¿Es posible eliminar el dolor de forma inmediata?

3 octubre, 2019
Este artículo fue redactado y avalado por el médico Nelton Abdon Ramos Rojas
Según diversas corrientes alternativas, sería posible tanto tratar como eliminar el dolor mediante el ejercicio del "control mental" y la "eliminación de pensamientos y emociones negativas".

En Oriente se ha considerado que el dolor viene a ser una consecuencia derivada de lo que tenemos en nuestra mente, tratándose, así, de algo más allá de lo físico. Visto de esa manera, el dolor se puede entender como un «fallo» en el flujo de la energía.

En el ámbito de la medicina alternativa y las pseudoterapias, se considera que para «eliminar» el dolor se tiene que trabajar en aspectos como las emociones negativas, los miedos, las fobias y afines.

Según el portal de la International Association for the Study of Pain (IASP), el dolor se define como una experiencia sensorial y emocional desagradable, asociada con una lesión (presente o potencial) o descrita en términos de la misma.

El papel de la mente en la percepción del dolor (según las pseudoterapias)

aliviar el dolor

El equilibrio entre la mente, el cuerpo y el espíritu es un aspecto fundamental que destacan muchas corrientes alternativas. Sin embargo, escudriñar en el plano energético y pretender tratar o incluso sanar a un paciente solo con esto es un acto irresponsable. 

Según la medicina alternativa, el organismo cuenta con sistemas de energía que, a su vez, tienen varios circuitos y conexiones, los cuales son manejados por un «bioordenador central». Las enfermedades (físicas y mentales) serían, entonces, provocadas por un desequilibrio energético que podría corregirse mediante técnicas de «reprogramación». 

En caso de tener una enfermedad física o malestar emocional, sería necesario «reprogramar» el ordenador central para poder volver a gozar de bienestar. Dicho bioordenador se encontraría en la médula espinal.

Preocuparse por cuidar, mantener o mejorar (según sea el caso) la salud mental para gozar de bienestar a diario y disfrutar de una sensación de equilibrio es más que recomendable, siempre y cuando se busque la ayuda psicológica adecuada. No obstante, pretender que mediante el control mental se solucionen problemas de salud como una fractura o un dolor articular, por ejemplo, no es realista.

El método cuántico

mente

Según afirman sus seguidores, el método cuántico no buscaría paliar los síntomas o ayudar a gestionar el dolor o la enfermedad. Más bien, trataría de identificar los factores clave y encontrar la raíz de aquello que está causando dolor.

Una vez identificado aquello que causa el dolor, se podría trabajar en ello para eliminar la molestia. Al eliminar o corregir la raíz del problema se haría posible también la eliminación tanto de síntomas físicos como de los problemas emocionales, como miedos, fobias y limitaciones. Entonces, con el método cuántico se producirían cambios profundos de percepción inmediata.

La técnica consiste en pensar/dejar de pensar/pensar/sentir/percibir si algo es fuerte o débil, para encontrar la debilidades principales subyacentes al problema.

Posteriormente se «borraría» su efecto acumulativo, corrigiendo el problema o dolencia desde el núcleo que lo ha causado. Para poder llegar a este punto, sería necesario alcanzar un «estado mental neutral».

En este sentido, y según se expone en el libro La educación cuántica, «la auténtica sanación se halla en el interior de las personas, pues solo con el conocimiento de sí mismo se puede lograr la sabiduría que sana todo sufrimiento», pero es evidente que ello no tienen ningún fundamento científico, por lo que, y como ya venimos repitiendo antes, acudir al médico es primordial y lo que se debe hacer en caso de enfermedad.

Para tratar el dolor, hay que seguir las indicaciones del médico

El abordaje del dolor es una cuestión delicada que no puede tomarse a la ligera ni dejarse en manos de las pseudoterapias o la medicina alternativa.

No se le puede pedir a un paciente con artritis que «controle sus emociones y pensamientos» para dejar de experimentar dolor de inmediato porque sería una irresponsabilidad, y tampoco le brindaría ningún beneficio real.

En definitiva, para tratar el dolor y obtener alivio, lo adecuado es acudir al médico y seguir sus indicaciones. 

  • Oliva, A. (2014). Ana Oliva bases científicas de la medicina energética y cuántica.
  • Arias-Carrión, Ó., Olivares-Bañuelos, T., & Drucker-Colín, R. (2007). Neurogénesis en el cerebro adulto. Revista de Neurologia. https://doi.org/10.1103/PhysRevLett.108.203001
  • Belmonte, C. (2007). Emociones y cerebro. Real Revista de Ciencias Exactas, Fisicas y Naturales.
  • Bohr, Niel: (1934) “Teoría Atómica y Descripción de la Naturaleza” (“Atomic Theory and Description of Nature”).
  • Martos, A. (2015). La educación cuántica. Málaga: Corona Borealis.