Es importante cuidar la salud desde joven

Igual de importante que una buena alimentación es el practicar ejercicio físico, así como conseguir un descanso adecuado, dado que todo termina repercutiendo en nuestra salud

Es realmente importante empezar a cuidarnos desde muy jóvenes si queremos llegar a la edad madura disfrutando de una excelente salud, sea esta tanto física como mental.

Muchos expertos en esta área de la salud coinciden en estos puntos de vista, y absolutamente todos están de acuerdo en que se deben adoptar hábitos de vida más saludables, tanto en la alimentación como en el cuidado físico.

¿Qué problemas nos puede generar el no cuidarnos?

Los malos hábitos alimenticios son los que más problemas generan; el consumo de alimentos industrializados o ‘de paquete’ como las patatas fritas y otros similares, las comidas ‘rápidas’ o comida ‘chatarra’, tales como las hamburguesas, los perros calientes o las pizzas se han popularizado de una manera descomunal, ya que por el corre-corre del trabajo sólo hay tiempo para comer algo “ligero“, con lo cual nos referimos a uno de estos platos que aunque son bien sabrosos cuentan con un alto contenido de grasas, carbohidratos y azúcares que aumentarán rápidamente la grasa, y por consiguiente el peso corporal de quienes los consumen muy a menudo. Es allí donde radica el gran problema, ya que estas personas tienen un alto riesgo de sufrir obesidad, y con esa obesidad llegarán problemas aún peores, como el padecimiento de enfermedades como la diabetes tipo II, la presión arterial y problemas cardiovasculares, entre muchas otras.

¿Qué más podemos hacer a favor de nuestra salud?

Si acaso perteneces al grupo de personas a las que les encanta consumir muy a menudo las comidas ‘rápidas’, te tengo la buena noticia de que aún estás a tiempo de parar y empezar a cuidarte, adoptando hábitos alimenticios más saludables, evitando el sedentarismo e incorporando actividades físicas a tu rutina diaria.

Algo muy importante que también debes tener en cuenta, es poder tener un descanso reparador, durmiendo suficiente y tener tiempo para la recreación, de esta manera podrás bajar tus niveles de estrés, los cuales también pueden ser la causa de algunas enfermedades; además por esta razón se puede sufrir de ansiedad, la cual se calma comiendo compulsivamente, llevando de esta forma a la persona que la sufre a tener obesidad.

Si es el caso de tener unos niveles de estrés muy altos, debes acudir a algunos ejercicios de relajación, o simplemente realizar caminatas al aire libre, escuchando sólo el sonido de la naturaleza, el ruido de un río, de una cascada; el sonido de las aguas al correr es un relajante extraordinario, si haces la prueba verás que te sentirás mucho mejor, y al regresar a tus labores diarias estarás como nuevo.

¿Cómo podemos educar sobre esto a nuestros niños?

Es algo un poco complicado inculcarles a nuestros hijos buenos hábitos alimenticios, porque en cada esquina hay la clase de alimentos muy llamativos para ellos, pero no es imposible, ya que desde el hogar vienen las costumbres y lo que el niño ve hacer es lo que aprende. Si papá y mamá comen chatarra, el niño —por supuesto— la comerá muy a gusto, pero si por el contrario los padres saben comer saludablemente, el niño así lo aprenderá. Lo cual se traduciría en la mejor forma de lograr llegar a la edad adulta siendo muy saludables.

Imagen cortesía de Lincetiare

Categorías: Buenos hábitos Etiquetas:
Te puede gustar