¿Es posible disolver de forma natural los cálculos renales?

Yamila Papa Pintor·
24 Julio, 2020
Eliminar los cálculos naturalmente probablemente no nos sea posible. Lo más seguro es que necesitemos al menos analgésicos, pero lo mejor será consultar con el médico cuanto antes.
 

Los cálculos renales (litiasis renal, nefrolitiasis) son depósitos duros de minerales y sales que se forman dentro de los riñones. Aquellos que los han sufrido dicen que no hay dolor más grande e incómodo. Lo cierto es que eliminar cálculos renales no es sencillo, especialmente cuando han alcanzado cierto tamaño.

La pregunta es, ¿pueden estos cálculos renales eliminarse sin tener que recurrir a una cirugía y/o medicamentos?

Datos sobre los cálculos renales

Las piedras en los riñones se pueden formar por diversas causas y son muy dolorosas en el proceso de expulsión, además de que producen ardor al orinar. Se pueden relacionar con infecciones en el tracto urinario o por una predisposición a formarlos (por herencia, por tratamientos médicos, etc).

Otras consecuencias de los cálculos renales son los vómitos, las náuseas o la orina con sangre. Este último síntoma puede ser una situación muy traumática, pero que nos servirá para darnos cuenta de que algo no está bien y que debemos consultar a un médico sin falta.

Consejos para prevenir y ayudar a eliminar cálculos renales

Ten en cuenta que los cálculos pueden volver a formarse si no realizamos una prevención adecuada. Por ello, a continuación te presentamos estos tres consejos que pueden ser usados como tratamiento para prevenir los cálculos renales.

1. Beber mucho líquido

Mujer bebiendo agua
 

Sobre todo agua. Si bien puedes no sentirte con ganas de beber líquidos, no dejes de hacerlo, porque es muy importante que te mantengas hidratado si has tenido problemas renales como cálculos alguna vez.

Cuando en los riñones se acumulan elementos como el oxalato, el calcio y el ácido úrico se dan todos los factores necesarios para que se formen piedras, es decir, cristales o sólidos que al descender por la orina pueden doler mucho.

Entonces, no dejes de beber agua o zumos lo más que puedas, aunque sea invierno. Se aconsejan dos litros por día si eres adulto. En invierno lo puedes suplantar por té o infusiones.

Lee también: 7 maneras de tomar más agua

2. Adaptar la dieta según a qué piedra nos enfrentemos

Frutas y verduras par ayudar a eliminar los cálculos renales

Existen algunos alimentos que son muy buenos para prevenir la aparición de cálculos renales y a su vez, para aumentar tus defensas y reforzar el sistema inmunitario. Esto ayuda a evitar otras enfermedades o cuadros desagradables que podrían agravar todavía más el dolor.

Se aconseja consumir ciertos alimentos según el tipo de piedra que suela formarse, para evitar que se formen y que se acumule calcio en las regiones proclives a crear los tan indeseados cálculos, como pueden ser los riñones, la vejiga o el tracto urinario en general.

 

No te pierdas: 7 alimentos diuréticos que te conviene añadir en tu dieta

Según el tipo de piedra que haya tenido, es posible prevenir futuros piedras en los riñones al hacer cambios en la cantidad de sodio, proteína animal, calcio u oxalato en los alimentos que come. En cualquier caso, lo propio será consultar con un profesional cuál es la dieta más adecuada en nuestro caso.

A continuación te dejamos recomendaciones dietéticas, según la afección, del Instituto Nacional de Diabetes y de Enfermedades Digestivas y del Riñón:

Piedras de oxalato de calcio

Reducir el oxalato

Si se ha tenido una piedra de oxalato de calcio, tal vez se deba evitar los siguientes alimentos para reducir la cantidad de oxalato en la orina:

  • nueces y productos de nueces o frutos secos
  • cacahuetes (o maníes), que son legumbres y no nueces, y que tienen un contenido alto de oxalato
  • ruibarbo
  • espinacas
  • salvado de trigo

Pregúntele a un profesional de la salud qué otras fuentes de oxalato hay y la cantidad de oxalato que debe haber en lo que come.

Reducir el sodio

La probabilidad de tener piedras en los riñones aumenta cuando consume más sodio. El sodio es una parte de la sal. Muchos de los alimentos enlatados y empaquetados y las comidas rápidas tienen sodio. Muchos condimentos, aderezos y carnes también lo tienen.

Pregúntele a un profesional de la salud cuánto sodio debe haber en lo que come.

Limitar la proteína animal

Comer proteínas provenientes de animales puede aumentar la probabilidad de tener piedras en los riñones.

 

Un profesional de la salud puede indicarle que limite el consumo de proteínas animales, incluyendo:

  • carne, pollo y carne de cerdo, especialmente las vísceras
  • huevos
  • pescados y mariscos
  • leche, queso y otros productos lácteos

Aun cuando tenga que limitar la cantidad de proteína animal que come cada día, es necesario asegurarse de que obtenga suficiente proteína. Considere la posibilidad de reemplazar algunas de las proteínas animales en su dieta típica con frijoles, guisantes secos, y lentejas. Estos son alimentos vegetales que tienen alto contenido de proteínas y bajo contenido de oxalato.

Pregúntele a un profesional de la salud cuánta proteína debe comer en total y cuánta debe provenir de alimentos de origen animal o vegetal.

Obtenga suficiente calcio de los alimentos

En las cantidades correctas, el calcio puede bloquear otras sustancias en el tubo digestivo que pueden causar piedras. Pregúntele a un profesional de la salud qué cantidad de calcio debe consumir para ayudar a evitar que se le formen más piedras de oxalato de calcio y para tener huesos fuertes.

Piedras de fosfato de calcio

En este caso se recomienda algo similar a cuando se ha padecido piedras de oxalato de calcio:

  • Reducir el sodio
  • Limitar el consumo de proteína animal
  • Obtener suficiente calcio de los alimentos

Piedras de ácido úrico

En este caso se recomienda, principalmente, limitar el consumo de proteína animal.

Piedras de cisteína

Tomar la cantidad suficiente de líquido, sobre todo agua, es el cambio más importante en el estilo de vida que usted puede hacer para evitar que se formen las piedras de cistina. Pregúntele a un profesional de la salud cuánto líquido debería tomar.

 

 

La alimentación puede tener un papel en prevenir los cálculos renales. En cuanto a su eliminación, probablemente no nos sea posible llevarla a cabo sin analgésicos. En cualquier caso, lo mejor es consultar con el médico en el momento en el que notemos los síntomas.

  • Miller, N. L., & Lingeman, J. E. (2007). Management of kidney stones. British Medical Journal. https://doi.org/10.1136/bmj.39113.480185.80
  • Heilberg, I. P., & Goldfarb, D. S. (2013). Optimum Nutrition for Kidney Stone Disease. Advances in Chronic Kidney Disease. https://doi.org/10.1053/j.ackd.2012.12.001
  • Han, H., Segal, A. M., Seifter, J. L., & Dwyer, J. T. (2015). Nutritional Management of Kidney Stones (Nephrolithiasis). Clinical Nutrition Research. https://doi.org/10.7762/cnr.2015.4.3.137
  • Horswill, C. A., & Janas, L. M. (2011). Hydration and Health. American Journal of Lifestyle Medicine. https://doi.org/10.1177/1559827610392707
  • Frassetto, L., & Kohlstadt, I. (2011). Treatment and prevention of kidney stones: an update. American Family Physician.
  • Hon, S. L. (2014). Vitamin C (Ascorbic Acid). In Encyclopedia of Toxicology: Third Edition. https://doi.org/10.1016/B978-0-12-386454-3.01250-1