¿Es mejor hacer yoga en lugar de levantar pesas?

Óscar Dorado · 14 junio, 2018
El yoga y las pesas son dos formas ideales de mantenerte en forma. Aunque de maneras muy diferentes, ambas opciones nos ayudan a ganar músculo y a encontrarnos mejor con nosotros mismos.

El yoga y las pesas son dos formas totalmente distintas de mantener tu cuerpo en forma. Teniendo en cuenta que se recomienda realizar algún tipo de entrenamiento de fuerza al menos dos veces a la semana, ambas opciones son ideales para lograr un buen estado físico.

Sin embargo, surge una pregunta: ¿es mejor hacer yoga en lugar de levantar pesas? Ciertamente, con el yoga puedes aumentar el tono y la definición muscular. Eso sí, estás limitado a levantar tu propio peso corporal.

Por ello, puede tomar más destreza, tiempo y determinación de la que tendrías al levantar pesas. A continuación, vamos a ver cual de las dos formas de practicar ejercicio es más saludable.

¿Es mejor hacer yoga en lugar de levantar pesas?

¿Por qué ibas a perder tanto tiempo en el gimnasio trabajando cada parte de tu cuerpo por separado cuando puedes conectar todos los puntos y hacerlo todo de una vez con el yoga? A continuación, te mostramos los puntos fuertes que indican que es mejor hacer yoga en lugar de levantar pesas. ¡Toma nota!

1. Beneficios físicos del yoga

En primer lugar, hay algo que debes tomar en consideración: ninguna cantidad de levantamiento de pesas va a hacer que tus brazos estén tan fuertes como el hecho de sostener tu propio peso corporal, tal y como sucede en el yoga.

Además, prácticamente todo lo que haces en el yoga es relacionarte contigo mismo, desde las poses centradas en el núcleo hasta el movimiento de una pose a otra. El yoga te permite aumentar el latido de tu corazón, fortalecer tus músculos y alargarlos a la vez.

2. ¡El yoga no es un deporte competitivo!

Mientras que algunas personas prosperan tratando de ser las más rápidas en la clase de spinning, en el yoga no importa lo que los demás estén haciendo.

No existe comparación ni competencia: solo compites contigo mismo.

3. Ahorras dinero

Todo lo que necesitas para practicar yoga eres tú. Puedes usar cualquier pieza de ropa que te permita moverte, y ni siquiera necesitas una esterilla de yoga, ya que la hierba y la alfombra funcionan bien. Además, si quieres algo de inspiración puedes encontrar muchos vídeos gratuitos en línea.

Recuerda que no importa si estás en casa, en la oficina, o incluso en la calle.

“El yoga es un camino hacia la libertad. Con su práctica constante, nos podemos liberar del miedo, angustia y soledad”

–Indra Devi–

4. El yoga te ayudará a perder peso

Practicar yoga cambia tu mente: renueva la forma de enfrentarse a la vida, al cuerpo y la alimentación. Ciertamente, el yoga muestra cómo apreciar tu cuerpo por todas las cosas increíbles que puede hacer por ti. Así, te ayuda a llenarlo con el mejor combustible posible en lugar de comida chatarra.

  • El hecho de cambiar de opinión y tomar conciencia sobre una correcta alimentación es una herramienta de pérdida de peso mucho más efectiva que quemar un montón de calorías en cualquier clase de fitness o de levantamiento de pesas.

5. Sin heridas

Con el yoga, aprendes a unir cuerpo y mente. Esto permite moverse con facilidad y prestar atención a cómo se siente el cuerpo en cada momento.

El  yoga ofrece una forma de fuerza más funcional que el entrenamiento con pesas tradicional. Puedes fortalecerte practicando yoga, pero el entrenamiento de fuerza con pesas ofrece sus propios beneficios únicos.

6. El yoga te da flexibilidad y movilidad

El yoga es una forma divertida de aumentar la flexibilidad y la movilidad de tu cuerpo. Los entrenamientos de pesas se centran principalmente en el levantamiento y en no en aumentar la flexibilidad del cuerpo.

  • Debes saber que la flexibilidad es un factor esencial para una buena postura y para lograr el bienestar corporal.
  • El yoga, sin ejercer una gran presión sobre el cuerpo, también puede ir más allá de los límites, además de aumentar gradualmente la flexibilidad.

Lo más importante es que encuentres una forma de trabajar tu cuerpo, con el objetivo de que se vuelva más fuerte y flexible. Recuerda que no tienes que elegir. Puedes combinar el entrenamiento de yoga y levantar pesas para obtener aún más beneficios.

Te recomendamos tomarte el tiempo para explorar y encontrar aquellos ejercicios con los que realmente disfrutes. Así podrás convertirlos en un hábito de por vida.