¿Es posible eliminar los hongos de las uñas con remedios naturales?

03 Marzo, 2020
Este artículo ha sido escrito y verificado por el médico Nelton Abdon Ramos Rojas
Antes que recurrir a los remedios naturales, es recomendable acudir al médico para recibir las opciones de tratamiento más adecuadas para nuestro caso.
 

Los hongos de las uñas son antiestéticos y muy molestos. Por ello, es necesario prevenirlos a través de la práctica de buenos hábitos de vida, dentro de los cuales destacan la puesta en práctica de las medidas de higiene y cuidado personal. Por ejemplo, secarse muy bien los pies después de bañarse es una hábito sencillo que contribuye en gran medida con la prevención de infecciones en los pies.

La aparición de los hongos de las uñas u onicomicosis es una infección contagiosa de la superficie de la uña. Generalmente no provoca dolor, pero las uñas presentan una textura, grosor y color anormales. Así, las uñas toman un color amarillento o blanquecino. También se tornan más gruesas y frágiles de lo normal. Esta condición pueden darse tanto en las uñas de los pies como en las de las manos.

Aunque no son peligrosos, los hongos sí generan muchas incomodidades y pueden incluso afectar la autoestima de la persona, por cuestiones estéticas.

Si bien es cierto que el mejor remedio siempre es la prevención, una vez que se presenta la infección es conveniente conocer qué es lo que se puede hacer y en qué punto es recomendable consultar con el médico.

Remedios naturales para eliminar los hongos de las uñas

Los hongos de las uñas son un problema que no debe tratarse con remedios naturales en primera instancia, ya que esto puede resultar contraproducente. Sobre todo, cuando causan dolor, engrosamiento y deformidad en las uñas.

Cuando la infección es leve y no causa molestias, por lo general, no es necesario un tratamiento. En cambio, cuando es doloroso y provoca otros síntomas, hay que acudir al médico para un chequeo, diagnóstico y tratamiento adecuado.

 

Además de pautar un tratamiento en concreto, es posible que el profesional autorice el uso algún remedio natural, a modo de complemento, sin embargo, hará hincapié en la importancia de mantener una buena higiene por encima de la aplicación del remedio.

Los siguientes remedios naturales son algunas de las opciones más comentadas. Sin embargo, esto no quiere decir que sean 100 % eficaces o infalibles.

Nota importante: en caso de tener algún trastorno en la piel, es recomendable consultar con el dermatólogo antes de proceder a aplicar un remedio para eliminar los hongos en las uñas. En especial si incluyen mezclas con sustancias muy abrasivas.

1. Aceite de árbol de té

A pesar de la falta de evidencias sobre sus buenos resultados en la uña infectada, no es peligroso. Siempre y cuando no lo ingiramos, su uso antibacteriano parece ser bueno para aliviar problemas como el acné o el exceso de caspa, tal y como lo señalan los expertos de Mayo Clinic.

Para aplicarlo, primero debes lavar tus pies antes de aplicarte el aceite, manteniéndolos en agua tibia durante 20 minutos. Sécalos bien, luego corta y lima la uña para ir eliminando la parte dañada. Después, remoja un algodón estéril empapado en aceite de árbol del té y aplícalo sobre el lecho ungueal y alrededor de los bordes de la uña.

Coloca una gasa limpia sobre el algodón empapado. De esta forma se mantiene el contacto del aceite con la uña afectada. Se debe aplicar al menos durante una hora y repetir el proceso dos veces al día. Se continuará con este tratamiento hasta que los hongos hayan desaparecido.

 
Aceite árbol de té

2. Aceite de orégano

Por su contenido de timol se dice que el aceite de orégano tiene propiedades antibacterianas y antifúngicas. Por esta razón, se ha considerado como una opción para tratar los hongos de los pies.

Se dice que hay que frotar unas gotas de aceite de orégano sobre la uña afectada dos o tres veces al día. Este es un producto fuerte, razón por la cual es conveniente consultar con el médico antes de proceder a su aplicación, sobre todo, si se padece un trastorno cutáneo (dermatitis, psoriasis, etc.).

Aceite de orégano

3. Vinagre

Muchas personas creen que empapando los pies en vinagre pueden eliminar los hongos en las uñas. Sin embargo, un estudio publicado en el año 2015 indica que no se ha demostrado que el uso de vinagre surta algún efecto en los casos de onicomicosis. Por lo tanto, no avala la capacidad antibacteriana del vinagre.

 

Para prepararlo, se mezclaría una parte de vinagre y dos partes de agua. Deben sumergirse los pies en la mezcla unos minutos al día. En caso de que se produzca irritación, debemos consultar con un especialista, pues podría deberse a una reacción alérgica.

4. Infusión Pau d’Arco

Se debe de preparar una infusión con una bolsita de té de Pau d’Arco y dejar reposar unos 10 minutos. Después se debe aplicar la bolsita de té húmeda directamente sobre la uña afectada. Dejaremos actuar durante unos minutos y luego secaremos muy bien los pies con una toalla.

Te puede interesar: Pie de atleta

A tener en cuenta

Si el médico lo autoriza, es posible recurrir a los remedios mencionados anteriormente como parte de la rutina de cuidado para eliminar los hongos de las uñas. Hay que recordar que en algunos casos, puede que sean necesarios, pero en otros no. Todo dependerá de la causa y la gravedad del problema.

 
  • Acevedo, Diofanor, Navarro, Mario, & Monroy, Luis. (2013). Composición Química del Aceite Escencial de Hojas de Orégano (Origanum vulgare). Información tecnológica, 24(4), 43-48. https://dx.doi.org/10.4067/S0718-07642013000400005
  • Fungal nail infections. (2014, September 30) cdc.gov/fungal/nail-infections.html
  • Marchese, A., Orhan, I. E., Daglia, M., Barbieri, R., Di Lorenzo, A., Nabavi, S. F., … Nabavi, S. M. (2016, November 1). Antibacterial and antifungal activities of thymol: A brief review of the literature [Abstract]. Food Chemistry, 210: 402-414 sciencedirect.com/science/article/pii/S0308814616306392
  • Woods-Panzaru, S., Nelson, D., McCollum, G., Ballard, L. M., Millar, B. C., Maeda, Y., … Moore, J. E. (2009, January). An examination of antibacterial and antifungal properties of constituents described in traditional Ulster cures and remedies. Ulster Medical Journal, 78(1), 13-15 ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC2629014/