su jugo. Evita los jugos envasados, suelen incluir conservantes y azúcares, con lo cual dejará de ser una bebida saludable.
  • Abre un pomelo por la mitad y añade por encima dos cucharadas de miel (no incluyas nunca azúcar blanco).
  • Corta medio pomelo a trocitos e inclúyelo en un tazón con yogur blanco o griego.
  • Parte un pomelo por la mitad y deja caer por encima dos nueces trituradas y unas almendras.
  • Prepárate un tazón con medio pomelo y tres fresas cortadas a trocitos.

Consume esta fruta medicinal como desees, pero recuerda siempre que será más adecuado consumir su pulpa para beneficiarnos de todos sus componentes. Elige siempre un pomelo natural, y cuanto más rojo sea, mejor. ¡Más antioxidantes!

Lo ideal es tomar un pomelo mediano o medio, si este es muy grande, y siempre por las mañanas. Verás cómo lo nota tu cuerpo.